miércoles, febrero 8, 2023
InicioTu opinión cuentaReclamo al buen trato y al cumplimiento de las Normas vigentes de...

Reclamo al buen trato y al cumplimiento de las Normas vigentes de Protección al consumidor

Reclamo al buen trato y al cumplimiento de las Normas vigentes de Protección al Consumidor
Dulcería La Violetica. (TIEMPO21 FOTO /Rey Betancourt).

Contenido generado por usuarios

Oscar Ovidio Calzadilla Pérez
calzadilla1984@gmail.com

En la tarde del 6 de agosto accedí por segunda vez a la nueva dulcería La Violetica. La primera vez no quedé en realidad muy satisfecho en cuanto a la variedad de ofertas, pero como ya eran pasadas las 4.00 pm valoré la hora como factor de declive y no a la entidad en sí misma; no obstante me llamó la atención la lentitud y poca cantidad de personas que permitían pasar hacía el interior, pese al sol del exterior y el calor atormentante del verano. En esta segunda visita, también pasada la misma hora, la experiencia no fue menos satisfactoria, y ya no tengo la autocomplacencia de que el factor sea la hora, por ello a continuación enumero las insatisfacciones vividas:

a) La cifra de clientes que la responsable de la entrada permite acceder al local, nuevamente fue poca de 2 en 2, pese a que el recinto recién inaugurado está correctamente climatizado y cuenta con espacio suficiente respecto a la porción de metros cuadrados. Con 8 minutos de espera entre un grupo de personas y otro, por dos veces consecutivas. Luego los trabajadores me argumentaron el administrador solo permite 5 personas dentro del local.

b) Al entrar al recinto, la responsable de acceso no ofrece las buenas tardes a los clientes, muchacha joven y agradable a la vista, pero deja que pensar de su educación y formación recibida. Inicialmente le exigí antes de tirarme la puerta en la cara por qué solo dos personas para acceder si había espacio y llevábamos tiempo innecesario esperando al sol, a lo cual me impuse y de forma firme y educada le expresé que “Lo sentía pero había espacio y era mi derecho pasar y ser bien atendido”.

c) Al solicitar el libro de quejas y sugerencias, y el acceso al administrador estos me explicaron que el primero no lo tenían en su poder que estaba trancado en la oficina del compañero administrador, y que este último no se encontraba en ese momento, las razones no las pudieron explicar como tampoco con claridad su nombre completo.

Ante los reclamos la expendedora y la responsable de puerta me presentaron al Jefe de Turno, el cual pese a su trato educado y amable, no pudo dar respuesta convincente a los reclamos.

No acostumbro a demeritar ninguna obra humana, eso lo aprendí de José Martí, Luz y Caballero, Varela y nuestro Fidel Castro, maestro al fin estimulo lo bueno, y si es para el bien común lo aplaudo; las ofertas fueron más variadas y de mayor calidad en elaboración, felicitaciones a los maestros dulceros, que no son precisamente los que expiden el recurso.

Es mi derecho constitucional exigir y cumplir mis deberes, y es mi obligación como militante del Partido Comunista de Cuba exigir que se cumplan las políticas estatales de atención a la ciudadanía, y que las inversiones del estado para el bien común valgan la pena. Más allá de lo económico, me refiero al factor humano, a la sensibilidad y respeto, y para que estos tres últimas se den en cualquier lugar de mi país no siempre se necesitan recursos, sino identidad, vergüenza y dignidad.

A continuación les preciso los derechos de las normas legales vigentes de los consumidores violados, y por los que reclamo:

i).- tener la oportunidad de participar e intercambiar opiniones en los procesos de decisiones que los afecten, que facilite la formación de un consumidor consciente;

k).- disponer de vías y mecanismos para la solución de cualquier insatisfacción, así como conflictos entre consumidores y proveedores, por daños, individuales o colectivos, tanto por la vía administrativa como judicial.

Por otra parte, en el Capítulo 7 del Reglamento Disciplinario Ramal del Comercio, Resolución 228/14 del Ministerio de Comercio Interior, se establece, dentro de las prohibiciones específicas de los trabajadores del comercio minorista de bienes de consumo, las siguientes:

b).- violar el orden establecido para la atención de los clientes;

d).- limitar el acceso de los clientes existiendo capacidad para los mismos.

Sea este comentario un llamado a una mejor gestión administrativa ante la queja, una apelación a la conciencia social de los trabajadores de la institución, a la identidad con esta y con todo lo que hace la dirección del Partido Comunista y el Gobierno del territorio de Las Tunas hace por una ciudad especial por su cultura, su historia y la vergüenza de su pueblo.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Radio Victoria en Vivo

Últimas Noticias