Constatan desarrollo de la industria metalúrgica en Las Tunas
A pesar de las limitaciones con varias materias primas no se ha detenido la actividad productiva y económica en la provincia. (FOTO/De Leidys Labrador Herrera)

Economía en Las Tunas por nuevos derroteros de cara al cierre de 2020

Las Tunas.- A poco más de 210 millones de pesos  ascendieron los gastos y las pérdidas a la economía en la provincia de Las Tunas durante los siete meses más críticos de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

Según información de la Dirección Provincial de Finanzas y Precios se destinaron más de 13 millones a garantías salariales y más de 11 millones en gastos corrientes, mientras que se dejaron de producir en bienes y servicios más de 185.

En este período se protegieron a dos mil ocho trabajadores vulnerables, dos mil 416 adultos mayores y se mantuvieron 28 mil 53 niños en círculos infantiles. Asimismo, fueron declarados dos mil 787 personas asalariadas interruptas y más de 39 mil obreros laboraron desde sus viviendas bajo las modalidades de teletrabajo y trabajo a distancia.

Se consideran gastos que asume el presupuesto estatal lo erogado en pacientes hospitalizados y pacientes en centros de aislamiento, incluyendo el traslado hacia las diferentes instalaciones asistenciales. De lo dejado de producir resaltan los más de 170 millones de pesos reportados en las actividades del comercio y la gastronomía, lo que afecta directamente en la circulación mercantil del territorio.

Todas estas cifras repercuten en la situación financiera y económica de la provincia, que al igual que el resto del país presenta desfavorables resultados en los principales indicadores macro-económicos durante el actual año.

No obstante, en esta etapa resulta alentador los más de 271 millones de CUC aportados por concepto de exportación, cifra que representa el 97 por ciento de lo estimado, más allá del incumplimiento a inicios de año de la venta de azúcar, el principal rublo exportable del territorio.

A pesar de las limitaciones con varias materias primas, provocadas por la situación sanitaria y el recrudecimiento del bloqueo estadounidense, no se ha detenido la actividad productiva y económica, mientras que en el orden social ningún tunero ha quedado desprotegido.

Durante estos meses se han mantenido los principales servicios y garantías a la población, principalmente los productos de la canasta básica normada, que incluyen a precios subsidiados los alimentos imprescindibles para mujeres embarazadas y niños, así como las dietas médicas a quienes padecen alguna enfermedad.

En lo que resta del año los tuneros redoblarán los esfuerzos en el orden productivo y económico, sobre todo en la esfera agropecuaria tras esta vital etapa de lluvia, para culminar el 2020 a la altura del actual momento histórico. Mientras que la implementación de la estrategia de desarrollo económico y social de la nación se mantendrá como la prioridad en el país.

 

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Apicultores de Las Tunas en busca de las 530 toneladas de miel

Miguel Díaz Nápoles

Desarrollan en Cupet Las Tunas acciones de prevención en Jornada Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo

María Esther Pupo Hechavarría

Experimenta recuperación trabajo por cuenta propia en Las Tunas

Ordey Díaz Escalona

Escribir Comentario