Greter demuestra la resistencia y la valía de nuestros estudiantes. (FOTO/De la autora)

Greter, relevo y continuidad

Las Tunas.- De pequeña Greter Castillo Téllez soñó que sería pedagoga o médica. El tiempo y los estudios en el IPCVE Luis Urquiza Jorge de Las Tunas cambiaron esa idea y las aspiraciones primigenias derivaron en «el amor por otras ciencias».

Las clases y luego las preparaciones en la asignatura de Biología la sedujeron y al término del duodécimo grado obtuvo por concurso la carrera de Bioquímica y Biología Molecular. El camino hasta ese exitoso resultado, confiesa, estuvo preñado de mucho estudio y voluntad de triunfar.

“Mentiría si te dijera que no tuve que esforzarme y estudiar mucho. Pero creo que cualquier esfera en la que te desarrolles, que te guste y te apasione va a requerir esfuerzo‟, declara la joven, con una seguridad admirable.

El rigor de las clases y de la carrera en la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana confluyó con la necesaria adaptación a la vorágine de la capital, la vida en la residencia estudiantil, las nuevas amistades… y la asunción de una etapa inolvidable.

“No solo desarrollas el amor por las ciencias y por tu profesión. Además de intercambiar con profesionales de excelencia conoces a personas que son muy solidarias y creas fuertes lazos de amistad. Si hay algo difícil es la convivencia, pero cuando tienes a alguien que, a pesar de no ser tu familiar, te brinda apoyo y comparte contigo, te sientes reconfortado, aun cuando extrañas a los tuyos. ‟

La pandemia de la COVID-19 también cambió las dinámicas de su primer año de estudios universitarios y ahora, desde casa, aprende y demuestra la valía de nuestra juventud, su resistencia y resiliencia.

“En este momento estamos terminando el curso a distancia. Creo que se está haciendo un esfuerzo muy grande por parte del sistema educacional, docentes y estudiantes; y considero que todo marcha bastante bien. Estamos utilizando varias vías: washapp, correo, Telegram; y los Joven Club son de gran ayuda para quienes viven en lugares más intrincados.

“Los profesores con antelación envían las conferencias, las clases prácticas y dan un margen de tiempo que permita prepararnos para luego poder demostrar esos conocimientos adquiridos», explica al detallar cómo continúa con los estudios, amén la distancia impuesta por la COVID-19.

En febrero, comenta, debe iniciar el período lectivo en el aula in situ. Lo hará con la mirada en un horizonte que parece lejano, pero está cada vez más próximo: el ejercicio de la profesión. Greter Castillo Téllez, sueña entonces, y lo hace con muchos referentes para admirar porque, bien ella sabe, no ha habido un solo frente de batalla contra el nuevo coronavirus en el que no haya estado presente el orgulloso relevo de los que, a su vez, también han sido continuidad.

“Ceo que, si antes me atraía esta especialidad que algún día voy a ejercer, hoy me siento mucho más enamorada. Ahora valoro y respeto mi carrera el doble, pues justo en medio de este difícil escenario, una ha echado a volar esos sueños de explotar su talento. Digo esto, porque a raíz de la crisis sanitaria las personas realmente han podido valorar el papel de la ciencia cubana e internacional; estoy muy orgullosa de eso y espero, en el futuro, poder involucrarme en alguno de esos proyectos‟, expresa con una vehemencia que deja un rastro de admiración ante su madurez y capacidad para aquilatar la unánime respuesta nacional ante la pandemia.

En momentos y ante diálogos así, una no deja de pensar que hoy, cuando se celebra el Día Internacional de quienes cursan el camino del conocimiento desde el espacio creador y edificante de un aula, jóvenes como Greter Castillo nos muestran el “rostro” más bello de esta etapa de la vida y confirman que Cuba puede contar con sus estudiantes para construir el futuro.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

 

Artículos relacionados

En Las Tunas, el azul del cielo también en una pañoleta

Naily Barrientos Matos

Movimiento Juvenil Martiano, vital y creador en Las Tunas

Naily Barrientos Matos

Elecciones pioneriles en Las Tunas, un ejercicio de crecimiento y responsabilidad

Naily Barrientos Matos

Escribir Comentario