Gobierno cubano con tres prioridades: enfrentamiento a la COVID, batalla contra el Bloqueo y estrategia económico-social
El Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, comparecen en la Mesa Redonda. (ESTUDIOS REVOLUCIÓN FOTO)

Gobierno cubano con tres prioridades: enfrentamiento a la COVID, batalla contra el Bloqueo y estrategia económico-social

Desde el Palacio de la Revolución, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, comparecieron en la Mesa Redonda para informar sobre la nueva etapa en el enfrentamiento a la COVID-19 en el país, la vida económica de la nación y otros temas de interés. Se anunció que a partir del lunes 12, trece provincias del país entran en la «nueva normalidad» y La Habana llega a la tercera fase de la etapa de recuperación. Ciego y Sancti Spíritus permanecen en etapa de transmisión autóctona limitada.

Díaz-Canel: El enfrentamiento a la COVID-19 ha sido una estrategia eficaz y con resultados

“Hacemos esta Mesa Redonda en un día muy significativo para los cubanos, cuando conmemoramos un aniversario de la caída en combate, del asesinato del Che. Él siempre está presente como guía en todo lo que hacemos y lo que haremos en el futuro”, dijo el presidente cubano al comenzar su intervención.

En este espacio radiotelevisivo, argumentó, se tratarán temas de actualidad, complejos y también en los que ya hay decisiones que permitirán “caminar buscando la luz si participamos todos de una manera responsable”.

Díaz-Canel comentó que el complejo contexto mundial que se estaba viviendo, se hizo más incierto y desesperanzador con la llegada de la COVID-19. En medio de ese escenario “hemos tenido una realidad nacional sumamente desafiante que ha tenido que enfrentar pandemias, agresividad del bloqueo contra Cuba, y el empeño de avanzar en el cumplimiento de la estrategia económica y social cubana”.

Hizo alusión a los tres frentes de trabajos que en estos momentos abordamos entre todos: “el enfrentamiento a la pandemia, la denuncia al bloqueo y la persecución financiera y la implementación de la estrategia económica y social”. 

Pese a que aún existen insatisfacciones, “también podemos compartir resultados y plantearnos nuevas metas en distintos escenarios”, sostuvo el mandatario.

Se refirió al enfrentamiento a la COVID-19, una estrategia “eficaz y con resultados”, concebida con la experiencia de la Salud cubana en el país y en el mundo, y también con  el aporte de la comunidad científica y el trabajo mancomunado de las organizaciones de masas y políticas, del pueblo en sentido general.

Recordó que en un primer momento, cuando conocíamos poco la enfermedad, “nos planteamos estrategias que nos llevaron a poder sobrepasar el pico que tuvo la pandemia en el mes de abril”.

En abril sólo se realizaban alrededor de 2 000 o 3 000 pruebas PCR diarias, acotó el presidente y detalló que después, cuando vino el rebrote, que ha durado más en el tiempo, nunca se alcanzó el pico registrado en el cuarto mes del año, pues se mantuvo en una meseta, demostrando el control y el trabajo con la enfermedad. Ahora se hacen tres veces más pruebas de PCR diarias que entonces.

“Había más casos, pero se recuperaban más rápido, lo que llevó a un aplanamiento”, argumentó, al tiempo que destacó el incremento del número de pruebas diarias y la disminución de la letalidad.

El presidente cubano subrayó el aporte científico en el combate a la COVID-19. “Más de 13 biofármacos —adelantó— están en ensayos clínicos”, “trabajando la ciencia de manera muy innovadora e integral”.

Díaz-Canel manifestó que se debe actualizar la manera en que el país está enfrentando la pandemia, que ya registra en el mundo más de 36 millones de casos, de ellos 17 millones pertenecientes a América Latina.

Al cierre de este miércoles Cuba acumuló 5 917 personas contagiadas con esa enfermedad, y mientras la letalidad en el mundo es de 2,9% y la de las Américas es de 3,3%, la de la Isla se contabiliza en 2,079. 

Otro dato compartido por el mandatario son los pacientes recuperados, que en el mundo representan el 75% de los que han contraído la enfermedad, en la región de las Américas el 65% y en Cuba el 91%. El por ciento de casos activos en Cuba es de siete, cuando en el mundo es el 21.8% y en América Latina es superior al 31.4%.

Es posible convivir con la enfermedad con un mínimo de riesgo

Con esos indicadores que tienen estabilidad, se cuestionó si es lógico que el país continúe con las actuales restricciones o plantearse una estrategia que sea capaz de convivir con la enfermedad, para “ir reanimando nuestra actividad económica y social, ir fortaleciendo nuestros protocolos e ir aspirando a ese nueva normalidad en la que cual es posible convivir con la enfermedad con un mínimo de riesgo”.

Informó que de eso se trata precisamente la actualización de la estrategia de enfrentamiento a la COVID-19, aprobada en la última reunión del Buró Político del Comité Central del Partido, presidido por su Primer Secretario, el General de Ejército Raúl Castro Ruz. Esta estrategia, comentó Díaz-Canel, define bien cada etapa y conceptualiza la nueva normalidad.

En esa reunión, dijo el presidente cubano, Raúl Castro llamó a no dejarnos alarmar por las cifras, pero sobre todo a incrementar la percepción de riesgo y que nos demos cuenta que el virus está constantemente acechando y aprovechando cuando hay una violación de las medidas. 

“Debemos ir a un momento donde haya una responsabilidad más compartida, entre los esfuerzos del Gobierno, de las instituciones de salud, de las organizaciones de masa y la responsabilidad individual y social en escuelas, fábricas, comunidad, lugares públicos, tiendas”.

Al referirse a otro de los resultados que confirman que se puede trabajar con esos conceptos, expuso que en el caso de Cuba se han atendido en hospitales al 100% de los casos confirmados y sus contactos.

“No han colapsado nunca nuestras unidades de cuidados intensivos. Ninguna muerte se ha producido, como ha ocurrido en otras partes del mundo, por dicho colapso. En este momento, precisamente, tenemos un crítico y un grave”, acotó.

Tampoco, agregó, se reportan niños, embarazadas ni trabajadores de la Salud fallecidos en Cuba, aunque lamentó la muerte de cuatro colaboradores de la salud cubana fuera del país.

Díaz-Canel subrayó que se han desarrollado más de 700 investigaciones y 16 ensayos clínicos en ejecución con 13 bioproductos. A la par, hay 52 brigadas de colaboración médica en otros confines del mundo, a las que se han sumado las brigadas que ya se encontraban trabajando en los países.

También destacó el excelente trabajo de los médicos, personal de enfermería, científicos, técnicos de laboratorio y de casi todos los sectores, lo mismo fuera que dentro del país, así como reconoció el papel de los jóvenes, profesionales y estudiantes y la participación de los gobiernos provinciales y municipales, las organizaciones políticas y de masas y el pueblo.

El mandatario dijo que la planificación, “un elemento propio de nuestro sistema, a veces muy criticado por algunos”, es el que puede explicar el principio de justicia social imperante en medio de esta situación; que “se haya podido mantener, a veces sin satisfacer, las entregas normadas, las ofertas alimenticias y de aseo, en un contexto de cierre de fronteras, de contracción del mercado y de absoluta persecución económica y financiera del gobierno de los Estados Unidos”.

“Es casi un milagro, lo que pasa es que detrás de ese milagro hay una idea que defender, hay experiencias, baluartes, el pensamiento de Fidel, del Che y del General de Ejército Raúl Castro”.

Se ataca constantemente las principales fuentes de ingreso para estrangularnos

Al referirse a la situación mundial y el bloqueo impuesto por Estados Unidos, dijo que la política agresiva del imperio es hoy la principal amenaza al anhelado derecho a vivir en paz, con justicia, seguridad y libertad. 

“Esa brutalidad se manifiesta en Cuba con la actual administración norteamericana, en una elevación de la retórica anticubana a niveles solo comparables a los de los momentos de la Guerra Fría”.

Habló de las acciones de persecución financiera, campañas de descrédito a la Revolución y sus principales dirigentes, que apuntan a quebrar la unidad, intoxicando todos los espacios en los que trabajamos, y también en los prejuicios que aún no ha superado nuestra sociedad, como el racismo, la violencia contra la mujer, el reconocimiento a la comunidad LGTBI. 

“Hay un virtual ejército mercenario viviendo al amparo de una campaña pagada para pagar a los que se enfrentan a intelectuales o artistas comprometidos con la Revolución o personas que se han negado a atacar. Casi se promueve un linchamiento virtual que apela a cualquier recurso por denigrar, para silenciar voces y debilitar liderazgos”.

Como decía Frei Betto, “más que redes sociales, son redes digitales, porque muchas veces se comportan a veces de una manera antisocial”.

Por esa vía también se ataca constantemente las principales fuentes de ingreso del país para estrangularnos: la Salud, el turismo, las remesas, entre otros. 

Díaz-Canel reiteró que el propósito no está oculto. “Están tratando de promover un estallido social en Cuba, como parte de intereses puramente electorales y para quedar bien con la mafia anticubana radicada fundamentalmente en Miami”.

“La crueldad con que el Gobierno de la más poderosa nación de nuestra época bloquea a un pequeño archipiélago del Caribe, ¿qué es lo que logra? Con ello Estados Unidos se demerita, ridiculiza y aísla. Les debería dar vergüenza, con esta Isla que nunca se ha rendido ni se rendirá. No han logrado ningún éxito en esa política. Solo han recibido reveses y más reveses”.

Sobre el recrudecimiento del bloqueo, apuntó que por violar regulaciones de esa política unilateral se han impuesto durante 2020 fuertes multas a tres entidades norteamericanas. Durante el mandato de Trump suman 21 las penalidades de este tipo, con un monto de más de 3 000 millones de dólares. Desde 2019 hasta la fecha el Gobierno de EE.UU. ha aplicado 121 medidas punitivas contra Cuba.

Hay que imprimirle un mayor ritmo a la implementación de la estrategia económica

Al hablar acerca de la nueva estrategia económica y social, el presidente reiteró que se aprobó con el objetivo de impulsar temas pendientes y para potenciar la economía en una situación de crisis pos-COVID-19.

Ilustró que la situación económica se caracteriza por menos entrada de ingresos, una contracción del turismo y mucha incertidumbre en el abastecimiento del combustible por todo el empeño de los Estados Unidos de que este no llegue a Cuba.

A su vez, hay una contracción de las producciones con lógico efecto en la oferta de bienes y servicios, desabastecimiento en las redes del comercio, una inflación “reprimida” que se evidencia en las colas, insuficiencias en la producción de alimentos y crecimiento en las afectaciones a los trabajadores a causa de la pandemia.

Ante este escenario, continúo, se tuvo que “introducir una necesaria y no deseable parcial dolarización en la economía”, mientras están presentes también manifestaciones de delitos e ilegalidades, la acumulación de problemas estructurales en la economía y “los retos de la tarea ordenamiento que debe llevarnos a la unificación monetaria y cambiaria, uno de los acuerdos pendientes del Congreso”.

“Todos estos aspectos nos obligan a imprimirle un mayor ritmo a la implementación de la estrategia”, aunque —advirtió— pese a esa voluntad de trabajar con intensidad no resulta  tan fácil hacerlo en la transformación de la agricultura y en el redimensionamiento empresarial de ese sistema.

En tal sentido, habló de la necesidad de impulsar una relación más adecuada con todas las formas de producción, incrementar la producción industrial, estimular todas las ofertas de bienes y servicios, tanto en el sector estatal como en el no estatal, poner en marcha el verdadero fortalecimiento de la empresa estatal y las transformaciones pendientes de gestión no estatal,así como transformar y modernizar el comercio.

Anunció que ya se han implementado un grupo de medidas de la estrategia económica y social que serán explicadas la próxima semana en una Mesa Redonda por el vice primer ministro Alejandro Gil y otros ministros. Al tiempo, “hay otras propuestas que tienen determinados niveles de aprobación, de concertación y que se avanza en las capacitaciones y aseguramientos necesarios para desplegarlas y las informaremos oportunamente a nuestra población”.

Por otra parte, Díaz-Canel dijo que, aunque discretos todavía, existen resultados que abren un camino de las medidas dentro de la estrategia.

Unificación monetaria y cambiaria es necesaria: Implementación se informará oportunamente a la población

Como parte de esa estrategia, está la tarea ordenamiento. En estos momentos, argumentó, “se encuentra en una fase superior, con definiciones claras de cuáles son los principales componentes de la tarea”. 

Comentó que en una reunión del Buró Político del PCC que se celebró los días 23 y 24 del pasado mes, se examinó el informe integral que da como término la concepción de la tarea, y fue aprobado con un grupo de indicaciones sobre las que se trabaja.

De acuerdo con el mandatario, ahora los esfuerzos se concentran en capacitar a todas las personas involucradas en el desarrollo de ese proceso y en crear condiciones en todos los ámbitos en los cuales se producirán impactos. “La envergadura de esta tarea es grande, es un trabajo integral, conceptualmente profundo y abarcador que ha llevado años de estudio, y que tiene en cuenta múltiples interrelaciones en la economía”.

El presidente reafirmó que sobre la implementación de esta medida se le informará oportunamente a la población. “Hay que separarse de las bolas y las falsas noticias. En días pasados alguien dijo que ya el ordenamiento se iba a hacer y la gente salió desesperada para los bancos a cambiar dinero”.

Díaz-Canel lamentó que algunas personas que han participado en los cursos de capacitación han filtrado información empleada en esos espacios para explicar los procesos, “que son demostrativas y no tienen todo los elementos. Además, mostraron resultados parciales, porque si muestras los precios y no los incrementos de salarios, y no analizas la relación precios-salarios, estás confundiendo y no estás mostrando la verdadera envergadura de la medida”.

Principios de la unificación monetaria y cambiaria en Cuba

Dijo que el ordenamiento monetario y cambiario, que tiene un carácter interdisciplinario y transversal, necesariamente hay que aplicarlo en medio de la complejidad que está viviendo. “Se han analizado todos los elementos de cómo se puede aplicar en las condiciones actuales, hasta dónde vamos a llegar, en qué nos vamos a quedar con alguna limitación y cómo vamos a avanzar después”.

Al referirse a la necesidad de implementar esa medida, expuso que solo la “tarea ordenamiento” destraba la mayoría de los temas pendientes que hay en la economía, aunque ratificó que la unificación monetaria y cambiaria no constituye la solución mágica a los problemas económicos y financieros, “pero sí nos debe conducir a la elevación de la productividad del trabajo y a un desempeño más eficiente de las fuerzas productivas”.

Como parte de ese proceso, se suprimirán parcialmente subsidios indebidos, al tiempo que  se implementará la reforma salarial, así como de las pensiones y los precios.

“Nuestro socialismo excluye como política la aplicación de terapias de choque a los trabajadores. Por tanto, aquí nadie quedará desamparado y está previsto si alguien quedara en una situación de vulnerabilidad con la aplicación de la tarea ordenamiento cómo se le apoyará y ayudará. Ratificamos responsablemente que se preseserván las conquistas fundamentales de la Revolución, como Salud y Educación gratuita consagradas en la Constitución”.

En una primera etapa, aclaró, se mantendrá vigente la libreta de abastecimiento como un mecanismo que asegura el acceso de la ciudadanía a la compra de artículos básicos en condiciones de déficit de oferta y proteja contra las intenciones de acaparamiento y especulación. 

“Después, cuando nuestros mercados tengan otra situación y avancen un grupo de relaciones económicas y financieras en el país, tendremos que ir evolucionando para ir suprimiendo la libreta”.

Díaz-Canel ratificó la decisión del Estado cubano de garantizar los depósitos en los bancos de la población y de las personas jurídicas, sean nacionales o extranjeras, así como todo el efectivo que esté en CUP, CUC o MLC. 

“Ese es un principio iniciado por el Comandante en Jefe cuando dio la seguridad de que en Cuba se podrían abrir cuentas en diferentes monedas, ese es un principio ratificado por Raúl y es un principio debidamente respetado en la tarea ordenamiento. Nadie tiene que tener preocupación con sus cuentas, sean en CUP, MLC o CUC, incluyendo nuestros colaboradores”.

Comentó sobre falsas noticias que se han estado propagando en algunas misiones de colaboración cubana en el exterior, “donde de manera muy desorientadora se le ha dicho a la gente que perderán su cuenta y su dinero”.

El presidente cubano explicó que “no vamos a un cambio de moneda como el realizado en los primeros años de la Revolución”, y reiteró que se quedará la moneda nacional que tendrá una convertibilidad con la moneda libremente convertible.

“Habrá todo el tiempo necesario para ir convirtiendo, como quiera la gente, sus monedas en función de las que estarán existiendo”, aseguró Díaz-Canel, y dijo que, por tanto, “el día que se diga que se aplicará la tarea ordenamiento no hay que ir en desbandada para el banco.

Adelantó que a partir de la semana próxima esos temas serán explicados por el titular de Economía y otros ministros y compañeros que bajo la conducción de Marino Murillo, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, han estado atendiendo la “tarea ordenamiento”. 

Se explicará qué es el ordenamiento, cuáles son los conceptos fundamentales, qué es unificación monetaria y cambiaria, cuáles son las relaciones, a qué conduce, por qué, cuáles son los temas en los que tenemos que tener una observancia, cuál es la magnitud y los beneficios. “Vamos a ir preparando a la población para que comprenda este complejo proceso, para que no hayan falsas expectativas, para que de verdad se sepa qué es lo que facilita y qué es lo que no”.

“Cuando ya estén dadas todas las condiciones de capacitación y aseguramiento y se decida la fecha en que se aplicará la tarea, nuestros medios de comunicación masiva, con tiempo y con oportunidad, darán la información a la población de qué día se empezaría a aplicar, y de qué manera se operaría entre el día que se anuncie y el día en que inicie el proceso”.

Díaz-Canel pidió al pueblo que tenga confianza, “todo está organizado y previsto”, y aseguró que habrá posibilidad de recoger dudas y explicarlas. “Es importante desestimar las bolas, las falsas noticias que pretenden confundir y desunir, que crean falsas expectativas”.

Junto a otros compañeros, el presidente ha estado muy atento a todo lo que se ha publicado por un grupo de personas sobre el ordenamiento y la especulación existente. “Puedo decir que todo lo planteado por esas personas está, de un modo u otro, contenido en lo que hemos diseñado y aplicaremos”.

Explicó que este proceso permitirá destrabar muchas cuestiones que hoy impiden el avance de la actualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista.

“Se favorece al sector exportador al recibir mayores ingresos en CUP por los productos exportados. Se propicia la corrección de precios, lo que permite que los bienes nacionales, si se producen con eficiencia, resulten menos costosos que los importados. Crea incentivos para elevar la eficiencia y la competitividad en el sector empresarial. Propicia la sustitución de importaciones y los encadenamientos productivos de manera eficiente y permite mayor transparencia en la contabilidad”, enumeró.

Además, comentó, la devaluación de la tasa de cambios y el ajuste de precios mayoristas garantizarán la corrección de las actuales distorsiones en los balances empresariales y en los estudios de las inversiones. Esto facilitará, entre otros aspectos, el proceso de asignación y el análisis para la otorgación de subsidios.

“La adecuada estructura de costos y precios facilita significativamente la evaluación de los proyectos de inversión extranjera directa y crea las condiciones para establecer comparaciones en base a parámetros internacionales”.

Díaz-Canel también se refirió al ajuste en las relaciones entre el sector estatal y no estatal producto del ordenamiento. “Favorece que se perfeccionen las posibilidades de complementación entre ambos, que fueron los principios cuando reconocimos este sector. Y se crea el espacio para propiciar un incremento de los salarios, un incremento de las pensiones y prestaciones de la seguridad social y de su poder adquisitivo”.

El mandatario cubano pidió a la población que estuviera atenta durante las próximas semanas, cuando se detalle toda esta información.

“Contamos con la confianza mayoritaria de nuestro pueblo y con la unidad bajo la dirección del Partido para alcanzar el éxito en este proceso complejo de alcance estratégico”, destacó.

Marrero Cruz: Se aprobó un plan para enfrentar la nueva normalidad

Al comenzar su intervención en la Mesa Redonda de este jueves, el primer ministro Manuel Marrero recordó que en el mes de diciembre del 2019 el país emitió una alerta temprana por la aparición en China de una enfermedad desconocida. 

El 30 de enero la OMS declaró la COVID-19 como una emergencia de salud pública internacional y a partir de ahí el gobierno cubano hizo el primer plan de control y enfrentamiento a la pandemia. Luego, el 3 de marzo, el Buró Político aprobó una actualización de ese plan con medidas más concretas, con 497 acciones.

Cuando el 11 de marzo la OMS declara como pandemia a nivel mundial el nuevo coronavirus, ese mismo día se detectan los tres primeros casos de COVID-19 en Cuba y se desatan nuevos protocolos de actuación en el país. 

Marrero sostuvo que se ha trabajado teniendo en cuenta los resultados en la primera etapa antes del rebrote, y el plan de medidas que se tomó para la recuperación de la pandemia. Ahora, informó, se aprobó un plan para enfrentar la nueva normalidad, a partir de los conocimientos de los científicos y personal de la salud.  

“Aquí no se ha estado improvisando. Todo el trabajo ha sido conducido por los gobiernos a nivel de territorio y del país”, manifestó y agregó que esta experiencia acumulada, las  capacidades que hemos ido adquiriendo y los recursos tecnológicos y de infraestructura, permiten a la Isla pasar a otra etapa.

El nuevo plan de enfrentamiento a la COVID-19 se divide en tres objetivos fundamentales:

1- Transitar hacia una nueva normalidad de manera gradual y asimétrica.

2- Mitigar el impacto económico y social ocasionado por la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que impone el gobierno de los Estados Unidos.

3- Desarrollar las capacidades de enfrentamiento a los eventos que se produzcan en la nueva normalidad.

¿Cuáles son las características de cada una de estas tres etapas?

Según el primer ministro, este plan queda estructurado en tres etapas:

  1. Etapa epidémica
  • Fase de trasmisión autóctona limitada
  • Fase de transmisión comunitaria

2- Etapa de recuperación

  • Fase 1
  • Fase 2
  • Fase 3

3- Etapa de nueva normalidad

Etapa epidémica

  • Fase de transmisión autóctona limitada: Se detectan y confirman casos de COVID-19 en los que se establecen nexos epidemiológicos. Aparecen casos en diferentes localidades de un territorio, de manera limitada.
  • Fases de transmisión comunitaria: Se detectan y confirman casos de COVID-19 en los que no se establecen nexos epidemiológicos. Se diagnostican casos en diferentes localidades de un territorio, de manera dispersa y sostenida.

*En ambas fases se cierran y se limitan actividades y servicios.

Etapa de recuperación

1- Primera fase: Se abre o restituye parcialmente un grupo de actividades de manera tal que permita evaluar su comportamiento, manteniendo regulaciones y restricciones.

2- Segunda fase: Se continúan ejecutando acciones para reabrir servicios y actividades, garantizando el cumplimiento de las medidas higiénico- sanitarias aprobadas en la fase.

3- Tercera fase: Se concibe una mayor normalización de los servicios y actividades productivas, llevando a la normalidad aquellas que se consideren de menor riesgo, manteniendo implementadas las medidas para reducir la enfermedad.

Etapa de nueva normalidad

Se restablece la actividad productiva y de servicios, fortaleciendo la vigilancia epidemiológica, el cumplimiento y control de las medidas higiénico- sanitarias, así como otras disposiciones que aseguren la protección de la salud, con la participación responsable de las personas, a partir de la adopción de un nuevo código y estilos de vida.

El primer ministro detalló que del plan de medidas inicial, que contaba con 220 medidas, se mantienen 128, fueron modificadas 57, se agregaron 63 y eliminaron 53. La propuesta actual queda con 190 medidas. 

Sobre el nasobuco, Marrero dijo que su uso solo será obligatorio en lugares cerrados. “No hay que ver esto como algo impuesto, sino como una cuestión útil y con valor”.

Medidas: 

  • El distanciamiento físico es algo elemental y hay que lograrlo en lugares cerrados y públicos.
  • Se intensifica la prohibición de la entrada de personas con síntomas respiratorios a los centros de trabajo y escuela; ahora se prohibirá la entrada a personas con síntomas sugerentes a la COVID-19 y será remitido inmediatamente a un centro de salud.
  • Se aplica de manera obligatoria la desinfección de las manos y las superficies en cada centro de trabajo, transporte, escuela.
  • Hay que garantizar la protección con los medios de seguridad a los trabajadores que están expuestos.
  • El grupo temporal de trabajo del Gobierno no chequeará de manera diaria esta situación. “Esto no quiere decir que se van a desligar de la situación, sino que estarán interactuando durante el día con los dirigentes de Salud. Se harán reuniones dos veces por semana (martes y viernes), y si existiera una situación determinada se puede convocar a una reunión extraordinaria”.
  • Iniciarán las visitas gubernamentales a provincias.
  • La habitual conferencia de prensa del Ministerio de Salud Pública se realizará solo los viernes para hacer un balance del resultado de la semana, las tendencias, casos más significativos y explicar determinados asuntos de interés.
  • Se mantendrá la reunión semanal con expertos y científicos para analizar la situación epidemiológica y los avances.

Las provincias que pasan a la nueva normalidad:

  • Se desactivarán los consejos de Defensa Provinciales y Municipales y solo se activarán en aquellos lugares que no estén en esta fase.
  • Se mantiene la vigilancia activa y la pesquisa con calidad, para buscar personas con síntomas. Estas pesquisas se dirigirán a las unidades cerradas, grupos vulnerables y áreas de riesgo.
  • Continuará la implementación de los protocolos de salud. “Cuando el protocolo se aplica tal y como es, cuando se detecta un positivo y todos los contactos, es ahí cuando se puede contener una posible trasmisión”.
  • Se mantendrá la realización de PCR  a personas con enfermedades agudas graves, incluidos los pacientes fallecidos por esas afecciones.
  • Se ingresarán en su domicilio a personas contactos de casos confirmados, excepto los adultos mayores, los que no tengan condiciones en su hogar y las personas que por su conducta no puedan aislarse de manera disciplinada.
  • Se trabaja en ampliar la red de laboratorios de microbiología en el país, con el objetivo de que cada provincia tenga su laboratorio.

Garantías sanitarias y laborales en la “nueva normalidad”

Marrero Cruz también precisó que la estrategia está dirigida a que cada
provincia pueda contar con un laboratorio de microbiología y biología
molecular. De igual manera, comentó que se mantiene la vigilancia estricta en
las fronteras y la implementación en aeropuertos, puertos y marinas de los
protocolos creados ante la llegada de viajeros del exterior.

En tal sentido, a todas las personas que arriben al país se les exigirá una
declaración de sanidad y se les realizará una prueba de PCR en tiempo real.

En el caso de los extranjeros, irán a sus hoteles y allí serán observados por las autoridades sanitarias. Mientras tanto, los nacionales cumplirán su aislamiento en sus hogares e igualmente recibirán la atención por el sistema primario de salud.

El Primer Ministro ratificó que los ciudadanos del país que permanezcan en el
exterior y que estén próximos al vencimiento de su período de 24 meses fuera de Cuba, podrán acercarse a los Consulados y solicitar la extensión por un año de su estancia en el extranjero. Todos podrán regresar cuando se normalicen los vuelos regulares y quienes deseen salir de Cuba también podrán hacerlo.

Por otra parte, aseguró que en la nueva etapa se mantiene la garantía del total funcionamiento de la red de servicios de salud. No obstante, explicó que continuarán suspendidas las visitas a pacientes ingresados y el estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad en todos los centros asistenciales.

“En el caso de la terapia intensiva, el país avanza en la modernización y
ampliación de sus capacidades. Asimismo, los servicios de urgencias
implementará un tratamiento diferenciado para pacientes con síntomas de la COVID-19 y quedarán habilitados un hospital para los adultos y otro para pacientes pediátricos”, explicó.

Manuel Marrero destacó que en todo el sistema de salud cubano se mantiene
como prioridad la innovación, investigación y el desarrollo de nuevas
tecnologías. Esos elementos —dijo— resultaron vitales en el enfrentamiento a
la pandemia durante todos estos meses y el país los mantendrá como una
prioridad.

Precisiones en materia laboral

El Primer Ministro cubano aseguró que se mantiene la legislación vigente tanto en materia laboral como salarial, así como el impulso al trabajo a distancia en todas las actividades que lo permitan, tanto de manera parcial o permanente.

Del mismo modo, hasta el 31 de diciembre continuará el pago por resultados en el sector empresarial a partir de las adecuaciones aprobadas durante la etapa de lucha contra la pandemia.

Otras precisiones están en la posibilidad de extender las licencias sin sueldos para aquellas personas varadas en otros países por el nuevo coronavirus, así como la suspensión temporal en la licencia para trabajadores por cuenta propia
igualmente afectados por el virus.

En el caso de la seguridad social, continúa descentralizada en las direcciones municipales de trabajo la aprobación de ayuda para personas vulnerables. Por otra parte, los trabajadores sociales mantendrán la atención a las familias.

Respecto a los tributos, Manuel Marrero confirmó que se extiende la bonificación por el pronto pago de los tributos, mientras serán reajustados los pagos de los contribuyentes afectados por eventos de transmisión local o controles de foco que les impidan ejercer sus actividades.

Precisiones del transporte y el curso escolar

El sector del transporte es otro de los que modifica su funcionamiento durante la etapa de nueva normalidad. En este caso, se mantienen las salas de aislamiento en las terminales, así como las pesquisas activas en todas las unidades. A su vez, queda limitado el acceso ellas solo para los pasajeros que posean un boleto. La lista de espera se organizará fuera de las instalaciones.

En este ámbito, otra política del país radica en potenciar aun más la comercialización de pasajes por vía electrónica a través de la aplicación Viajando.

El transporte público restablece los ómnibus ruteros, así como las rutas intermunicipales y rurales, tanto en el transporte estatal como privado. No obstante, existirá un control para evitar aglomeraciones tanto en las paradas y estaciones como en el interior de los vehículos.

“En aquellos lugares donde la situación epidemiológica resulte compleja se mantendrá el servicio de apoyo a los trabajadores de salud vinculados a centros priorizados. También continúa sin cambios el apoyo al servicio de hemodiálisis y el apoyo a pacientes dados de alta que residan en otras provincias”, comentó.

La garantía del nuevo curso escolar

Durante su intervención en la Mesa Redonda, el Primer Ministro de Cuba confirmó que avanzan la culminación del curso escolar 2019-2020 y los preparativos para el inicio el próximo 2 de noviembre del período lectivo correspondiente al 2020-2021. En todos los casos es prioridad el cumplimento de las medidas higiénico-sanitarias.

“En los municipios que han detenido el curso se hacen los reajustes en el calendario para resolver esa situación sin afectar a los alumnos. A su vez, en los lugares con transmisión autóctona limitada se trabaja en el rediseño del calendario para aplicar distintas alternativas para el cierre de las evaluaciones”, apuntó.

Al respecto, anunció que en los lugares donde existan problemas epidemiológicos las clases pararán en aquellas escuelas específicas donde existan los riesgos, no en todo el municipio. En cada caso, siempre se garantizarán las cuatro semanas establecidas para los procesos de culminación de estudios.

Respecto a la educación superior, comentó que hasta el 30 de octubre avanzan estos procesos, los cuales se extenderán hasta el mes de diciembre. En aquellas provincias con una situación epidemiológica favorable las pruebas de ingreso ocurrirán entre el 9 de octubre y el 28 de noviembre. Mientras tanto, en los lugares más complicados estos exámenes serán convocados cuando la situación lo permita. “La idea es comenzar en febrero de 2021 el nuevo curso escolar”, aseguró.

En el caso de las residencias estudiantiles y los horarios docentes, explicó que se buscan alternativas para que no todos los alumnos coincidan a la vez y se mantenga el distanciamiento en las becas.

¿Bajo qué fases queda cada provincia?

Respecto a las nuevas fases, Marrero Cruz explicó que cada nuevo cambio estará en relación con la tasa de incidencia por cada cien mil habitantes, así como por la cantidad de pruebas de PCR. En este sentido, confirmó que los test continuarán en todos los territorios, aun cuando no reporten casos positivos. Si una provincia no cumple los indicadores retrocederá a otra fase.

De esta manera, desde el próximo 12 de octubre La Habana queda en la fase III, aunque se anunció que en los próximos días se anunciarán nuevas precisiones. Una de ellas, dijo el Primer Ministro, es no abrir aun los aeropuertos de la capital. Por su parte, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila se mantienen en fase de transmisión autóctona limitada y el resto de las provincias del país pasan a la “nueva normalidad”.

Al referirse a esta situación, Manuel Marrero llamó a adoptar un código de vida que favorezca la salud personal y colectiva.

“Tenemos el reto de modificar comportamientos y adoptar un mayor autocuidado y responsabilidad. Para ello son vitales el uso correcto del nasobuco, el lavado frecuente de las manos, la limpieza de lugares, ventilación y desinfección de espacios públicos. Asimismo, se imponen nuevas formas de demostrar afecto, el distanciamiento, la autopesquisa, la asistencia inmediata el médico ante cualquier síntoma y la práctica de ejercicio físicos al aire libre”, apuntó.

La recreación fue otro de los temas analizados por el Primer Ministro cubano. en tal sentido, explicó que se restablecen los servicios gastronómicos y recreativos manteniendo las medidas epidemiológicas, aunque para para bares, centros nocturnos y actividades festivas se mantendrán otras más estrictas.

Marrero explicó que en próximos días varios ministros ampliarán en la Mesa Redonda todas estas disposiciones, las cuales entrarán en vigor el próximo 12 de octubre.

“El objetivo de todas las disposiciones es garantizar la salud del pueblo, y a la vez reactivar la actividad económica y social, sobre la base de la estabilidad epidemiológica. Los resultados dependerán de la participación activa y responsable del pueblo, con el protagonismo de los organizaciones de masas, el seguimiento y el control del gobierno y la certera conducción de nuestro Partido”, concluyó.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Ordenamiento monetario, clave en la nueva estrategia socioeconómica de Cuba

redigital

Presidente cubano destaca labor de médicos internacionalistas en Dominica

Agencia Cubana de Noticias

Díaz-Canel interviene en debate de la Asamblea General de la ONU

redigital

Escribir Comentario