Lezvy Samper: tuve que reconciliarme con Irma, solo así podía interpretarla
Lezvy Samper, en su papel de Irma. (FOTO /Internet).
Portada » Lezvy Samper: tuve que reconciliarme con Irma, solo así podía interpretarla

Lezvy Samper: tuve que reconciliarme con Irma, solo así podía interpretarla

-¿Hasta cuándo Irma va a estar ciega?

-¿Pero esa mujer le dio el dinero de los 15 de Lía al Machi? Esto solo se ve en novelas. A mí ningún hombre me coge así, de atrás “palante”.

Así decían dos señoras que viajaban en ómnibus hace unos días, sin percibir que yo atenta las escuchaba. ¿Qué tan ingenuos somos si pensamos que la historia desarrollada al interior del hogar de Irma es solo inspiración de un escritor?

Las opiniones son las más diversas. La gente como un ritual ve la novela cubana El rostro de los días, aprovecha la escena más impactante y hace una foto para luego postearla. En cuanto se acaba, conecta los datos móviles para disfrutar de otro espectáculo: las ocurrencias de los cubanos en las redes sociales. El producto audiovisual incita al debate, al punto de que muchos empleen hasta sus últimos megas buscando los memes del momento.

Lezvy Samper, actriz que encarna el personaje de Irma, es otra televidente más, aunque ve el producto desde la certidumbre. Ella conoce los desenlaces y alberga la calma que Cuba entera no tiene. Sobre algunas interioridades de su personaje dialogamos.

Lezvy Samper: tuve que reconciliarme con Irma, solo así podía interpretarla
Fotograma de El rostro de los días

¿Cómo llega el guion a sus manos?

“Conocía la novela de primera mano porque el escritor es mi gran amigo y siempre he estado al tanto de su trabajo. Hacía poco tiempo había participado junto a Felo Ruiz en la telenovela Más allá del límite y con Noemí Cartaya en Tierras de Fuego. Ellos  me llamaron y me propusieron el personaje.

“Desde que leí el libreto supe que sería un personaje polémico y fui consciente de cuánto me iban a odiar. Lo que si no imaginé fue el alcance que tendría la novela. Estoy  impactada por la reacción del público. Me llega de todo a través de las redes sociales: elogios, ofensas y hasta los memes que son muy simpáticos, verdaderamente”.

Lezvy Samper: tuve que reconciliarme con Irma, solo así podía interpretarla
Fotograma de El rostro de los dias. (FOTO /Internet).

¿Qué tan cerca o lejos está Irma de Lezvy?

“No tengo nada que ver con Irma, todo lo contrario. Soy de temperamento fuerte, muy práctica y objetiva. Pero tuve que reconciliarme con ella, para poder entenderla con sus razones y necesidades. Solo así podía interpretarla”.

¿Tuvo algún referente que sirviera de inspiración para darle vida al personaje?

“He conocido a lo largo de mi vida a algunas mujeres como Irma, con comportamientos pasivos y un tanto sumisos; eso me exaspera y al que no quiere caldo, se le dan tres tazas. Una de ellas fue mi inspiración y de ahí salió Machi, el apodo. Cada vez que lo decía durante el rodaje, me alteraba. Bromeábamos mucho con esto”.

Una parte de la opinión pública enjuicia a Irma y alega que ha sido, en ocasiones, más mujer que madre ¿Usted qué cree?

“Irma tuvo a su hija muy joven por lo cual no pudo estudiar una carrera, se ha sacrificado para mantenerla y educarla. Es una mujer noble que cree en la bondad de los demás,  pero no es mala madre. René es un manipulador y ante los ojos de ella se comporta como un buen hombre y tiene atenciones con ella. Él no le muestra su verdadero rostro. Todos somos buenos resolviendo problemas ajenos pero los propios muchas veces no los vemos venir. Esto puede sucederle a cualquiera y ha sucedido, hay cifras que lo demuestran.

“He conocido historias reales y a raíz de la novela muchas víctimas de abuso me han escrito, personas que nunca le contaron a su familia por vergüenza o sentimiento de culpa; excelentes padres que preparan a sus hijos y están atentos no han podido evitarlo. Esa agresión la mayoría de las veces está detrás del rostro que menos esperamos”.

En la telenovela cuando los adultos cercanos a Lía conocen que está embarazada (sin sospechar que es producto de una violación), se le da un espacio para que ella decida qué hacer ¿Qué cartas debe jugar la familia en estos casos?

“Es una decisión muy delicada que depende de cada familia. Un embarazo en la adolescencia puede tronchar una vida, nadie está preparado en esta etapa para ser padre y al final son los niños los que sufren las consecuencias. Pero hay una realidad innegable y es el peligro que representa el aborto. Yo soy un ejemplo de ello, muy joven me hice la única interrupción de mi vida y me provocó serios daños en las trompas y como consecuencia no pude tener hijos. Aun así estoy convencida de que fue la mejor decisión en mi caso, de otra forma no estaría hoy conversando contigo. No sé qué hubiera sido de mí”.

Usted es referente para un sector representativo en la sociedad cubana. ¿Qué mensaje le envía a esas mujeres que se identifican con el personaje de Irma?

“Ser padres es una responsabilidad muy grande, no existe manual que nos guíe. Es difícil aconsejar en este sentido porque cada persona reacciona según su personalidad, circunstancias y vivencias. Creo que el mejor camino es estar alertas, conversar mucho con los hijos, hablarles sobre el acoso. La confianza juega un papel fundamental aquí. No solo decirles lo que es correcto sino dar el ejemplo, ese es uno de los mejores métodos para enseñar”.

En estos tiempos la retroalimentación con los televidentes a través de las redes sociales es mucho mayor ¿Cómo encara esa cercanía con la opinión pública?

“El fenómeno de la tecnología le ha dado la posibilidad a todos, sin distinción, de acceder a las redes y ahí han encontrado un espacio para expresarse. La forma en que lo hacen ya depende del tipo de persona que sean. Hay de todo en la viña del señor. Están quienes sobrepasan los límites, se atreven a hacer análisis como si fueran especialistas y hay criterios muy inteligentes.

“Los memes, algunos son muy ocurrentes y simpáticos. Se le han hecho a las grandes celebridades y hasta a presidentes de naciones. Creo que es algo inevitable y hay que convivir con eso”.

Suponiendo que la historia representada fuera su realidad, qué pasaje cambiaría con tal de evitar el destino de Lía.

“Si fuera la vida real, específicamente la mía, nunca hubiera llevado a Machi a mi hogar. Me hubiera tomado el tiempo para conocerlo”.

Lía fue violada en su propio hogar y la palabra incómoda resuena como un cuchillo al ser afilado con otro. El sobresalto mantiene a los televidentes en la expectativa, todos formamos parte de esa historia y esperamos un final feliz, pero tristemente fuera del espacio de la novela historias similares, no encontrarán tal desenlace. Al menos, gracias a El rostro de los días, estaremos más alertas.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Alexander Luna, las circunstancias le cambiaron la vida

Edelmis Cruz Rodríguez

Bárbara Soto, tres veces comprometida con su organización

Edelmis Cruz Rodríguez

Ofelia López: es un orgullo ser de la Federación

Edelmis Cruz Rodríguez

Escribir Comentario