Los pies en un lugar y el corazón en otro: ¡la dura realidad de tantos cubanos!

Los pies en un lugar y el corazón en otro: ¡la dura realidad de tantos cubanos!

Hubo un tiempo en que los malecones olían al extranjero, y la gente se montaba en cualquier cosa que flotara.

Según datos de la ONU Cuba tiene al menos 1 millón seiscientos 54 mil 600 emigrantes, esta cifra representa el 14, 59 por ciento de toda la población de la Isla.

Los cubanos se van por disímiles razones: reunificación familiar o intereses económicos, profesionales y políticos. El extranjero muestra su mejor cara y abraza con amor a muchos de los que se van, a otros tantos los muerde, los mastica y se los traga.

Sí, porque la suerte no cae del cielo ni a todos los que se van, ni a todos los que la merecen. Cuántos profesionales cubanos “echan palante” limpiando…cafeterías???

Pero para el Facebook la mejor foto con filtro. La ley de selección natural aplasta al emigrante aunque su talento supere al del nativo. Pero el cubano sacrifica todo para poseer lo que allá es natural y aquí, prácticamente imposible.

Y ve el fruto de su trabajo cuando puede disfrutar en Cuba, lo que no podía antes de irse. La alegría nunca es completa, si cae por la montaña rusa, piensa en el sobrino cubano, si se come una Mc Donald en su hermano, si ve una blusa elegante, en su madre, chancleta-padre, clavo, martillo, herra-dura, dura es la realidad del que pone sus pies en un lugar y su corazón en otro. Y eso le pasa a tantos cubanos!!!

La leyenda en las redes sociales es diferente, allá ni hay calor, ni callos en los pies, ni bacterias en el agua, todo marcha perfecto sobre las ruedas de un Mercedes Benz, último modelo.

En video

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

 

Artículos relacionados

¿Un minuto y nada más?

Yanely González Céspedes

2 comentarios

Avatar
Ernesto González 21 de julio de 2020 at 08:47

Buen material que motiva a pensar. Ahora mismo se me ocurre que hubiera sido del «numerote» si no hubiera existido la ley de ajuste cubano que no es más que el uso del tema migratorio con el objetivo de destruir la nación cubana.
Es triste ver como profesionales cubanos asocian su «realizacion» únicamente con Internet de alta velocidad, auto, casa con piscina y entonces ver un médico de maletero en un aeropuerto, un ingeniero civil en una tienda, un licenciado en biología en un supermercado o una graduada en filosofia transportando retirados al hospital.

Respuesta
Avatar
Leydiana Leyva Romero 25 de julio de 2020 at 12:35

Eso que usted dice sucede mucho, pero es que al tener tantas dificultades para viajar fuera de Cuba eso se convierte en el fin último de muchas personas. Es una aspiración que, más allá de creencias políticas, muchos tienen. Viajar para conocer, disfrutar, relajarnos….es algo utópico para un cubano. Casi todos los viajes están mediados por una necesidad de éxito económico para luego compartirlo con la familia.

Respuesta

Escribir Comentario