Alejandra Vega Pérez, entre sueños e inocencia
Alejandra. (FOTO de la autora).
Portada » Alejandra Vega Pérez, entre sueños e inocencia

Alejandra Vega Pérez, entre sueños e inocencia

Los niños son quienes con frescura inspiran al mayor amor que pueda existir. Con pocos minutos te reconectas con su felicidad y proyectos imaginarios; mientras se disponen a superarnos con cada uno de sus sueños.

Alejandra de la Caridad Vega Pérez, es de esas pequeñas que consigue saltar y retener la ilusión de tener una estrella nombrada por ella para demostrar la maravilla que habita en las cosas únicas con un significado especial.

«Disfruto pintar, escuchar música, visitar el parque de diversiones y el zoológico, salir de noche para ver una estrella fugaz. Divertirme con mis amigos, correr, jugar y hacer travesuras, pues cuando sea grande no podré hacerlo», comenta esta pequeña de 10 años de edad.

Así ella confiesa el deseo de ser profesional de la salud cuando sea grande, «quiero ser doctora para ayudar a salvar las personas. Tengo dos tías enfermeras: Dayi, que trabaja en un policlínico, y Yoki, que está en Venezuela, y mi prima Naty, va a ser estomatóloga.

«Lo que más amo en esta vida es a mi mamá, ella me mima, me cuida y me educa, le encanta leerme muchos cuentos. Me gusta que los padres jueguen con sus hijos, que nos diviertan».

Ella atrapa la atención de quienes la observan declamar como invitada en un matutino o en la grabación de un spot con la especialista del departamento de comunicación de la Empresa Eléctrica de Las Tunas como parte de la campaña Ahorra, ahora por Cuba.

«En mi Organización de Pioneros José Martí integro la Patrullas Clic, para contribuir a la economía y mostrarle a las personas cómo pueden ser más eficiente en el uso de la energía.

«Además tenemos la oportunidad de participar en el concurso de pintura relacionado con ese tema y motivar a otros niños al ahorro mientras permanecemos de vacaciones».

La sinceridad es natural en Alejandra, quien sorprende con la espontaneidad de su conversación cuyas palabras enseñan a ver lo hermoso en lo más simple.

«Lo que más quiero es a mi familia. Cuando crezca voy a estar junto a ellos en los momentos buenos y malos».

La inocencia se adueña de sus días, sonríe y a su manera alienta a pedirle deseos a las estrellas y a cultivar la esperanza para su propia historia, que defiende con el derecho a crecer y a soñar con un mundo mejor.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Lezvy Samper: tuve que reconciliarme con Irma, solo así podía interpretarla

Leydiana Leyva Romero

Alexander Luna, las circunstancias le cambiaron la vida

Edelmis Cruz Rodríguez

Bárbara Soto, tres veces comprometida con su organización

Edelmis Cruz Rodríguez

Escribir Comentario