Presidente cubano encabeza Mesa Redonda Informativa sobre medidas frente a la Covid-19

Presidente cubano encabeza Mesa Redonda Informativa sobre medidas frente a la Covid-19

El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez afirmó esta tarde que la situación global frente a la Covid-19 constituye “un desafío inédito, marcado por una pandemia que no se ha podido contener”.

En la Mesa Redonda sobre en la que se anuncian las últimas medidas del Gobierno cubano ante la pandemia, dijo que “hay miles de contagios y miles de muertes, hay pánico, se cierran países y ciudades enteras; se hunde la actividad económica, se cancelan conciertos. Es una situación de crisis sanitaria, económica y laboral”

Una nota de Cubadebate señala que el Presidente afirmó que en medio de tantas malas noticias, llegan otras positivas como la búsqueda de una vacuna y el agradecimiento al personal sanitario que cotidianamente pone en riesgo sus vidas para salvar las de otros.

La propia situación global, continuó Díaz–Canel, está dando “señales y alertas que hemos estudiado” y sobre las cuales se basan las “propuestas y acciones que vamos a implementar”.

Señaló que los pacientes asintomáticos tienen alta incidencia en los contagios, pues pueden estar transmitiendo la enfermedad sin ser detectados. “Muchos cuestionan por qué no se detectan los enfermos con la COVID-19 en el aeropuerto, y es precisamente por esta causa”.

De acuerdo con las estadísticas mundiales, dos de cada tres contagios son por personas que no presentaban síntomas. “El número real de contagios es mayor que lo que dicen las cifras oficiales, porque muchas personas no son conscientes de tener el virus y lo transmiten sin saberlo”, apuntó el presidente cubano, y recordó que, según estudios, el número de casos detectados es entre seis y diez veces mayor que los números reales.

La situación global nos da otra alerta, “el repentino aumento de pacientes con gravedad que necesitan cuidados intensivos pone en un tiempo muy breve una carga muy intensa sobre los sistemas de salud y provoca su colapso”.

“Enfrentar la epidemia desde nuestras fortalezas y atendiendo a nuestras debilidades”.

En el caso de Cuba, se planteó una sola opción, “enfrentar la epidemia desde nuestras fortalezas y atendiendo a nuestras debilidades”, dijo el Presidente.

Se ha mantenido un análisis en el Buró Político, y también en el Consejo de Ministros. Además, se dio un recorrido con reuniones territoriales, donde se calificó a todo el primer nivel de dirección y, desde ese momento, hay reuniones diarias sobre la situación mundial y del país, en las que se evalúa la implementación de las medidas.

Díaz-Canel aseguró que se han tomado en cuenta las experiencias de los primeros países afectados por la pandemia y de los que presentan una situación más crítica, así como los protocolos internacionales. Sin embargo, “nuestro plan parte de las experiencias de Cuba y sus condiciones. Y sobre esta base se conformó un sistema de acción que tiene como prioridad defender la vida humana”.

El presidente explicó que en Cuba se ha trabajado por etapas, y en correspondencia con ellas se ha actuado.

Estas etapas son:

  1. Preepidémica, o fase uno, en la que está el país en estos momentos. En esta se notifican casos confirmados de viajeros procedentes de países afectados, o casos locales que se han producido porque han tenido vínculos o contactos con esos viajeros.

“Las medidas que vamos a aplicar son de otras etapas que serán agilizadas para trabajar con mejor eficiencia y adelantarnos a sucesos que pueden ser más complejos”, precisó Díaz-Canel.

  1. Transmisión autóctona limitada: Se confirman casos en los cuales no se han podido establecer nexos directos con viajeros procedentes de áreas afectadas. Casi siempre está limitada a conglomerados pequeños, o una localidad del país, o una institución o centro en particular.
  2. Epidémica: Es la más compleja. Se detectan y confirman casos sin nexos con viajeros, se incrementan los casos en diferentes localidades del territorio nacional y ocurren picos en la curva de la pandemia.

“Iniciamos la fase uno, por lo que se preparó todo el sistema de enfrentamiento y de inmediato se inició el pesquisaje para la detección de la enfermedad. Los 21 casos que tenemos en el país, en la manera en que se han detectado, han demostrado que el sistema ha funcionado”, dijo el presidente de la República.

De acuerdo con el mandatario, las nuevas medidas que se anuncian este viernes apuntan al incremento de la severidad en el control para evitar y atenuar la transmisión en el país, y preservar a la población.

“No se descartan otras más severas en las próximas horas o días, en dependencia de la evolución de la epidemia en el mundo y en Cuba”.

“Como Estado y Gobierno, tenemos la responsabilidad de proteger las vidas humanas”

Díaz-Canel subrayó que la principal afectación en la actualidad en Cuba, con respecto a enfermedades o epidemias, no es la COVID-19, sino otras enfermedades respiratorias que tienen una mayor presencia en la población.

“Como Estado y Gobierno, tenemos la responsabilidad de proteger las vidas humanas y todo el tejido social, enfrentando la situación de una manera integral, con serenidad, realismo y objetividad. No puede haber pánico ni exceso de confianza”, afirmó Díaz-Canel.

También recordó que preservar la salud en un país como Cuba demanda ante todo voluntad política, y esa existe, pero también una actividad económica que la sostenga. “Para tener indicadores de salud como los de este país y enfrentar la situación en la manera en que la estamos enfrentando, también necesitamos un apoyo desde la economía, a tono con sus condiciones”.

En su comparecencia, el mandatario sugirió que personas justamente preocupadas por el comportamiento de esta pandemia, quienes han demandado el aislamiento social o la cuarentena total, “deben considerar que para que la mayor parte de la población y de la sociedad se aísle, hay otra parte que no puede cesar en las actividades que le dan vitalidad al país”.

Cuba regulará la entrada de personas al país, salvo los residentes

El primer ministro, Manuel Marrero Cruz, afirmó que las medidas aprobadas no parten de una “una decisión apresurada, improvisada, sino que forman parte de un plan que hemos estudiado, y que conocen todos los actores involucrados”.

No se trata de un cierre de las fronteras del país, sino de regular la entrada de personas, salvo los residentes, que incluyen a algunos extranjeros que viven en el territorio nacional de forma permanente o temporal por motivos de trabajo. “Todo el que reside en Cuba no tendrá limitaciones. El resto de las entradas sí serán reguladas”.

Asimismo sucederá con la entrada por vía aérea o vía marítima. Esto quiere decir que las tripulaciones de barcos mercantes, que decidan bajar tendrán que ser sometidos a vigilancia.

Las limitaciones son a personas, el comercio se mantiene. Continuará el arribo de embarcaciones de carga y de aviones. Pero si habrá una limitación de movimiento con la tripulación, deberán estar concentrados en lugares con vigilancia médica. Tenemos que mantener viva la economía, afirmó.

Participan además José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública; Betsy Díaz Velázquez, ministra de Comercio Interior; Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas y Precios; Marta Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social; Francisco Mayobre Lence, vicepresidente primero del Banco Central de Cuba, y otros invitados.

Medidas financieras

El diario Juventud Rebelde refiere otras intervenciones en la Mesa Redonda.

Meisi Bolaños, ministra de Finanzas y Precios explicó que el sistema financiero nacional ha venido operando para adoptar las medidas impositivas y financieras necesarias ante la situación epidemiológica actual.

Para las actividades del Trabajo por Cuenta Propia (TCP) que se suspendan ya sea por decisión del gobierno o por decisión del propio trabajador, por ejemplo aquellas relacionadas al sector turístico, estas personas quedarán liberadas de la tributación de sus impuestos, durante el periodo de la suspensión y durante el tiempo que dure la causa que lo provocó.

En cuanto a los aportes a la seguridad social, aunque se mantienen, se adoptarán los aplazamientos necesarios de estas obligaciones en tanto dure la situación excepcional.

Los TCP que ejerzan la actividad gastronómica van a tener reducida en un 50 por ciento el aporte de las cuotas tributarias mensuales y una reducción equivalentes a los demás pagos tributarios, informó Bolaños.

En las zonas turísticas los gobiernos municipales decidirán las reducciones de las cuotas mensuales tributarias de acuerdo a las afectaciones especificas del área.

Hay otros impuestos que sí se mantienen, como el impuesto sobre la venta.

En el caso de los artistas y otras figuras, cuyo pago tributario vence el 30 de abril, podrán acercarse a las ofician tributarias para solicitar el aplazamiento.

Se reducirán, además, la carga impositiva de la empresa estatal socialista afectada por la situación actual.

El comercio interior también adopta medidas

La Ministra del Comercio Interior de Cuba, Betsy Díaz Velázquez, explicó que el sistema de comercio interior ha participado de forma activa en todo el plan elaborado desde el principio. «Es importante señalar que para nosotros es vital mantener funcionando la red de establecimientos, pero deberán acogerse a las medidas adoptadas», precisó la ministra.

En la actividad gastronómica deberá reducirse el servicio a un 50 %, y separar las mesas a dos metros de distancia. En el caso de aquellos comedores obreros que no puedan distanciar las mesas, deberán aplicar horarios escalonados.

En el sistema de atención a la familia, que hoy atiende a más de 71 personas de la tercera edad en todo el país, podemos incorporar la entrega a domicilio o autorizar a otras personas que puedan acercar este servicio a los adultos mayores.

Se suspende la actividad de campismo en todo el país, y se realizará la debida devolución de los pagos que se hayan realizado. En los parques temáticos solo funcionarán los establecimientos gastronómicos.

Confirmados 21 casos de COVID-19 en Cuba

El ministro de Salud cubano, José Ángel Portal Miranda se refirió a la situación epidemiológica internacional:

  • 157 países confirmados con la enfermedad
  • 242 mil 488 casos confirmados en total
  • Letalidad que supera un 4%
  • Personas fallecidas 9885
  • 92 países que tienen transmisión
  • China, Italia, España, Estados Unidos, Francia, Corea del Sur, Alemania se reportan como los países con mayor cantidad de casos.

En en el caso de Cuba explicó que hasta ahora se han confirmado 21 casos, el italiano fallecido, y que el resto de los pacientes se mantiene clínicamente estable. De igual forma comentó la salida de un paciente norteamericano con el protocolo establecido en estos casos.

Señaló además que hay 716 personas en seguimiento y que se mantiene una vigilancia extrema de las personas que posean síntomas respiratoios.

«Para nosotros cualquier caso vinculado a una persona que entró al país con síntomas respiratorios es un caso sospechoso» explicó.

Al referirse a las medidas que desde el Sistema de Salud Pública cubano se adoptan en el país explicó que todas las medidas que se han informado y aplicado hasta ahora se mantienen y que muchas de ellas solo serán incrementadas.

Medidas para la prevención y control de la COVID-19:

  • Se mantiene la preparación del personal de Salud

Insistió en que todo aquel que presente síntomas de enfermedades respiratorias acuda de manera inmediata al sistema de salud. La prueba para detectar en nuevo coronavirus tiene un protocolo para su realización, y se prioriza los pacientes que puedan tener síntomas respiratorios. A partir de la evaluación que se le haga y se descarte otros virus existentes en el país, entonces se le realice este examen específico.

  • Mantener el distanciamiento social. Llamó al comportamiento responsable. Evitar exponerse y exponer a otras personas.
  • Se mantienen la vigilancia en frontera en los aeropuertos.
  • Se incrementa la vigilancia en las terminales nacionales, para identificar personas con síntomas respiratorio, fiebre, etc.
  • En los aeropuertos se entregará tarjetas rojas de forma más extendida.
  • Todo el viajero residente en el país se le aplicará medidas de aislamiento por 14 días en las instituciones de salud.Es una medida sanitaria de estricto cumplimiento, para proteger a su familia y el pueblo.
  • Para visitantes extranjeros que se mantendrán en los próximos días en el país se mantienen los controles sanitarios y así mismo a los trabajadores del sector turístico hotelero. En coordinación con el sector del turismo se incrementará el personal de salud en estas áreas.
  • Todo sitio público tendrá que tener disponible hipoclorito de sodio para el lavado de mano.
  • Llamado a la responsabilidad personal de cada cual de no asistir a centros de trabajo o asistir a ellos de tener síntomas sospechoso.

En vivo

/mdn/

(Noticia en desarrollo)

Artículos relacionados

Ordenamiento monetario, clave en la nueva estrategia socioeconómica de Cuba

redigital

Gobierno cubano con tres prioridades: enfrentamiento a la COVID, batalla contra el Bloqueo y estrategia económico-social

redigital

Presidente cubano destaca labor de médicos internacionalistas en Dominica

Agencia Cubana de Noticias

Escribir Comentario