La Cana, triunfo mambí
FOTO/Tiempo21

Patriotas de Las Tunas entre los primeros en incorporarse a la Guerra Necesaria

Desprovistos de recursos para continuar peleando en la manigua, y tras el Pacto del Zanjón, los patriotas tuneros se vieron obligados a deponer las armas el 6 de junio de 1878, pero no renunciaron a su determinación de ver a la patria libre del poder español.

Ante el lecho de muerte de su principal caudillo, Vicente García, juraron continuar la lucha armada, ahora organizada desde el exilio por José Martí.

Ya en 1889, Francisco Panchín Varona Tornet, el hijo de Francisco Varona González, preparó una expedición que fracasa y cuando se escapa de las cárceles de España, viene a Las Tunas y organiza la lucha junto a su padre.

También otras personalidades del territorio como el doctor Rafael Pérez Martínez y Julián Santana, que tuvieron participación en la Guerra de los Diez años, se vinculan a la nueva contienda.

Aunque el alzamiento ocurrió el 24 de febrero de 1895 en 35 lugares de la geografía cubana, Varona al mando de 159 hombres se levanta en armas contra el gobierno español un día antes, debido a una delación, en su la finca Ventorrillo, en Las Veguitas.

Con el valor acostumbrado los tuneros se destacaron innumerables acciones militares. Entre ellas está el asalto al poblado de San Miguel de Nuevitas en Camaguey, el 6 de abril de 1895, al mando de Panchín Varona con el objetivo de pertrecharse de municiones y armas, y en el cual cae con los grados de capitán.

Como puente entre el oriente y el occidente del país, Las Tunas fue un punto nodal de acciones militares, sobre todo en la zona del Guamo, Jobabo, durante la invasión al occidente fue escenario de varios combates comandados por Antonio Maceo.

Finalmente, el asalto, toma e incendio de la ciudad por Calixto García durante los días de 28 al 30 de agosto de 1897 fue la acción descollante que puso en crisis al ya debilitado régimen español y condujo a la derrota definitiva de Valeriano Wyler en Cuba, triunfo que la intervención norteamericana le arrancó de las manos a los mambises.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Oscar Vega, primer internacionalista tunero

Tania Ramirez

Cristino Naranjo, un guajiro muy valiente

Tania Ramirez

Huellas de Piti Fajardo en San Joaquín

Tania Ramirez

Escribir Comentario