Tony Borrego, su cuerpo ha de alumbrar en un recodo
Dolor y tristeza en la despedida de Tony Borrego. (FOTOS del autor).

Tony Borrego, su cuerpo ha de alumbrar en un recodo

Las Tunas.- Los restos mortales del poeta de Las Tunas, Antonio Borrego Aguilera (Tony) fueron sepultados hoy en el cementerio municipal Vicente García, de esta ciudad, donde le dieron el último adiós familiares y amigos.

Bajo un sol radiante de la mañana de este 21 de noviembre fue escuchado su himno: Dircurso de un hombre sólo, en voz de uno de sus colegas, mientras que muchos de los presentes iban repitiendo los versos que lo inmortalizaron.

Lea también: Tony, el discurso de un hombre acompañado

El escritor Carlos Esquivel leyó uno de los poemas del último libro de Tony, y las lágrimas no dejaban de correr por las mejillas de quienes le fueron más cercanos, mientras la emoción se apoderaba de todos los que lo acompañaban, al tiempo que se cuestionaban la quietud del poeta más popular de su generación, que yacía como dormido, quizás pensando en el próximo verso o en la próxima ocurrencia para cuando llegara a un grupo de amigos.

Tony Borrego, su cuerpo ha de alumbrar en un recodoAlgunos dijeron otros de sus versos, alguien le dedicó unas décimas, y Elvira Skourtis, presidenta de la Filial de músicos de la Uneac en Las Tunas le cantó una canción a modo de reafirmar su eterna presencia en esta tierra que lo vio nacer y crecer.

Fue una mañana triste, muy triste, en la que la muerte se impuso sólo físicamente, porque la gente que lo acompañó aquí o desde lejos, sabe de sobra que Tony sólo ha ido a dar una vuelta por otros rumbos.

Lea más: Ha muerto Tony Borrego, el poeta más popular de su generación

Y nada mejor para terminar esta triste nota que unas declaraciones suyas al periódico 26 el pasado mes de julio sobre su cuaderno Figuras viscerales:

«No pretendo ser optimista a destiempo, sino el poeta que plantea una realidad dolorosa, entrevista por los resortes de una poesía intimista, confesional, que ha de servirle al lector como espejo irreverente y múltiple donde probarse cada antifaz cotidiano. Mi cuerpo ha de alumbrar en un recodo».

Y tiene mucha razón el poeta: su cuerpo alumbrará en cualquier recodo.

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

APK La Guarida se gestiona como hogar digital de la AHS en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Presentan talleres infantiles de Teatro Tuyo primer espectáculo en solitario.

Sheyla Arteaga Rodriguez

En una maleta el mundo obtiene Premio Principito de narrativa infantil 2020

Yanetsy Palomares Pérez

Escribir Comentario