Mel Ameijeiras, estirpe rebelde
Junto a Abel Santamaría, Mel asaltó el hospital Saturnino Lora como parte de las acciones de ataque al Cuartel Moncada.
Historia

Mel Ameijeiras, estirpe rebelde

Las Tunas.- ¿Conoció el amor, Mel? No lo podría asegurar. Pero de pobreza, de tristeza, de impotencia por la injusticia y la miseria en la que vivía el pueblo de Cuba, de eso sí sabía bien.

Por ello, siguiendo el ejemplo de los hermanos mayores, Juan Manuel Ameijeiras Delgado muy pronto se enredó en las acciones conspirativas en la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Era el menor de los diez hijos y nació en 23 de octubre de 1932 en la modesta vivienda familiar de Pueblo Viejo en Chaparra, actual municipio tunero de Jesús Menéndez.

La desaparición del padre, obliga a la familia a sucesivas mudanzas en busca de mejores condiciones laborales y luego de transitar por Puerto Padre y Santa Clara, logran establecerse en La Habana en 1945.

En algún momento de su infancia se apasionó por el ajedrez, a tal punto que siempre llevaba consigo el tablero y aprovechaba cualquier tiempo libre para sumergirse en la estrategia del juego. Incluso, en el auto que condujo durante los sucesos del Moncada fueron encontrados los trebejos.

Mel formó parte de los jóvenes seleccionados de las filas del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), para recibir preparación militar, aún sin saber en qué consistía la misión.

Chofer de autos de alquiler por tradición familiar, el 25 de julio de 1953, salió del parque de La Fraternidad junto con los integrantes de su célula revolucionaria, al timón del Chevrolet 280-053, con destino a Santiago de Cuba.

La madrugada del propio 26, Fidel Castro, en la Granjita Siboney reveló el plan del ataque al Cuartel Moncada.

En el grupo de Abel Santamaría y con la misión de ocupar el Hospital Saturnino Lora, colindante con el cuartel, Juan Manuel al mando, iba al timón del segundo carro. Tras ocupar el inmueble, se desata el combate en el Cuartel, distante a pocos metros.

Durante tres horas, los hombres de Abel se enfrentan al enemigo y al quedarse sin pertrechos deciden hacerse pasar por pacientes al carecer de vías de escape.

Apresados y llevados al Cuartel por los soldados de la dictadura, el pequeño de los Ameijeiras, junto al resto de sus compañeros fue torturado y asesinado.

Juan Manuel Ameijeiras Delgado, solo tenía 20 años de edad y la clara decisión de ofrendar su vida por construir un futuro mejor para su patria.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Destacan humanidad de Camilo Cienfuegos en Las Tunas

Tania Ramirez

Himno Nacional de Cuba, decisión eterna de luchar

Tania Ramirez

Un alegato que cambió la historia

Tania Ramirez

Enviar Comentario


× nueve = 27