Sombras perdidas
Los largos corredores de Las Tunas sirven de protección contra los rayos solares a los transeúntes. (TIEMPO21 FOTOS/Rey Betancourt)
Fotorreportajes

Sombras perdidas

Las Tunas.- El sol, centro de nuestro sistema solar, es la fuente natural de vida que crea todo lo que acciona. La ciudad de Las Tunas se distingue en su arquitectura por los largos portales que ayudan a los transeúntes a protegerse de los inclementes rayos solares.

Sin embargo, muchos propietarios de las viviendas que los poseen impiden alcanzar ese placer  a quienes deambulan por la ciudad, al cerrar el paso por estos cobertizos.

La mejor solución será ayudarnos mutuamente, cuando el dueño del portal permita transitar por ellos mientras los beneficiados contribuyen al cuidado y limpieza de la propiedad ajena.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Las murallas que impiden mi paso

Reymundo Betancourt Alvero

Octubre, dos hechos y un protagonista

Reymundo Betancourt Alvero

Leñadores de Las Tunas, a la segunda también puede ser la vencida

Angel Luis Batista Santiesteban

1 comentario

Diego Palacio 15 octubre, 2019 at 9:17

Muy buen artículo, tengo entendido que esas cercas perimetrales no deben estar ya que va en contra del diseño original de esos inmuebles, debemos lograr mantener la originalidad de nuestro patriminio inmobiliario,

Respuesta

Enviar Comentario


− uno = 1