Garantizan transportación hacia la playa desde la terminal de Ferrómnibus de Las Tunas
Podcast

¿Qué deseamos en el verano?

Las Tunas.- Los meses de verano representan una oportunidad para distraernos y alejarnos de la rutina de todo un año. Algunos prefieren aliviar el calor en playas, ríos o piscinas; otros irse de excursión con los amigos y algunos comenzar a leer un buen libro. Nadie quiere dejar un espacio vacío en su tiempo libre porque una vez más llegará septiembre para poner fin al motivo de tanta celebración.

¿Cuáles son las opciones más demandadas por los tuneros en este verano? ¿Qué problemáticas los alejan de la diversión? A estas cuestiones dedicaremos el debate Sin pelos en la lengua.

En los planes de cada cubano para disfrutar el verano hay una constante, una justificación para esquivar el calor tan intenso de los meses estivales y lucir atractivas prendas de baño. Pero el verano no es únicamente arena y Sol. Esta también es una ocasión ideal para cultivar el intelecto. La lectura, los recorridos por otras ciudades y visitar los museos, también son propuestas interesantes.

El verano se convierte en una etapa muy exigente. La juventud es uno de los grupos etarios más ávidos de recreación en esta provincia. Desde hace algún tiempo se ha llamado por diferentes medios a la elaboración de propuestas variadas e inteligentes para este público. Aunque todavía resulta alarmante la pasividad de la ciudad al anochecer.

Escuche el podcast

Ir a descargar

Para quienes aún estudian, la etapa estival dura aproximadamente 60 días. Resulta complicado encontrar propuestas para disfrutar cada una de las jornadas como merecemos. El descanso puede llenar buena parte de ese tiempo pero para quienes trabajan y solo tienen 15 días para relajarse y divertirse, el tiempo es oro.

Todavía faltan propuestas para que tuneros y visitantes disfruten de la ciudad. El verano debe marcar un cambio desde el primer instante, no puede ser sinónimo de tranquilidad, pasividad o aburrimiento. Faltan centros nocturnos con una cartelera de actividades sugerentes para el público joven, no todos pueden o quieren frecuentar la discoteca.

Escasean propuestas para los niños, mejor servicio y atención en establecimientos gastronómicos a los que acude cotidianamente la familia; dígase pizzerías o heladerías, etc. Tampoco se crean las condiciones óptimas para que el talento local sea el centro de atención en la urbe y aporte dinamismo a una ciudad llena de arte por las esquinas.

Mucho se puede hacer para que el verano de cada tunero quede felizmente en el recuerdo, sin tocar los problemas económicos que todos conocemos. Son más cuestiones de estrategias que de logística. Y usted qué piensa. ¿Cómo desea invertir su tiempo de verano? ¿Tiene alguna insatisfacción relacionada con este tema? Cualquiera que sea su opinión puede emitirla a través de este espacio o del sitio tiempo21podcast@gmail.com. Yo soy Leydiana Leyva Romero y lo invito a un próximo debate Sin pelos en la lengua.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Lazos más allá de la sangre

Leydiana Leyva Romero

Nuestra ciudad más allá del tiempo

Leydiana Leyva Romero

Cuba: una maquinaria en movimiento

Leydiana Leyva Romero

Enviar Comentario


6 + = quince