Ofelia, una enfermera todo terreno
Ofelia. (FOTO de su cuenta de Facebook).
Gente

Ofelia, una enfermera todo terreno

Las Tunas.- A la enfermera Ofelia Coy Blanco, la labor internacionalista la ha hecho asumir nuevos retos en otras áreas y sobre todo, como ser humano, una experiencia que consolida desde el 2017 en Venezuela durante su segunda misión en la patria de Simón Bolívar.

Comunicar con ella fue todo un orgullo a través de las redes sociales, accesible ante la petición de que comentara sobre el trabajo que desarrolla en el país sudamericano, pero contando con el poco tiempo que le dejan las responsabilidades que tiene como enfermera neonatóloga en el estado Táchira, fronterizo con Colombia.

Es un compromiso eterno con la Revolución  -me dice- por eso cada día continúo  fortaleciéndome más y obteniendo experiencia dentro y fuera de mi perfil.

Y es que Ofelia Coy sabe que ser internacionalista no representa una tarea fácil, pero sí es una cuestión de compromiso, de responsabilidad y de humanismo, valores fáciles de descifrar cuando cuenta que en cierta ocasión, por necesidad de servicio, asumió el activismo de farmacia por cinco meses, una especialidad que hasta ese momento nunca había ejercido.

En su hogar, en el reparto Buena Vista de esta ciudad, encontramos a su esposo Pedro Pablo Hernández Leyva inmensamente contento porque a la hija, Daniela -gemela con Daniel-, le acababan de otorgar la carrera de medicina.

«Primero en Botswana, luego en Venezuela del 2008 al 2010 y ahora por segunda vez en esa nación desde el 2017», dice Pedro Pablo mientras señala un reconocimiento para Ofelia que cuelga en la pared, para después contar, sin quejas y con orgullo total, que le ha tocado luchar con los niños desde que eran chiquitos,  la construcción de la casa, trabajar en la calle y luego continuar con las labores del hogar, lavar, limpiar, cocinar, coser la ropa y correr con ellos para el hospital cuando les daba asma bronquial y hasta dengue.

Lo cierto es que casi 20 años junto a Ofelia, le han demostrado que la familia es la base fundamental para vencer cualquier reto.

Es una lástima que no estén «los muchachos» en la casa, para que les entreviste también, dice antes de despedirnos.

Desde el chat, la enfermera me cuenta: «Mi sentir como madre internacionalista separada de mis seres más queridos es algo impactante, pero a la vez me enorgullece, por eso les transmito a mis hijos los valores humanos y de responsabilidad con la Patria, sobre todo en estos momentos, difíciles sin dudas, pero en los cuales hay que demostrar la valía de nuestro país como colaboradores de la misión médica no solo en Venezuela, sino también en cualquier otra latitud».

En Las Tunas, Ofelia comenzó su labor desde los 16 años de edad como auxiliar de enfermería y casi de inmediato, empezó a desempeñarse en la enfermería pediátrica hasta establecerse en el servicio de neonatología del Hospital General Docente Ernesto Guevara de la Serna.

«Me siento una profesional realizada –cuenta—, cuando comencé era muy joven y desde el inicio me gustaba mucho, me conformaba solo con la sonrisa de los pequeñines y la satisfacción de las familias al ver a sus hijos con total recuperación». Esta reportera se siente capaz de acortar los dos mil 066 kilómetros que hoy la separan de su tierra natal, para sentir la emoción que le imprime a tales letras.

«A pesar de las presiones y de las situaciones que enfrenta este país, el pueblo venezolano sabe de las batallas sociales que junto a Cuba ha librado, confía en la medicina cubana, no solo porque hemos llegado a los rincones que nunca antes habían tenido la presencia de un médico, personal de enfermería, de rehabilitación, de optometría y óptica y más, sino porque hemos llegado a los corazones».

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Granmia, una mujer con el «gen radial»

Naily Barrientos Matos

Mercedes Rosado Estrada: por la hermandad y el deber de los profesionales de la salud

Julián Velázquez

Los ojos pícaros de Papita

Leydiana Leyva Romero

Enviar Comentario


× cuatro = 28