La conservación del patrimonio desde la mirada de Iliana Bascón Núñez
La conservación del patrimonio material en la ciudad de Las Tunas constituye una premisa, al ser uno de los centros históricos más pequeños del país. (FOTO/Periódico26)
Gente

La conservación del patrimonio desde la mirada de Iliana Bascón Núñez

Las Tunas.- La conservación del patrimonio material en la ciudad de Las Tunas constituye una premisa, al ser uno de los centros históricos más pequeños del país, donde la confluencia de estilos y el significado de cada pieza que sobrevivió a los incendios de las luchas independentistas son invaluables.

En entrevista a Iliana Bascón Núñez, directora provincial de Patrimonio Cultural, conocimos que hoy un aspecto que interfiere en la preservación y restauración de los inmuebles es la posición de personas naturales y jurídicas que prefieren edificaciones más modernas y resistentes.

«No todo el mundo tiene el mismo entendimiento, la misma comprensión, no todo el mundo tiene los recursos aunque quieran hacerlo. Ahora la tendencia, ya sea por el tema de ciclones u otros fenómenos, es la placa; ya nadie quiere tejas, construcciones antiguas, porque si las paredes eran medianeras, ahora queremos separarnos, ahora queremos una ventana, por esto es muy difícil el tema de la conservación en los centros históricos y en los inmuebles.

«Nos pasa lo mismo con personas naturales que jurídicas, todo el mundo quiere tendencias nuevas, y la ciudad de nosotros no es rica como pudieran ser otras, recuerden que Las Tunas fue quemada tres veces, por tanto hemos heredado muy pocas cosas de época.

«El centro histórico es el más chiquito del país con cuatro zonas, por lo que si seguimos sin conservar lo que es necesario, pronto no tendremos un número de inmuebles con valor porque es difícil mantener las maderas, las puertas, pero hay que tratar de hacer un esfuerzo.

«A mi entender nos falta la creación de una oficina, que es un punto de partida y contribuye, que puede ser del conservador o del restaurador, pero es aquel que se va a encargar de todo este proceso en el centro histórico, como ha pasado en otras provincias donde existe con trabajo consolidado; a nosotros nos hace falta empezar a caminar sobre esa base».

La carencia de recursos dificulta un poco la preservación del patrimonio edificado, así como documentos y otros objetos de valor.

«Sí, en el caso nuestro específico te puedo decir que el Consejo de Patrimonio por varios años tuvo algo que se llamaba Centro Nacional de Conservación y Restauración, y las provincias teníamos la responsabilidad de llevar allí ya fuera un documento o una pieza de las que tenemos atesoradas en los museos y se restauraba, ya hoy no existe.

«Y es justamente esa carencia de los productos de conservación, que la mayoría son importados, lo que nos afecta; entonces lo que tratamos de hacer es conservación preventiva, digitalizar lo que se pueda, porque es muy difícil esa conservación y restauración de lo que está atesorado en los museos.

«Con el tema de los inmuebles igual, restaurar una casa nos llevaría a nosotros y a las entidades gubernamentales los recursos de casi dos casas nuevas, y es una parte difícil. Sin embargo tenemos que seguir y hacerlo lo mejor posible.

¿Qué satisfacciones te quedan de esa labor cotidiana?

«La satisfacción me queda cuando uno termina un museo, cuando ya usted ve el proceso terminado de restauración, de conservación, con una nueva museología, con una nueva museografía, esa es la satisfacción, cuando usted tiene ese colectivo.

«Qué puedo decir del memorial Barbados que ha transitado por tantos directores en todo el proceso de restauración en una edificación nueva. Sí tenemos que reconocerlo, es un falso histórico, pero lo tenemos.

«Qué te puedo decir de lo que nos viene pasando desde el 2008 con el museo Fernando García Grave de Peralta en Puerto Padre, pero con un colectivo muy abnegado. El momento en que ya yo vea el museo terminado, constructivamente, no ya con un montaje terminado, eso se disfruta mucho, como después empezar el proceso de remontaje de ese guión museológico y diseño museográfico; el que lo ve desde afuera piensa que es coger dos piezas o dos textos, montarlos y ya, pero es extremadamente difícil hacerlo.

¿Cómo llegar personalmente a la población y que entiendan la importancia de la preservación?

«Todo lo que se haga en materia de divulgación para que la población llegue a sensibilizarse nos es poco, hoy no estamos satisfechos con lo que hacemos en esa materia, tenemos que hacer más y no cansarnos porque a las personas debemos hablarle todos los días sobre qué significa la conservación, por qué lo hacemos, qué significa que usted viva, que radique en un inmueble con un valor patrimonial o qué significa ese patrimonio que está atesorado en el museo; te puedo decir que hay personas que no han ido a un museo, como estudiantes en las escuelas que por situaciones determinadas no llegan.

«Por situaciones como esas nosotros todavía no estamos satisfechos de lo que en materia de divulgación hemos hecho, tenemos que seguir trabajando y más».

Iliana Bascón Núñez, directora provincial de Patrimonio Cultural, refiere además que pese a las carencias se han logrado rescatar instituciones como el Memorial Mártires de Barbados, y es un anhelo llevar a término el museo de Puerto Padre donde se han dado algunos pasos de avance.

Se reconoce que falta promoción y acciones para educar a los propietarios sobre lo importante de conservar cada pieza, también en otras instituciones debería existir la conciencia para desde la historia incentivar la preservación de nuestro patrimonio, herencia viva del pasado de este territorio y sus habitantes.

/nre/

 Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Ismael Pérez, en el magisterio con los deseos de hace 50 años

Yami Montoya

Ofelia, una enfermera todo terreno

Danielle Laurencio Gómez.

Ernesto, el vigía de los trenes

Naily Barrientos Matos

Enviar Comentario


+ 6 = catorce