Defensa de La Habana, consolidación de la cubanía
FOTO/Internet (Imagen de la época)
Historia

Defensa de La Habana, consolidación de la cubanía

Las Tunas.- Nunca imaginaron los ingleses que aquel seis de junio de 1762 atacaron la ciudad de San Cristóbal de La Habana, que su acción contribuirían al nacimiento del sentimiento rebelde y patriótico de los futuros cubanos.

La isla de Cuba, con su posición geográfica de privilegio en el Mar Caribe devino la fruta deseada por el gobierno inglés dada su cercanía a las colonias de Norteamérica.

Aunque era una de las posiciones españolas más importantes de la época, la Villa estaba lejos de ser inexpugnable, pues sus fortificaciones eran pequeñas y débiles, con excepción del castillo del Morro.

Aquel día catorce buques de guerra de la fuerza naval ibérica estaban anclados en el puerto habanero. Sin embargo, al aparecer por el norte, los ingleses sortearon una ruta más peligrosa pero lograron la ventaja de la sorpresa.

Dos meses de asedio y mucha sangre tuvieron que derramar los ingleses para tocar tierra cubana, pues por primera vez españoles y criollos se aliaron para rechazar el asalto.

Los errores tácticos y defensivos del ejército español, unidos a la superioridad numérica y de armamentos, propiciaron que finalmente el sábado 14 de agosto, la bandera blanca fuera izada en el Morro. No obstante, la población aún resistió un poco y con armas blancas salieron a las calles.

Fue entonces que los defensores de Guanabacoa, comandados por el regidor de la villa, José Antonio Gómez, Pepe Antonio, ganaron un lugar meritorio en la historia y validaron el poder del machete en la lucha contra el invasor, arma que sería retomada posteriormente en las largas guerras por la independencia de España.

Tras once meses, y en virtud del Tratado de París la villa de San Cristóbal volvió a ser española. Sin embargo, los hijos de españoles nacidos en la Isla comenzaron a sentirse cubanos y a soñar un futuro de independencia para la patria.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

Amancio Rodríguez, el hombre que no adornaba verdades

Tania Ramirez

Combate de La Federal, orgullo de los tuneros

Tania Ramirez

Toma de Las Tunas 1897: colofón del dominio español en Cuba

Tania Ramirez

1 comentario

Mario Marti-Brenes 6 junio, 2019 at 10:34

En esos 11 meses los ingleses nunca tuvieron paz, al punto que la mayoría de sus bajas ocurrieron durante los meses de ocupación de un territorio de menos de 20 km cuadrados

Respuesta

Enviar Comentario


× seis = 48