En busca de una sonrisa
Salud

En busca de una sonrisa

La vida está marcada por la sucesión de fechas y frecuencias numéricas que convierten a cada ser humano en un ente trascendental tras su nacimiento.

El 16 de enero su llanto no estremeció el salón de parto del Hospital General Docente Ernesto Guevara de la Serna, de la provincia de Las Tunas.

Tras el proceder quirúrgico de una cesárea a las 40 semanas nació el pequeño de 7,1 libras de peso, Liovannis Jesús Reynaldo Álvarez, un bebé que marcaría en el territorio un antes y un después de la cirugía pediátrica mediante la técnica de labio-glosopexia de Routledge.

La vida de Liovannis Jesús fue marcada por anomalía congénita de la Secuencia Robin, que afecta a uno por cada ocho mil 500 recién nacidos.

Hasta el nacimiento de su segundo hijo, Anisbelkis Álvarez Mayedo desconocía de la existencia de esta malformación. A la joven del municipio de Manatí tras practicársele la cesárea le informaron de esta condición. «Me explicaron que mi bebé había nacido con ese síndrome y lo trasladaron a los servicios de Neonatología, donde ha permanecido hasta hoy».

Anisbelkis Álvarez Mayedo, madre de Liovannis Jesús.
Anisbelkis Álvarez Mayedo, madre de Liovannis Jesús. (Tiempo21 Fotos/Angeluis)

«El embarazo trascurrió sin problemas, cada ultrasonido y consulta fueron en la fecha establecida, no sabemos cómo pasó», detalla quien con anterioridad tuvo una hija totalmente sana.

«Mi bebé ha estado en Neonatología desde que nació, vamos a verlo frecuentemente y los médicos nos mantienen al tanto de su evolución», confiesa Anisbelkis, y se muestra tímida durante los pocos minutos que concede para esta entrevista.

Liovannys, con tan solo 20 días necesitó la emergencia médica de un tratamiento quirúrgico para mantener la vía aérea permeable, pues como resultado de esa condición corría peligro. Cuando su estado clínico mejoró se decidió el proceder.

En esta ocasión un grupo multidisciplinario liderado por especialistas de la provincia de Matanzas e integrantes de los servicios de Genética, Maxilofacial, Neonatología y Ortodoncia de Las Tunas, tendría en sus manos la responsabilidad.

Intervención in situ

Buscar esa sonrisa limpia y amplia que no les vieron a sus hijos al nacer por culpa de una anomalía congénita, es un reto que bien conocen las doctoras Marisel del Busto García Chinea y su colega Damaris Calvo Pérez, del Hospital Pediátrico Eliseo Noel Caamaño, de Matanzas, quienes revierten en alrededor de una hora una condición física y devuelven la seguridad de vida a un pequeño de solo 20 días.

Marisel del Busto García Chinea, especialista en segundo grado en Maxilofacial.
Marisel del Busto García Chinea, especialista en segundo grado en Maxilofacial.

Descargue el audio

Marisel se sienta un instante antes de entrar al pequeño salón habilitado en el Servicio de Neonatología del Hospital Guevara. Sus manos buscan la mayor tranquilidad posible ante la emotiva responsabilidad que tendrán en cada incisión dentro de una pequeña cavidad que dejará que el torax se contraiga en el proceso de inspiración y expiración natural, sin riesgo para Liovannis.

Pasa su mano por el rostro para aclarar su vista y se encomienda a un poder que invoca con la mayor fe de su alma. Marisel está adiestrada junto a Damaris para realizar este tipo de intervención quirúrgica desde hace cuatro años, pero no escapan al desasosiego que conlleva cada caso por su infrecuencia.

«Es una gran responsabilidad ayudar en la formación de los profesionales de Las Tunas en esta técnica, pues esta anomalía congénita se reporta en muy bajo índice de incidencia», asegura Marisel antes de enfrentarse al reto de ofrecerle a Liovannis una mayor calidad de vida y una inserción social plena en el futuro.

«Este padecimiento, descrito en 1923 con la triada de micrognatia, glosoptosis y obstrucción respiratoria, tiene un índice de mortalidad asociada al grado de dificultad respiratoria, de ahí la importancia de la intervención oportuna», describe la especialista en segundo grado en Maxilofacial.

La profesora asistente e investigadora agregada ha expuesto su labor y se ha preparado internacionalmente en el Boston Children Hospital, de los Estados Unidos, mediante convenio de colaboración científica del Ministerio de Salud Pública de Cuba. Hoy comparte sus conocimientos sobre las intervenciones de las malformaciones cráneo-faciales con los galenos del territorio, y en específico sobre la técnica labio-glosopexia de Routledge, aplicada por ella y su equipo hace cuatro años en Matanzas.

Equipo médico multidisciplinario realizando la cirugía que además de salvar la vida de Liovannis le ofrecerá una mayor calidad de vida.
Equipo médico multidisciplinario realizando la cirugía que además de salvar la vida de Liovannis le ofrecerá una mayor calidad de vida.

«Lo ideal es la distracción osteogénica mandibular, pero no tenemos hoy distractores por las limitaciones que Cuba sufre para la compra de accesorios médicos por la política genocida del bloqueo, impuesto por el gobierno de los Estados Unidos», detalla García Chinea.

«El objetivo de la técnica utilizada consiste en fijar la lengua y crear una unión entre la cara ventral y el fondo del surco vestibular a través de una sutura en U, a los 10 días se retira la sutura, la lengua debe quedar en una posición adelantada y por tanto el niño debe respirar libremente y puede alimentarse mediante la lactancia materna», especifica.

Resulta esencial la labor de la especialista en Ortodoncia Damaris Calvo Pérez, quien con más de 10 años de experiencia asiste directamente en la intervención quirúrgica para completar la emergencia médica.

«En el tratamiento multidisciplinario de la cirugía maxilofacial pediátrica, se produce la toma de impresión previa a la cirugía, para elaborar una placa palatina que se colocará posteriormente con el objetivo de separar la cavidad bucal de las fosas nasales y facilitar la alimentación», subraya Calvo Pérez, quien muestra con orgullo su aporte a la cirugía maxilofacial en Las Tunas.

Este proceso, añadió la experta Marisel, además de comprimir la apófisis palatina, estimula el crecimiento de las apófisis maxilares hacia la línea media, para luego realizar la palatorrafia, el cierre de la fisura palatina.

La intervención se ha realizado en 45 minutos, y neonatologos, máxilos, anestesistas y ortodoncistas (odontólogos), concluyen con total éxito el proceso que llevó pocos días para su práctica.

Secuencia Robin, primer caso en Las Tunas

Cuba es calificada como nación pionera en la reparación nasal, y se reportan miy pocos los casos de la Secuencia Robin, y en Las Tunas el año 2019 marca la presencia del primero de su tipo.

Tras el nacimiento del pequeño Liovannis se hizo necesaria la ayuda del equipo multidisciplinario de Matanzas, que hace cuatro años realizó su primera intervención de la Secuencia Robin mediante la técnica de labio-glosopexia de Routledge, a un niño que hoy disfruta de su inserción social plena.

Estas especialistas llevan varios años de experiencia tratando niños que nacen además con malformaciones cráneo-faciales, con la fisura labio alvéolo palatina, una condición de alta incidencia en lugares como Cárdenas, en la región occidental del país.

Yodalis Cedeño Ramírez, jefa del servicio de Neonatología en Las Tunas.
Yodalis Cedeño Ramírez, jefa del servicio de Neonatología en Las Tunas.

Descargue el audio

«Previa coordinación del Servicio de Neonatología, el Programa Materno Infantil y la Red de Genética Médica, de Las Tunas, se precisaron los mínimos detalles para realizar la intervención en el territorio, pues con anterioridad los infantes de esta provincia debían viajar a La Habana para recibir este tipo de asistencia médica», apunta la Doctora Yodalis Cedeño Ramírez, jefa del servicio de Neonatología en el hospital Guevara.

En las Tunas la primera operación de la Secuencia Robin, que afecta a uno de cada ocho mil 500 recién nacidos, marca la continuidad de un entrenamiento de los especialistas que asistían a otros territorios para su superación respecto a otras malformaciones cráneo-faciales. Ahora la población infantil estará más protegida.

Estudios internacionales refrieren que los casos de Secuencia Robin aislados, esporádicos o familiares, podrían deberse a anomalías genéticas que afectan a la producción de una proteína, el factor de transcripción SOX-9, que influye en el desarrollo del esqueleto facial.

La secuencia de Pierre Robin se desarrolla de forma aislada, pero en algunas ocasiones puede estar asociada a distintos síndromes como Stickler, velocardiofacial, microsomía craneofacial y Treacher-Collins.

Esta condición se manifiesta desde el nacimiento y afecta en igual medida al sexo femenino y masculino, aunque se muestra en mayor frecuencia en este último.

Las malformaciones congénitas son problemas que afectan a uno de cada 700 recién nacidos vivos en el mundo, y en Cuba existe una Red Genética Nacional para estudiar a la mamá y al feto mediante exámenes, consultas periódicas, investigación exhaustiva y estudios ultrasonográficos con la más moderna tecnología.

Hoy la superación y experiencia de varios profesionales, la garantía gratuita y la seguridad que ofrecen los servicios de la Salud Pública cubana adquieren el mayor reconocimiento, el agradecimiento de la familia de Liovannis de Jesús, cuyos padres no escucharon su llanto al nacer pero que pronto disfrutarán de su sonrisa.

En busca de una sonrisa

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Experto cubano sugiere varias medidas para combatir el Alzheimer

Redacción Tiempo21

Díaz-Canel visita hospital pediátrico Raymundo Castro, de Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Realizan compleja cirugía pediátrica por primera vez en Las Tunas

Yami Montoya

Enviar Comentario


5 × nueve =