Vivir del arte cuesta
Podcast

Vivir del arte cuesta

El arte corre por las venas de los cubanos. Los que no tienen el sentido estético se complacen con apreciarlo y puede afirmarse que a gran parte de la población de la Isla le gusta disfrutar de un buen espectáculo músico-danzario, en ocasiones para remediar la cotidianidad y en otras para llenar el alma.

Pero detrás del escenario hay problemáticas que no salen a la luz o algún espectador conoce que detrás del brillo y las sonrisas hay bailarines que deben mostrar su talento aunque los espacios no tengan las condiciones óptimas para sus desplazamientos y al igual que los músicos transportarse por sus propios medios e invertir en vestuarios y maquillaje?

Estos pueden ser algunos de los tropiezos comunes que los artistas tuneros enfrentan, pero cuando algún obstáculo va más allá del plano económico que todos percibimos y tiene que ver con problemas organizativos, entonces la búsqueda de la solución es un imperativo. Sobre estos temas opinaron “Sin pelos en la lengua” los artistas tuneros.

Descargar audio

La Empresa de la música de Las Tunas Barbarito Diez, es una de las entidades encargadas de promocionar, comercializar unidades artísticas para espectáculos y remunerar a cada asociado según lo establecido, hasta allí seguimos la pista que los propios entrevistados brindaron.

¿Cuáles trámites sigue la empresa de la música para remunerar a los artistas?

¿Por qué se atrasan en los pagos?

¿Cuánto debe la empresa hasta la fecha?

Evidentemente la investigación me llevó a un conflicto difícil de resolver y como las pistas guían el camino, acudimos a la sede de Cultura Provincial de Las Tunas en busca de respuestas, allí nos esclareció Zenia Ros, encargada de Programación de la Institución.

Los artistas tienen una vida como los demás trabajadores, una vida que incluye responsabilidades con la familia, necesidades básicas y complementos para el desarrollo artístico, todo eso y más depende de un salario. Muchos de los entrevistados afirmaban que del arte no se puede vivir, una realidad en la que puede aplicarse el refrán popular que dice que el tiempo es oro, entre más avance el reloj más grande será la deuda y también los problemas.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Maltrato animal, ¿hasta cuándo?

Leydiana Leyva Romero

Las guaguas y algo más

Leydiana Leyva Romero

Cuidado con el bullying

Leydiana Leyva Romero

Enviar Comentario


× cuatro = 20