El regreso a casa, entre humanidad y profesionalidad
El encuentro con la familia es una emoción para quienes llegan y quienes esperan. (FOTO de la autora).
  • Portada
  • Salud
  • El regreso a casa, entre humanidad y profesionalidad
Salud

El regreso a casa, entre humanidad y profesionalidad

Las Tunas.- Muchas son las historias y experiencias que oímos desde que comenzaron a arribar a Cuba los profesionales de la salud que integraban el programa Más médicos en Brasil. Incluso, para los gajes del oficio, hace que sea difícil la búsqueda constante de ese algo diferente que enganche a los que nos escuchan o nos leen.   

En la tarde de este lunes ya habían arribado de manera general a la provincia de Las Tunas más de 300 colaboradores, en varias caravanas que sin dudas han marcado una pauta en la actualidad porque más que un contingente de ómnibus, resultan un vehículo cargado de emociones, sentimientos, añoranzas y alegrías; que se abre de provincia en provincia y deja al desnudo esa autenticidad del cubano.

Cada grupo que llega es un enigma porque siempre traen una experiencia diferente, vivida desde sus sentimientos y realidades. Y una vez que llegan aquí se juntan con los deseos de abrazar a los hijos que ven más grandes y cambiados, a los padres que regalan el más caluroso de los mimos, a los amigos y vecinos que estrechan la mano firme y a la pareja que queda extasiada con el sabor de tan esperado encuentro.

Más allá de cuestiones políticas, la situación con esta polémica misión, deja lindos recuerdos en la mente de cada uno de los médicos que conocieron otras realidades, pero que al mismo tiempo hicieron familias, amigos y pacientes agradecidos con los cubanos, esos cubanos que palpaban, vivían, sentían y miraban a los ojos a aquellos que tanto necesitaban ser escuchados y atendidos. 

Hoy, faltando tan solo un poco más de 80 tuneros por arribar a la patria chica, queda la satisfacción de haber aportado una pizca de felicidad a los desprotegidos de aquellas favelas o distritos indígenas, además de la excelente acogida de su pueblo y de cada una de las personas responsables que sin descanso alguno, están con la mejor de las sonrisas sin importar retrasos, imprevistos o madrugadas.

A mí, como reportera y cubana, me queda la satisfacción de que una vez más, mostramos al mundo el calibre del que estamos hechos, que somos sin dudas el ajiaco perfecto entre humanidad y profesionalidad. Así lo demostraron los más de 20 mil médicos cubanos que durante estos cinco años, llevaron la esperanza a cada rincón de Brasil.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Otorga Sociedad Cubana de Salud Pública categoría de Miembro de Honor a profesor de Las Tunas

Yanely González Céspedes

Asma bronquial: una enfermedad en aumento

Inmunizarán a niñez de Las Tunas con la Antipolio Oral

Darletis Leyva González

Enviar Comentario


− ocho = 1