Vencer al cáncer es una cuestión de optimismo
Alrededor de 100 asciende el número de las pacientes diagnosticadas con cáncer de mamas este año. (FOTOS de la autora)
Salud

Luchar contra el cáncer con optimismo

Las Tunas.- Moraima Nápoles no se había percatado que en su espalda un abultamiento denunciaba que algo no andaba bien en su cuerpo. Fue su jefa la que le alertó y en cuanto buscó ayuda y comenzó con los exámenes la confirmación fue contundente, padecía un cáncer de mamas.

«Desde 2003 estoy operada y me siento bien. El Proyecto Alas por la Esperanza me ha enseñado a convivir con la enfermedad. Siempre trato de leer, de oír música y buscar información acerca del cáncer.

«Mi hija tenía cuatro años cuando me descubrieron la enfermedad; según los médicos yo venía con ese problema desde antes de tenerla. Ya hoy ella tiene 18 años.

«Me gusta divertirme y trato de siempre estar alegre porque a esta enfermedad no se le puede dar tristeza, si no te mata lentamente».

Luchar contra el cáncer con optimismo
Hilma Reyes.

Hilma Reyes vive orgullosa de su cabello y tras su espléndida sonrisa habita la fuerza que la ha conducido en los últimos 12 años que el cáncer cambió su vida.

«Me dolía mucho el seno y cuando terminé la limpieza general de la casa en espera de fin de año el dolor se me agudizó. La doctora Mariví, con ese amor que la caracteriza, me atendió muy bien.

«Fui operada muy rápido, me dieron 30 radiaciones, 12 sueros; se me cayó el cabello y eso me deprimió mucho. Pero lo superé gracias a las amistades, la familia, y mi esposo quien me decía: Yo he tenido tres mujeres en una, porque la conocí pelilarga, luego calva, después le salió rizo. Por eso traté de estar muy alegre siempre, de divertirme.

«Siempre animo a los demás. Me he dedicado a ir a la sala de quimioterapia para apoyar a los pacientes. Les digo: Mírenme, tengan valor, fe, y contribuyan después a la lucha contra el cáncer.

«Nunca pienso que voy a volver atrás. Adelante siempre. Nunca pienso que tengo nada y con alegría siempre».

Adis Rodríguez refleja en la sencillez de sus palabras un optimismo contagioso. Lloró mucho cuando supo la noticia de su cáncer de mamas. Le fue difícil asimilar cómo caía su pelo con las terapias, pero tras cuatro años de supervivencia ahora descubre las oportunidades que todos los días le ofrece la vida.

«Tuve un estrés muy grande, pero me he recuperado muy bien. Yo le aconsejo que no tenga miedo, todo rápido tiene solución. No hay ninguna enfermedad que detenga a uno y siempre estar en buenas manos de médicos, no perderse ninguna consulta, cuidarse. Vencer al cáncer requiere no tener estrés, y seguir adelante. Vivir, lo más bello que hay es vivir».

Luchar contra el cáncer con optimismo
Magalys Milagros Matamoros.

A Magalys Milagros Matamoros la vida le dio una triste sorpresa. Estaba inmersa en un proceso de tratamiento de su hija a quien había que operar por un nódulo en la mama; se sospechaba un cáncer, y en medio de la incertidumbre y el estrés del momento no se atrevió siquiera a comentar que desde hacía mucho ella se sentía algo en su seno.

Fue un éxito la operación de su hija y la biopsia dio negativa. Entonces confesó su malestar.

«Cuando mi hija terminó su proceso le conté lo que me pasaba y rápido la doctora me reconoció y explicó que había que operarme urgente porque tenía un nódulo grande en el seno; así comenzó todo el proceso. El resultado llegó positivo y hace cinco meses me hicieron la radical de mama.

«Me afligí un poco, pero pensé que tengo una familia hermosa, mis hijas, una nieta, mi esposo es maravilloso y me ha apoyado mucho. Dije, esto hay que darle para adelante y adelante.  

«Ya voy por el cuarto suero y tengo la fe tan grande que me he declarado sana. Yo voy para adelante».

El cáncer se derrotó con Carlina…

Luchar contra el cáncer con optimismo
Carlina Báez.

Carlina Báez es una mujer dulce que da gusto conocer. En 1993 el cáncer llegó a su vida y aunque confiesa que le sacó algunas lágrimas, enfatiza que pronto lo superó porque ella es una fémina valiente.

«Sobre todo hay que tener mucho amor para vencerlo. Yo era muy joven y de un día para otro me transformé, pero recuerdo que el día que me operaron fui tranquila, incluso el médico me preguntó si ese día me iba a casar por cómo iba a enfrentar el proceso.

«Ahora vivo muy feliz. Me encanta el Proyecto Alas por la Esperanza y sigo porque hay que vivir y ayudar a todo el que pueda.

«El cáncer ya creo que es algo normal, podemos vivir toda la vida y no nos sale, pero está ahí, las células se pueden enfermar. Hay una cosa, no podemos dejar que nos mimen y mimen, porque eso sí no va bien.

«Hay que seguir viviendo. Hay muchas cosas en el camino, pero la vida es bella y hay que aprovecharla. Saber dar mucho amor, porque cuando uno da amor uno recibe. A mí no me sobra nunca, ni mi sonrisa tampoco».

Sus huellas…

El cáncer de mamas es una de las enfermedades que más afecta a la población femenina, pero impacta incluso a hombres y en Las Tunas incrementan las pacientes aquejadas por él.

Desde 1990 la radióloga Mariví Justo Celorrio pertenece al Programa de Atención al Cáncer de Mamas en la provincia, y considera que el éxito para tratar y curarse de esta dolencia maligna está en llegar a tiempo a los servicios de salud.

Luchar contra el cáncer con optimismo
Radióloga Mariví Justo Celorrio.

«Ya son casi 100 las pacientes diagnosticadas con cáncer de mamas este año. Aun explicando por distintas vías la importancia de hacerse el autoexamen de mamas cada mes y el examen clínico una vez al año, llegan con la enfermedad en edades avanzadas.

«Recomiendo pasada la menstruación, después de siete o 10 días, examinarse las mamas y la paciente que no la ve escoge una fecha específica en el mes.

«Aunque el cáncer de mamas es más frecuente en edades mayores, después que la mujer atraviesa la menopausia, tratamos cada vez más pacientes jóvenes y de distintas edades. Hay que estar alerta».  

Usted lleva muchos años al frente de un proyecto hermoso ¿Cuénteme?

«Este Proyecto Alas por la Esperanza está desde 2006 y ya lo integran más de 150 mujeres. Una vez que ya están tratadas nuestro objetivo es ayudarlas en todo, lo mismo en la medicina que en la parte afectiva, y sobre todo darles ánimo».  

Este 19 de octubre es el Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama, una enfermedad que cada vez impacta más a la población cubana y que requiere mucha preocupación, en particular de las féminas, para detectarlo a tiempo y lograr sobrevivirlo.  

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Respuestas a las insidias: Salario, títulos, familia y el bien de los colaboradores cubanos en Brasil

Redacción Tiempo21

La llegada a casa

Darletis Leyva González

Reciben en Puerto Padre a primera colaboradora cubana procedente de Brasil

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


− 4 = dos