Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza
El Proyecto comunitario 16 de octubre promueve la historia cubana. (FOTO de la autora)
Las Tunas

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Las Tunas.- Cuando Migdalia Igarza lo soñó hace ocho años, no pensó lograr tanto reconocimiento social. El Proyecto comunitario 16 de octubre, en homenaje al día en que Fidel Castro pronunció su alegato La Historia me Absolverá, resultó clave en la formación de valores de niños, jóvenes, mujeres y hombres de la comunidad.

Así surgió la iniciativa en el 2010 y desde sus inicios promueve la motivación y la unidad del barrio, en la zona ocho, circunscripción siete, de esta ciudad.

Cuando Migdalia compartió su deseo de desarrollar esta iniciativa con todos los miembros de su comunidad, no hubo peros, todos ayudaron en la materialización de un sueño que dejó de ser individual para convertirse en esencial entre todos los habitantes de esa comunidad.

«Siempre pensábamos mejor decirle a un niño que tienes que ser honesto, justo, digno, patriota, es demostrarle con acciones, con ejemplos cómo poseer esos valores y por eso nació el proyecto».  

En la vivienda número 189 de la calle 24 de Febrero, de esta ciudad, está el hogar de Migdalia y también la sede del proyecto. Allí se resguarda una biblioteca, un club martiano y un museo, que propician el estudio de los niños, adolescentes y jóvenes.

« Está constituido por varios comités: deporte, cultura, educación y salud, y en función de esos programas se desarrollan las actividades vinculadas en homenaje a efemérides de la historia cubana», comenta Migdalia.

Beatriz Giró Barreda.

Beatriz Giró Barreda, alumna de segundo año de Medicina, asegura que pertenecer al Proyecto, contribuye a su formación como persona y estudiante. 

«Desde niña me involucré en todas las tareas del Comité de Defensa de la Revolución y de la Federación de Mujeres Cubanas, lo cual me motivó tanto que intenté encaminar a los niños del barrio.

«En mi vida de estudiante, nunca he sentido un vacío y gran parte es gracias a esta inicitiva social. Siento gran satisfacción cuando veo que la comunidad confía en mí, por ello si algún día hace falta seré el relevo de la maestra Migdalia, ese es mi compromiso», asevera Beatriz.

Cada año, cuando se acerca el aniversario de la iniciativa comunitaria se organiza una copa deportiva. Los trofeos para los ganadores son resultado de las manualidades de los vecinos de la zona.

Uno de los participantes es el niño Alexei Giró, conocido en el barrio como «El guardián de Martí», pues de pequeño se autonombró así para sentirse un seguidor más de las ideas del Maestro.

«Cuando me orientan tareas y trabajos prácticos en la escuela o tengo dudas, llego hasta aquí y encuentro lo que busco, y si no puedo completar todo el conocimiento en la biblioteca, pues Migdalia me ayuda con sus ideas».

Uno de sus mayores logros, asegura Migdalia Igarza, ha sido sumar personas de otras zonas y comunidades, «el Proyecto 16 de octubre es resultado del trabajo colectivo y también de los muchachos que traen a sus compañeros de escuela a las actividades. Su principal secreto es la motivación».

A ocho años del surgimiento del Proyecto, su promotora, Migdalia Igarza, resume en pocas palabras el significado de esta iniciativa que marcha mejor de lo que algún día imaginó, segura de que su comunidad siente lo mismo. «Es futuro para la juventud; acción revolucionaria; continuidad de la Revolución; mi deseo; amor; la vida misma».

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Ministro de la Agricultura valora producción de alimentos en Las Tunas

Adialim López Morales

Combatientes de Las Tunas comprometidos con el estudio de la historia

Tania Ramirez

Central Majibacoa muele con estabilidad en la presente zafra

Yaimara Cruz García

Enviar Comentario


+ siete = 13