El cine siempre es una buena opción de verano
Cultura

El cine siempre es una buena opción de verano

El cine siempre es una buena opción de verano
Fotograma de Forrest Gump.

Las Tunas.- La primera vez que alguien me dijo que el cine era una de las pasiones más grandes de su vida me pareció un absurdo. Seguramente ante mi risa, el objeto de burla debe haber sentido lástima por la adolescente ignorante que evidentemente nunca se había detenido a degustar de una buena película.

Tiempo después me entrega una memoria con cuatro filmes:  Forrest Gump, La Milla Verde, Náufrago y La terminal, todas rotagonizadas por Tom Hanks.

No pude apartar mis ojos de la pantalla en el tiempo que duró cada cinta. Ver a un mismo actor en tantos roles fue lo primero que me impresionó y el cómo podía pasar una misma obra desde sacarte carcajadas hasta hacerte brotar las más sinceras lágrimas, fue lo otro.

Recuerdo ese fin de semana de mi vida no encontré mayor entretenimiento que el estar sobre una cama viendo la vida de otros, disfrutando sus historias e incluso llorando sus penas.

Devolví la memoria y pedí que me pusieran nuevas. Así conocí a Dustin Hoffman cuando se transformó en el autista más hermoso y cómico que he conocido nombrado Rayman, o cuando le intentaron quitar a su hijo pequeño en el drama Kramer contra Kramer; así conocí también a Al Pacino y a su saga del Padrino  y al canibal Hannibal Lecter, interpretado por el gran Antony Hopkin en El Silencio de los Corderos; y a tantos otros personajes y actores que han quedado como si fueran parte de mi vida.

Entonces descubri la magia del cine, que ciertamente tiene entre sus funciones la de entretener pero que no se limita al entretenimiento burdo y sin sentido de algunos reality show  sino que cuenta con el arma más fuerte de todas… la de educar.

Pienso en ello ahora en vacaciones cuando los jóvenes tienen tiempo de ocio y generalmente no saben en qué emplearlo. He escuchado decir a algunos hasta se aburren por no tener nada que hacer, lo cual dice mucho del nivel cultural, porque es muy cierto que entre más se conoce más se quiere conocer y siempre hay algo nuevo por descubrir.

El cine sirve mucho para ampliar el conocimiento, desde los dramas bélicos hasta los que hablan de un determinado hecho histórico, o inversiones en la tecnología, por poner algunos ejemplos.

Se puede conocer de la Segunda Guerra Mundial y sentir complicidad por los judíos viendo La Vida es Bella, El Pianista, Riphagen; sobre la historia de los Estados Unidos trata Hasta el último hombre, Salvando al soldado Ryan  o The Post, que también muestra el papel de la prensa en medio de las acciones bélicas.

Y el caso del Edward Snowden, tan difundido por los medios de comunicación cuando el joven estadounidense filtró archivos secretos de la CIA también está resumido en una hora y 30 minutos.

Las visitas a los cines de la ciudad, que antes era tradición en las familias cubanas y el lugar preferido para los casanovas, también han quedado a un lado, por el rápido avance de las tecnologías y los medios de comunicación.

En la ciudad de Las Tunas contamos con el Cine Luanda, la sala Titón, el Cine 3d, el cine-teatro Tunas, en ellos se encuentran colecciones de películas cubanas, que reflejan lo que somos capaces de hacer los que vivimos en esta orilla por rescatar la historia a través del arte.

Sería sin dudas gratificante ver a los jóvenes acercarse a ellos una tarde de sábado, pero en caso de que no suceda porque la tecnología se ha instaurado en nuestras casas, el compartir a través de memorias flash, lo que se ha visto y se considera de importancia para la vida de nuestros amigos, es también una forma de unir el necesario conocimiento con la distracción en estas vacaciones.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Arrasan Joel y La noche de 12 años, en premios colaterales del Festival de Cine

Redacción Tiempo21

Savia joven para la cultura en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Distinguen a trabajadores de la cultura en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


− 5 = dos