Las Tunas, Cuba. Lunes 21 de Mayo de 2018
Home > Cultura > Paisajes con olor a lienzo

Paisajes con olor a lienzo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Paisajes con olor a lienzoMotivaciones múltiples llegan de sus manos, dejan a un lado el uso de las nuevas tecnologías apegadas al amanecer de un sábado en cualquier hogar para disfrutar del olor de la pintura y la cartulina. Así despierta Ana Paula Bello Guerrero, una niña que se alista para no llegar tarde al proyecto Sueños verdes, en la Oficina del historiador de la ciudad de Las Tunas.

Ana Paula Bello Guerrero. (Tiempo21 Foto/ Rey Betancourt)

«En una ocasión llegué a este local para hacer una tarea de historia y conocí del taller de pintura, así me enteré y vine con mi mamá, quien me acompaña desde el primer día» comenta esta pionera de 11 años quien cursa estudios de flauta en la Escuela Vocacional de Arte El Cucalambé.

«Desde muy chiquita siempre me ha gustado pintar rostros y paisajes campestres, hay veces que me fijo cuando salgo y pienso sobre lo que vi cuando vuelvo a mi casa, luego ilustro lo que imagino. Eso hace el pintor, se filtra en sus pensamientos para mostrar su alegría y tristeza», destaca  Ana Paula, a quien las horas compartidas en el local del proyecto no le basta para mostrar su acto de creación con un trazo firme en sugerente propuesta de juegos cromáticos y dominio de la degradación de los colores.

Sueños desde un pincel

No basta la mañana para los planes que inundan sus mentes. Sostienen en sus manos cartulinas, pinceles, pinturas y sueños, toman posesión y se trasladan a sus puestos.  La imaginacion los lleva de mano por la naturaleza, llega un trazo tras otro y asi secundan como fotogramas lo experimentado en el más reciente encuentro por el jardín botánico de esta ciudad.

Para el reconocido creador Domingo Alás Rosell quien vive la experiencia de manos de su nieta,  este taller genera muchas expectativas y resulta esencial, «a mi nieta le gusta dibujar y aquí encontramos un espacio para fomentar sus iniciativas, es importante el proyecto para que los niños emplean sus tiempo libre y se cultiven desde el punto de vista artístico.

«No pretenden que sean pintores profesionales pero que aprecien el arte en toda su extensión, me parece ese es el logro de esta iniciativa, que todos queremos se mantenga y amplie con más niños. En Las Tunas se manifiesta un fuerte contenido de las artes plásticas, creo que la pintura y el paisaje son importantes, y todo ello contribuye a que las nuevas generaciones se formen para el bien de la cultura nacional no solamente local», aseveró Alás Rosell.

Paisaje con olor a lienzo

Profesor Carlos Gutiérrez.

Escuche declaraciones del profesor Carlos Gutiérrez

Ir a descargar

Cada uno listo sentado frente al caballete preparado, delantal que resguarda la limpieza de la ropa, paleta de colores en mano, cada uno apresta su mirada a lo que el profesor Carlos Gutiérrez mostrará.

Profundidad, soluciones cromáticas… todas bajo la creatividad y la reproducción, en dependencia de la edad. Alrededor de una veintena de infantes muestran interés y talento por la pintura y eso basta para que Carlos, quien dirige la actividad con la experiencia de su labor en la antigua escuela de Artes Plásticas de Las Tunas, llene de nuevos sueños la vida de pupilos que no pasan los 11 años.

«El género del paisaje estaba necesitando que se le mostrara un mayor interés, la base se está perdiendo, hasta la misma academia un poco ignora el género. La provincia de Las Tunas tiene una amplia población que le interesa el paisaje y existen varios municipios como Majibacoa, Jesús Menéndez y Jobabo con proyectos con marcados intereses por revivir y buscar la forma que el paisajismo siga vivo y no se pierda. Esa es también la esencia del proyecto Sueños verdes que forma parte dela Cátedra de Paisaje  que lidera Ángel Luis Velázquez (Puchy).

«No hay una escuela que tenga un antecedente antes de ingresar a la academia, hay niños con mucho talento pero corren el riesgo de no ingresar pues no tiene un conocimiento de base. Aquí desde las personas que vienen aprecian y reciben un conocimiento, y en eso consiste el taller aportar el elemento técnico y el gusto estético para su formación. Los niños que hoy asisten tiene la inclinación y eso es favorable, este es el lugar idóneo para su exploración.

«El proyecto pretende lograr la inclinación del niño por el gusto estético del paisaje, le aporta valores, cultura estética, el niño va a ser mas cuidadoso en su actuar va a respetar sus sentimientos, las disimiles formas de ver la vida, además de la formación técnica sobre el oficio», precisa Carlos quien muestra con orgullo el desarrollo de los infantes que asisten y prometen un futuro como creadores.

Tonos cromáticos de manos de la nueva infancia 

El Paisajismo es el motivo para que niñas y niños sientan la necesidad de expresar su interior en múltiples tonos cromáticos sobre una cartulina. Así se llegan a cada encuentro con el desenfado de dejar una huella con pinceles pequeños de la enseñanza primaria. Aunados en el taller infantil Sueños verdes los pequeños imprimen la vitalidad de un movimiento que se mantiene latente en homenaje a consagrados de esta técnica en Las Tunas y Cuba.

Ángel Luis Velázquez, promotor del taller infantil Sueños verdes.

Orgulloso se muestra Ángel Luis Velázquez, promotor esencial de este taller creativo con sede en la Oficina del Historiador de la ciudad de Las Tunas,  como parte de la cátedra y del grupo de paisajistas Eureka.

Puchy se inclinó hace mucho tiempo por fomentar en otros su amor por la naturaleza y el paisaje en especial. Desde su infancia acostumbraba mirar a quienes ya inscribían un nombre en las Artes Plásticas de Cuba.

Este pintor detalla que «en la cátedra surgió la idea del taller para impartir clases y conferencias, fomentar el debate y preparar a los infantes que sienten vocación por la pintura.

«Hemos tenido un paso de avance, ambicionamos otros resultados llegar con infantes a salones y como proyecto tal vez uno infantil. Con esta formación en las nuevas generaciones el paisaje se mantendrá vivo una técnica difícil pues compites con la naturaleza, llevas al lienzo un instante.

«Así le mostramos a los niños cada detalle con paciencia para que logren el dominio de los colores, aprendan y tengan otra visión hasta lograr su propio estilo. «Compartir con estos niños y niñas nos nutre, nos obliga a trabajar más y a tener otros sueños para reafirmarnos una plaza del paisajismo, con variedad de sueños verdes».

El empleo acertado de los colores, el dibujo, las proporciones y las perspectivas, inundan el pensamiento de cada integrante, un estimulo para los creadores que hoy avisoran otros espacios para defender esta tradición.

Padres, pintores y pupilos afirman la vitalidad de un movimiento que revive en cada trazo de la pequeña galería donde consagrados y nuevos talentos llegan para homenajear a nombres como Wilber Ortega y José Bruzón.

La creación y la reproducción llenan los espacios de Sueños verdes, un espacio que bien apuesta desde ya por un contenido que irrumpe en la impronta de quienes se erigen por un futuro dedicado a las artes plásticas, profesionales de la pintura. 

En video

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− siete = 0