Las Tunas, Cuba. Domingo 22 de Abril de 2018
Home > El mundo > ALBA-TCP alzó la voz por Venezuela contra arremetida imperial

ALBA-TCP alzó la voz por Venezuela contra arremetida imperial

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

ALBA-TCP alzó la voz por Venezuela contra arremetida imperial

Caracas.- La XV Cumbre Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) expresó el rechazo del bloque a las acciones de injerencia, sanciones económicas y amenazas de agresión militar contra Venezuela por parte de ejes imperiales de poder.

En la declaración final de la reunión de alto nivel, celebrada el 5 de marzo último en Caracas, las naciones integrantes de este organismo multilateral rechazaron la exclusión del país sudamericano y su presidente, Nicolás Maduro, de la VIII Cumbre de las Américas, prevista para el próximo abril en la capital peruana de Lima.

Los jefes de Estado y de Gobierno presentes en el Palacio de Miraflores (sede del Ejecutivo), así como las demás autoridades responsables de las delegaciones participantes, defendieron el derecho de Venezuela a asistir a dicha cita por constituir «punto de encuentro para los países del continente, donde todos puedan debatir y alcanzar consensos con respeto a la diversidad de ideas políticas».

Al intervenir en el encuentro, el presidente de Cuba, Raúl Castro, aseveró que el ALBA-TCP tiene como tarea estratégica la defensa de la nación sudamericana frente a la acometida neoliberal, la injerencia contra la soberanía nacional, y los peligros que estas acciones plantean contra la paz y la seguridad de la región.

Raúl rechazó los intentos por desmontar los progresos en la integración regional, así como los métodos de guerra no convencional utilizados por Washington desde 1999 -año de la llegada al poder de la Revolución bolivariana- para doblegar a Venezuela, «país dueño de riquezas codiciadas por los ejes imperiales».

El jefe de Estado criticó además la decisión del gobierno de Donald Trump de renovar la orden ejecutiva que declara a la nación sudamericana una «amenaza inusual y extraordinaria contra la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos».

Denunció las intenciones de la administración Trump de retomar la Doctrina Monroe, el más notorio instrumento del intervencionismo del imperialismo estadounidense en la región latinoamericana.

Las amenazas contra la paz y la estabilidad en Venezuela lo son también para América Latina, significó el presidente de Cuba, quien condenó las medidas unilaterales y de injerencia contra el proceso bolivariano que buscan destruir la paz y el diálogo entre los venezolanos, y generan desestabilización y penurias al pueblo de este país.

Por su parte, el mandatario de Bolivia, Evo Morales, exhortó a continuar con la lucha por la integración latinoamericana y caribeña -línea heredada de los ya desaparecidos líderes Fidel Castro (Cuba) y Hugo Chávez (Venezuela)-, a pesar de las «políticas de escarmiento» promovidas por el gobierno de los Estados Unidos.

Morales manifestó su incredulidad contra aquellos dignatarios de la región que sirven de instrumento al imperio norteamericano, «cuyos gobiernos estadounidenses no quieren que existan países soberanos, sino sumisos».

Según la experiencia de Bolivia, «cuando nos liberamos políticamente del dominio de la embajada estadounidense o del Departamento de Estado, estamos mejor democrática y políticamente’, aseguró el jefe de Estado.

Planteó además que los planes de intervención de la administración norteamericana contra Venezuela, más allá de acabar con la presidencia de Nicolás Maduro y la Revolución bolivariana, buscan apoderarse de las grandes reservas energéticas de esta nación.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, alertó que la política injerencista de Estados Unidos pretende sembrar nuevamente la división en la región, al denunciar los atropellos de Washington y otros gobiernos latinoamericanos, «que son los primeros -dijo- en no aceptar señalamientos de violaciones a los derechos humanos y políticos».

En contraste, Ortega enfatizó que Venezuela solo intenta promover la integración de los pueblos de América Latina, la cooperación, el comercio justo, así como contribuir al encuentro entre economías asimétricas para combatir y erradicar la pobreza.

Al clausurar el encuentro, enmarcado en el programa conmemorativo en homenaje al líder de la Revolución bolivariana, en ocasión del quinto aniversario de su fallecimiento, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, destacó la importancia de fortalecer el sector de las finanzas en la región e impulsar un modelo económico integrador, justo y generador de riquezas.

Maduro señaló que el bloque de integración regional acordó la realización de una reunión para evaluar la creación de un plan económico dirigido a impulsar el sistema financiero, para lo cual propuso la implementación de la criptomoneda el Petro como herramienta comercial.

El organismo multilateral expresó además su desacuerdo con la declaración del denominado Grupo de Lima, integrado por naciones latinoamericanas que apoyan las acciones de injerencia de Estados Unidos contra Caracas, por representar una intromisión en los asuntos internos de un país soberano.

Exhortó a la comunidad internacional a abstenerse de ejercer coerción de cualquier tipo en contra de la independencia política y la integridad territorial de Venezuela, por considerar a tales acciones incompatibles con los principios del derecho internacional y con la Proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz.

Denunció los intentos de Washington de retomar el mecanismo de dominación regional que representa la Doctrina Monroe, así como la amenaza militar y los llamados a un golpe de Estado contra el gobierno legítimo de Venezuela.

Reconoció además el derecho de los venezolanos a celebrar y participar en el proceso electoral previsto para el 20 de mayo.

La declaración final de la XV Cumbre del ALBA-TCP respaldó el reclamo de la comunidad internacional para el levantamiento del bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra Cuba, reafirmó los postulados de la proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz, y reiteró la necesidad de avanzar en la construcción de un nuevo orden internacional, justo e inclusivo. (William Urquijo Pascual/PL)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


7 × = treinta cinco