Las Tunas, Cuba. Viernes 22 de Junio de 2018
Home > Podcast > Inglés, ¿cuestión de mala base?

Inglés, ¿cuestión de mala base?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Inglés, ¿cuestión de mala base? Aunque hace muchos años se enseña el inglés en Cuba el dominio del idioma es mínimo. En los últimos tiempos los cubanos suelen justificar su desconocimiento por una cuestión de mala base.

El inglés comienza a estudiarse desde el tercer grado y hoy existen 151 especialistas en la enseñanza primaria, 127 en secundaria básica y 45 en preuniversitario; pero el déficit de profesionales, sobre todo en los estudios primarios, y en particular, en las zonas rurales, es notable. 

En Las Tunas se preparan los profesores de la asignatura inglés en tres centros educacionales: los maestros primarios se forman en dos escuelas pedagógicas, la Rita Longa, en el municipio cabecera, y la Rigoberto Batista Chapman, en Puerto Padre. Mientras que los licenciados cursan en la Universidad Integrada de Las Tunas.

Según los especialistas el inglés no es un idioma complejo, porque incluso tiene sonidos que NO existen en el español y es más simple que nuestra lengua madre.

El inglés es el idioma universal y aunque en Cuba se enseña desde hace varias décadas, la realidad es que la mayoría de los nativos no logran dominarlo, ni establecer diálogos fluidos cuando les es preciso.

La tendencia de los últimos tiempos es decir que tenemos una muy mala base. Hasta el momento los cambios en planes de estudio no tienen notables resultados, y la literatura adecuada es insuficiente todavía para la enseñanza y sistematización de lo aprendido.

El déficit y desmotivación de los teachers ha impactado mucho la calidad de la enseñanza del idioma, y el interés de los jóvenes para estudiar la carrera ha decaído.

Hasta ahora el inglés es valorada como una asignatura de cultura general, mas, las características del mundo moderno, las nuevas tecnologías, las competencias profesionales y hasta las nuevas perspectivas para la migración o visita a otros países imponen la necesidad de priorizar su enseñanza y preparar bien a todas las generaciones.

Una de las dificultades que se detecta en las visitas a clases es la poca utilización de los medios de enseñanza como apoyo a los contenidos que imparten los profesores.

La ausencia de laboratorios especializados y la poca flexibilidad a actividades que hagan más emotivo su aprendizaje, determinan en la enseñanza del inglés en Cuba. Esta carencia también contribuye a la falta de interés de los estudiantes.

Muchos buscan la solución a sus dificultades con el inglés en aulas particulares o en las escuelas de idioma de Las Tunas, cuando se supone que tras transitar por las enseñanzas básicas en el país se debe tener al menos un dominio elemental.

La enseñanza del inglés en Cuba no logra sus objetivos y esa es una realidad. Son tiempos de cambios, de modernidad, de un mundo civilizado y culto, los cubanos tenemos que prepararnos mejor para enfrentarlo.

Inglés, ¿cuestión de mala base? No, cuestión de darle mayor prioridad, interés y calidad a su enseñanza.

Pero el debate no termina. Si tienes alguna opinión al respecto puedes escribir a nuestra dirección tiempo21podcast@gmail.com y con mucho gusto publicaremos su texto. 

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yaicelin Palma Tejas

Graduada de periodismo en la Universidad Ignacio Agramonte, de la provincia de Camaguey (2016). Atiende los temas de la educación. Desde pequeña le fascinaba ser maestra o periodista, pero se decidió por el Periodismo porque es la manera de expresar lo que siente y ayudar a mejorar su entorno desde su lugar. Le gustan las historias de vida para dar a conocer el mundo que cada persona lleva dentro. Es amante de la lectura, la poesía y el baile. Ha sido premiada en concursos del sector como el Nacional 26 de Julio. Es presidenta del Club Juvenil de la Prensa en Las Tunas. yaicelinpt@rvictoria.icrt.cu

2 comentarios

  1. Sandra Salgado

    Yo aprendí inglés en Cuba y cuando llegué a Estados Unidos hace 5 años tenía una buena base. Por supuesto que hube de modificar mi oído y adaptarme al acento pero lo que aprendí allá en Cuba con mis muchos maestros fue lo que permitió abrirme paso. No es cuestión de base, sino de la utilidad que la gente le ve, y como creen que no lo van usar nunca pues no le prestan atención a las clases.

  2. La mala base no se justifica para el aprendizaje del inglés. Es uno de los problemas, pero no el más importante. Recordar que en Cuba, el enemigo del pueblo cubano es los EUA, país en el que se habla inglés y como es nuestro enemigo, no podemos aprender su idioma. Recordar que hace muchos años, se enseñaba RUSO, y que las canciones en inglés eran prohibidas. Hablar en inglés, tener dólares o decir que se tenia familiares en EUA, era un delito. Entonces la mala base es la causante que no se aprenda inglés. No creo. Incluso llegué a pensar que íbamos a aprender chino

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 + = trece