Cuba campeón en derechos de la niñez, afirma Unicef
Salud

El dulce encuentro con el mundo de los sonidos

El dulce encuentro con el mundo de los sonidosLas Tunas.- Anabel es una chica hermosa que disfruta la lozanía de su edad joven, pero hoy su vida es más plena porque logra escuchar el mundo al que vino en silencio y cada día intenta comunicarse mejor con él.

Con un poco de esfuerzo articula palabras y aunque hay que forzar el oído y prestarle paciente atención, es maravilloso comprobar cuánto bien le ha hecho el implante coclear que posee desde hace 10 años.

«Todo bien, me siento bien; poco a poco hablo mucho y mi familia está muy contenta porque hablo muy bien», alcanza a decirme mientras de sus labios brota una espléndida sonrisa.

Idelsy Reynoso aún no comprende por qué su niña nació sorda, pero desde que lo descubrió ha tratado de hacerle la vida de la comunicación más fácil y asegura que quisiera ser una hormiguita para estar siempre en su zapato.

«Mi niña está implantada hace 10 años. Está trabajando; es peluquera en el Hogar de Ancianos de Jobabo. A los tres años comencé a atenderla en La Habana y ya a los ocho fue implantada.

El dulce encuentro con el mundo de los sonidos
Anita y su mamá.

«En la familia, por la parte del papá sí hay antecedentes de personas sordas. Comencé con el programa de ella y todo le ha ido de maravilla, ha ido evolucionando de lo más bien. Estamos muy agradecidos a este país porque todo lo que tenemos nos lo ha dado, incluso nuestra vivienda».

Esta madre consagrada cuenta que el proceso de la rehabilitación ha sido un poco difícil, porque antes tenía que llevarla a Camagüey, pues en Las Tunas tenía pocas opciones. Ha trabajado mucho con Anita y se ha vuelto su profesora en casa.  

«Ella es un amor; es una joven muy especial y mi tiempo se lo dedico a ella. Llega del trabajo y ya la estoy esperando para trabajar; busca palabras en el diccionario, me pregunta; yo a mi entender le explico. Siempre la animo».   

Anita, como cariñosamente le llaman, es una de los 12 pacientes de Las Tunas con un implante coclear. Despacio logra lo que para el mundo es tan común: hablar, pero para ella y su familia, sobre todo su mamá, es la conquista mayor de su vida.

Tras cada palabra una alborada

El dulce encuentro con el mundo de los sonidos
Róger con su abuela.

Roger Manuel tiene 13 años y es un adolescente apuesto, con la timidez de su edad, pero conduce sus días bajo la vigía de la familia y tratando de asumir la vida con naturalidad.

Ya está en secundaria básica, en la Escuela Carlos Marx de esta ciudad; cursa el séptimo grado y asegura que le va bien en la escuela, mientras entre pocas palabras comenta que tiene muchos amigos.

Su abuela, Xiomara Pacheco, cuenta que Roger nació sin ninguna dificultad tras un parto normal. Él oía normal; llegó a hablar unas cuantas palabras, pero a los 18 meses tuvo una meningoencefalitis que le afectó la audición, narra la abuela.

«Ya al recuperarse nos fuimos para La Habana y allí tuvimos una atención maravillosa. Nos explicaron que era un candidato a implante y que si estábamos de acuerdo. Rápidamente nos decidimos. La doctora nos explicó que toda la vida él iba a ser un niño sordo, pero ya con el implante escucha perfecto y habla.

«Primero lo operaron de adenoides, aquí en Las Tunas, y luego lo implantaron. Desde el 2007 está implantado; tenía tres años. Le ha ido muy bien.

«Él fue seleccionado para introducir en Cuba ese tipo de implante que tiene, junto con la primera lactante de La Habana que operaban por esta causa. Lo operó un equipo multidisciplinario de España y todo ha sido maravilloso. El equipo cubano es ya para nosotros como una familia».

La abuela cuenta que la rehabilitación del niño ha sido lenta porque él era muy hiperactivo y no cooperaba, así como explica que las provincias no tenían Centros auditivos como el que tiene Las Tunas desde hace un año.

Tuvo la suerte que lo rehabilitamos en un Centro Internacional en La Habana, que era donde único se rehabilitaban ellos, precisa Xiomara Pacheco.

Roger hace su vida normal; juega pelota, fútbol, monta bicicleta; va a la secundaria solo, y logra resultados académicos, puntualiza la abuela, mientras señala que no es como los demás alumnos, porque nunca será igual, pero en su escuela hay una intérprete que cuando él y otros compañeros con problemas de audición se quedan detrás, los asesora.

«Nosotros esperamos que en un futuro sea un hombre de bien, que escuche y pueda trabajar. Estamos muy contentos de nuestra Revolución, enfatiza la abuela de Roger, y sostiene que todo se lo agradece a Cuba y a su Comandante en Jefe Fidel».

El dulce encuentro con el mundo de los sonidos
Camila y papá.

Las insospechadas sorpresas de la vida   

Camila es también una adolescente hermosa y tras su mirada que ilumina se descubre una niña concebida en un hogar de amor y esmeradas atenciones.

Imagínese, Cami es única hija, única nieta, y para ella son todas la atenciones, cuenta su papá Reynaldo Benítez, mientras dice que Lianne Camila nació sorda, con una hipoacusia bilateral profunda, y la descubrieron al año de edad.

«Primero teníamos el temor del implante porque no conocíamos; como es una operación muy compleja desconfiábamos. Yo era del criterio de no operarla.

«Nos fuimos documentando sobre ese implante. Logramos contactar con los especialistas; se inscribió como candidata y tras los estudios en La Habana y en Camagüey se implantó; ya lleva cuatro años.

«Tiene 12 años y es muy inteligente. Ya el próximo año va para la secundaria, es otra etapa difícil. Está en la Escuela Ramón Téllez y allí es como si fuera la familia.    

«Logra comunicarse, responde, tiene un grupo de palabras, logra decir lo que siente, lo que quiere. Cuando es sordo el niño actúa por instinto».

¿Cómo lo lleva la adolescencia de Camila?

«Hasta ahora sin problemas porque su edad auditiva es de una niña de cuatro años y eso como que le retrasa su edad adolescente. Ella tiene cosas de adolescente, pero tiene cosas de niña…; juega con muñecas».

¿Qué le pudo haber provocado a la niña esta sordera?

«Aún no sabemos; la madre es doctora e incluso hizo un período de gestación con los cuidados, que no tomaba ni aspirina, así también fue el parto, natural. Desconocemos… pasó, nos tocó».  

¿Qué espera de Camila?

«Esperamos que siga superándose. En este país hay muchas oportunidades y que se haga alguien en la vida».   

Camila es una niña muy dulce y tras sus pocas palabras descubrí la voluntad de su familia, de amarla y ayudarla a superar su dificultad con la audición.

Ella disfrutó a plenitud la sencilla, pero especial fiesta preparada con mucho cariño por trabajadores del Centro Auditivo de Las Tunas para hacerlos un poco más felices en vísperas del 25 de febrero, Día Internacional del Implante Coclear.

La voluntad de los profesionales tuneros

El dulce encuentro con el mundo de los sonidos
La defectóloga Ileana González Álvarez.

Ileana González Álvarez es la defectóloga del Equipo de Audiología y su misión es la rehabilitación del lenguaje de los niños con implantes cocleares y destaca que evalúa cómo aprenden y diagnostica los procesos, fundamentalmente de la memoria, el pensamiento, análisis, la síntesis, generalización y abstracción.

«Pensamiento y lenguaje es una unidad dialéctica y si no prevenimos cómo aprende e interioriza los procesos, pues entonces a la hora de rehabilitar es más difícil.

«Nosotros iniciamos la rehabilitación por la parte de detección para que el niño detecte la presencia o ausencia del sonido; eso es básico. La segunda es para que discrimine si un sonido es igual a otro y sobre la base de eso vamos desarrollando el resto de las etapas por las que transitan nuestros niños».

Noto que están implantados hace algunos años pero todavía no logran comunicarse con facilidad. ¿Es tan largo este proceso?

«Sí es un proceso muy largo, pero en Las Tunas sucedía que no teníamos un centro especializado en el que intervinieran especialistas. Los niños y sus familias tenían que ir a La Habana y otras provincias y se tornaba muy difícil para la familia.

«Ahora se ha visto un mayor avance porque fundamentalmente los tenemos en la semana, al menos los del municipio de Las Tunas, dos y tres veces en rehabilitación».  

¿Qué han hecho en las escuelas, porque son niños incluso que están en la secundaria general?

«Nosotros tenemos una comunicación estrecha con ellas, pero la principal dificultad es que los logopedas que están en las escuelas, sobre todo en secundaria básica, en su mayoría plantean que no tienen la preparación necesaria para trabajar con esta discapacidad y por eso a veces se retrasa un poco más el desarrollo del lenguaje, pero se están haciendo preparaciones con todos los logopedas de la provincia».

Ileana, ¿Cuáles son las principales situaciones que han llevado a estos niños a ser sordos?

«La mayoría de los casos son niños que han sufrido la meningoencefalitis, algunos son de causa desconocida y otros por razones hereditarias».

Esta oriental  provincia cubana tiene actualmente 12 pacientes con implantes cocleares y siete son candidatos al proceder que permite el dulce encuentro con el mundo de los sonidos.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Comienza en Cuba Semana Mundial del Corazón

Redacción Tiempo21

Representante de OPS/OMS pondera prevención de las arbovirosis en Cuba

Redacción Tiempo21

Medicina Natural y Tradicional en Cuba, en marcha

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


9 − = cero