miércoles, enero 19, 2022
InicioCiencia y TécnicaVeneno que salva

Veneno que salva

Las Tunas. – Entrar a un lugar donde hay más de 50 mil alacranes es algo impresionante. Aunque se sepa que están resguardados en envases, siempre sale ese temor ante la probable picada de uno de esos animales, cuyo veneno es bien tóxico, capaz hasta de matar a un ser humano con la salud quebrantada.

Sin embargo, cuando se sabe que esos escorpiones pueden salvar vidas con esa toxina que para otros puede ser muy dañina, la mente se vuelve positiva y la curiosidad lleva a entrar, mirar detenidamente cómo manos expertas le extraen el veneno, que gota a gota va llenando vasijas por la esperanza.

Eso es lo que pasa en el escorpionario de Las Tunas, perteneciente al grupo empresarial Labiofam, donde un grupo de trabajadores se empeña en ordeñar a esos animalitos aparentemente inofensivos que, ante cualquier descuido, pueden dar un aguijonazo muy doloroso, según la experiencia de algunos.

[penci_blockquote style=”style-3″ align=”none” author=””]El veneno del alacrán azul (Rhopalurus junceus) es la base de los ingredientes para producir el Vidatox, medicamento homeopático de muy probada efectividad contra el cáncer. De ahí que los ordeñadores extraen la toxina para enviar la sustancia hacia los laboratorios que producen el importante fármaco. [/penci_blockquote]

Lea también: Vidatox, un medicamento que da calidad de vida

En las seis salas de cría, la de cuarentena y los dos salones de ordeño, se acopian más de tres litros de veneno cada mes. Los especialistas en la extracción de la toxina los toman con pinzas y con una pequeña descarga eléctrica logran que el alacrán eche una gota de su veneno. Así, gota a gota, y con la mayor paciencia, el recipiente se llena por la vida.

Especialistas de la entidad ordeñan a los animales cada 21 días, durante dos años aproximadamente, y después los devuelven a su entorno natural para que sigan reproduciéndose.

Mantener el escorpionario no es una tarea sencilla y requiere de mucho esmero. A los alacranes hay que cuidarlos, alimentarlos con insectos e hidratarlos para que estén en óptimas condiciones. Solo así, la producción será estable y el vidatox seguirá siendo eficaz para los pacientes con cáncer.

/mga/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Miguel Díaz Nápoles
Periodista, fotorreportero, realizador de cine, radio y vídeo, profesor universitario. Master en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en Las Tunas. Conferencista sobre temas de Comunicación, Periodismo e Internet. Premio Nacional de Periodismo hipermedia 26 de Julio en 2006 y 2007. Ha sido galardonado en varias ocasiones con el Premio Provincial de Periodismo Ubiquel Arévalo Morales y en otros certámenes del sector. Fue reportero del diario 26. Durante el 2001 le dio cobertura informativa a la labor de los médicos cubanos en Ghana, en el África Subsahariana y sobre sus experiencias escribió el libro Hacia el reino del silencio, publicado en 2008 por la Editorial Pablo de la Torriente Brau, de la Unión de Periodistas de Cuba. En 2000 creó Tiempo21, edición digital de los Servicios Informativos de Radio Victoria. Productor del largometraje Los Cuervos y el cortometraje Homoerectus, de producciones Acoytes-Uneac, Las Tunas. Durante 2016 y 2017 se desempeñó como editor de contenido de la Dirección General de Multimedia en Español, y de las Mesas de Redacción y Asignaciones del canal multiestatal TeleSur, en su sede central de Caracas, Venezuela.

Dejar respuesta

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre

ÚLTIMAS NOTICIAS

Titulares en Inglés / Headlines in english