Las Tunas, Cuba. Domingo 19 de Noviembre de 2017
Home > Historia del Deporte en Las Tunas (página 3)

Historia del Deporte en Las Tunas

Guapo a toda prueba, Ramiro Ramos

Tal y como he señalado en reiteradas ocasiones, la provincia de Las Tunas es una tierra de peloteros, pero también de grandes boxeadores que, desde hace un siglo, se mantienen en planos estelares de este deporte en Cuba. De Evelio Mustelier (Kid Tunero), hasta Teófilo Stevenson, la cuna de Vicente García constituye una referencia obligada. Hubo un momento, a finales de la década del 70 y comienzos de la del 80 de la pasada Centuria, que esta provincia contaba con varios púgiles de extraordinaria calidad, titulares nacionales, centroamericanos, panamericanos, olímpicos y mundiales, razón por la cual llegó a conocerse como La tierra de los campeones.

Leer más »

Regino Chapman, fuerte pegador

En la rica historia del boxeo en la provincia de Las Tunas hay dos peleadores de los pesos medianos (75 kilos) que llegaron al estrellato: Evelio Mustelier (Kid Tunero) entre los profesionales y el campeón olímpico y mundial, José Gómez, en el amateurismo. Un tercero, Regino Chapman, pudo completar un gran trío, pero las lesiones, especialmente en las manos, lo obligaron a un retiro prematuro del ring. Nacido en Puerto Padre el 3 de enero de 1954, desde niño tuvo predilección por los deportes de combate y definió dedicarse por entero al pugilismo, en el cual se destacó desde su participación en los eventos de las categorías escolar y juvenil, en mayor medida por su fuerte pegada, aunque supo desplegar la limpieza en sus movimientos y dominio de los elementos técnico-tácticos en las tres distancias. Su momento más importante en el boxeo estuvo enmarcado en los finales de la década del 70 y el comienzo de la del 80 del pasado siglo, cuando integró la preselección nacional por sus condiciones, mas todavía estaban activos Alejandro Montoya y Waldo Quintana, a quienes se unieron José Gómez y Bernardo Comas. La calidad de esas grandes figuras y las constantes lesiones hicieron mella en la carrera del muchachón de Puerto Padre.

Leer más »

Del cerro de Caisimú a la Isla de la Juventud

El otro tunero que hizo su carrera beisbolera en el equipo de la Isla de la Juventud es Justo López Nápoles, lanzador derecho oriundo de la zona del cerro de Caisimú en el municipio de Manatí, al norte de la capital de esta joven provincia oriental. En el caso de López las noticias que tengo aseguran que realizó sus primeros pininos en el barrio donde nació, pero lo cierto es que se dio a conocer en la pelota nacional con el equipo de la entonces Isla de Pinos, actual Isla de la Juventud, en la temporada número 17 de noviembre de 1977 a marzo de 1978, cuando participaron por primera vez las provincias surgidas de la nueva división político-administrativa. López, pítcher espigado de muy buena velocidad y caracterizado por los envíos de costa lazo o laterales, consiguió resultados meritorios, como una de las figuras principales en el cuerpo de lanzadores de la novena de la Isla de la Juventud durante 14 series nacionales, con experiencia también en Selectivas.

Leer más »

El tercer Pérez de Salgacero

De la familia Pérez García, de Salgacero, en el municipio de Jesús Menéndez, al norte de la provincia de Las Tunas, hay un tercer miembro que presentó credenciales en series nacionales de béisbol: el lanzador derecho Félix, quien no llegó a tener resultados de la trascendencia de sus hermanos, pero ayudó al buen desempeño de la novena de la Isla de la Juventud. Félix Pérez, el menor que sus hermanos jimaguas, solo jugó de serpentinero y tenía como característica principal un control envidiable, poseía una recta que oscilaba entre las 87 y 88 millas sostenidas, buena curva que tiraba desde distintos ángulos y también dominaba la slíder y el cambio. En seis series nacionales, lanzó 68 juegos, 20 de abridor, 48 de relevista y completó seis, con balance de seis triunfos, uno por lechada, dos salvados y 14 reveses. En 943 veces al bate los rivales le conectaron 268 jits, incluidos 38 dobles, tres triples y 24 jonrones para promedio ofensivo de 284. Félix admitió 140 carreras, de ellas 116 limpias con promedio de efectividad de 4,34, ponchó a 130 y regaló 89 boletos.

Leer más »

Pedro Pérez, el otro jimagua

Pedro Pérez García, es el jimagua con Pablo de quien ya ofrecí una breve semblanza, en la cual aclaré que estos excelentes peloteros nacieron en Salgacero, municipio de Jesús Menéndez, en la provincia de Las Tunas, pero al trasladarse su familia para la Isla de Pinos, actual Isla de la Juventud, hicieron su carrera beisbolera en ese municipio especial cubano. Pedro evidenció características muy parecidas a su hermano gemelo, solo que en su caso no llegó a encaramarse en la la lomita y sobresalió en la defensa de los jardines y del primer cojín, además de ser un buen bateador, sin llegar a la fuerza de Pablo, al sobresalir por el tacto. Al igual que su hermano defendió los colores de la Isla en las series nacionales y vistió los uniformes de Industriales, Occidentales y Agropecuarios en las Selectivas, siempre con resultados destacados.

Leer más »

Pablo Pérez, el jimagua de Salgacero

En mi habitual recorrido por la historia del deporte en la provincia de Las Tunas y sobre todo en el béisbol, hice referencia a las actuaciones de jugadores de otros territorios del país que defendieron, con toda dedicación y entrega, la camiseta verdiroja de aquí, pero esta vez reseñaré el quehacer de atletas nacidos en Las Tunas que obtuvieron resultados meritorios como integrantes de equipos de otras zonas del país. Comenzaré con el más destacado de los tuneros que jugaron en otros equipos, específicamente en el de la Isla de la Juventud. Pablo Pérez García, jimagua con su hermano Pedro, oriundos del asentamiento rural de Salgacero, en el actual municipio de Jesús Menéndez, cuya cabecera es el batey de Chaparra.

Leer más »

Norge Santana, la hazaña en los Juegos Escolares (I)

En crónicas anteriores, cuando me referí a grandes hazañas de lanzadores de Las Tunas, mencioné al derecho Norge Santana Leyva, quien sorprendió a todo el país como protagonista del primer juego de cero jit, cero carrera en la historia de la pelota en los Juegos Escolares Nacionales, pero en esta ocasión contaré los más relevantes momentos en la carrera deportiva de quien fuera la sensación de mi barrio desde que era niño. Norge Santana Leyva fue pelotero prácticamente desde que nació, exhortado por su padre, Rafael Santana Suñet un apasionado de este deporte, al extremo de que llegó a formar un equipo representante del aserrío Buenavista, del cual era copropietario, en asociación con la familia Leyva, de la cual provenía su esposa. Enamorado del deporte de las bolas y los strikes, nuestro protagonista de hoy, nacido el 9 de mayo de 1950, integró equipos infantiles de la barriada de Casa Piedra, hasta que, con solo 11 años de edad, estuvo en la nómina del conjunto representativo del municipio de Victoria de Las Tunas, en la contienda de 1961 de la Liga de los Cubanitos, en el cual se desempeñó de pítcher y defensor del cuadro.

Leer más »

Estreno de anotación oficial de béisbol

El béisbol, como ya sabemos, tiene más de un siglo de historia en lo que es la actual provincia de Las Tunas, sin embargo, no fue hasta el cuarto año de la tercera década de la pasada centuria, que ocurrió la primera anotación oficial de un juego, en el que se enfrentaron el equipo local patrocinado por la casa comercial El Globo y una selección de Puerto Padre. La fecha exacta de aquel partido histórico no he podido localizarla, pero el momento fue recogido por el bisemanario El Eco de Tunas, en su edición del 28 de noviembre de 1934, escrito por un ajedrecista, José Luis Barreras, un hombre de referencia obligada en el ámbito deportivo de esta ciudad y del país, especialmente en lo que respecta al Juego Ciencia. Pepe Luis Barrera Meriño fue, desde niño, un entusiasta del deporte en general y de la pelota y el ajedrez en particular, por lo que siempre estuvo ligado a la promoción de la cultura física de su tierra natal y después cuando se trasladó a La Habana en la década del 40 del siglo anterior, donde sus artículos se publicaron en prestigiosos periódicos y revistas de la época.

Leer más »

Victorias resonantes de Kike Torres

Gracias a la ayuda del amigo Andrés Ferreiro, de Puerto Padre, les puedo ofrecer los pormenores de un artículo publicado en el periódico Eco de Tunas, en el cual se hace referencia a resonantes victorias de uno de los mejores lanzadores de este territorio en los primeros 58 años del siglo 20, el estelar derecho Enrique Kike Torres. En una de sus acostumbradas colaboraciones, José Luis Barrera pondera los éxitos contemporáneos de Kike Torres, en la edición del Eco… correspondiente al 28 de octubre de 1942, el mismo día que vino al mundo el después destacado voleibolista y narrador-comentarista, Eddy López Sánchez y cuando solo hacía 19 que yo había venido al mundo, además de que estaba en pleno apogeo la II Guerra Mundial. Con el justificado orgullo que supone dar a conocer la labor de un coterráneo, Barrera destaca el reconocimiento a Kike como líder de los pítchers, en calidad de invicto, en la llamada Liga Social cubana de béisbol, desde la lomita del Círculo de Artesanos de Placetas, en Las Villas, equipo al cual condujo al título nacional. El corajudo tirador tunero era un ídolo de la afición no solo placeteña, sino villareña.

Leer más »

Emblemáticas canchas de voleibol

El voleibol alcanzó popularidad en todo el territorio de la actual provincia de Las Tunas desde la década del 20 del pasado siglo y su práctica tuvo de principales plazas a la actual capital, Puerto Padre, Manatí y el poblado del Puerto por donde se embarcaba el azúcar producido en lo que fue el desaparecido ingenio Argelia Libre. La primera cancha de que se tiene referencia en la actual ciudad de Las Tunas, se creó en los terrenos aledaños a la Casa Piedra, sede de las compañías norteamericanas de explotación de naranjales, desde la primera década del siglo 20, donde además se practicaron el tenis y el baloncesto.

Leer más »