Centro de aislamiento en escuela Rita Longa: un cuartel contra la Covid-19
Los trabajadores de la Salud estuvieron en la primera línea frente a la Covid-19 durante el 2020. (TIEMPO21 FOTO/ MiguelDN).

Salud Pública en Las Tunas, entre avances y desafíos

Las Tunas. – Para el personal de la Salud en Las Tunas, el 2020 fue un año de desafíos, marcado por la expansión de la pandemia de la Covid-19, que puso a prueba la capacidad organizativa y el esfuerzo de los trabajadores del sector en aras de preservar el bienestar del pueblo.

A pesar de ello, los resultados favorables muestran, una vez más, las luces de un sistema esencialmente humanista. En el recién concluido calendario se alcanzó una tasa de mortalidad infantil de 3,8 por cada mil nacidos vivos, inferior a la media nacional, y destacó el trabajo en los municipios de Majibacoa y Manatí, que no reportaron fallecidos en menores de un año.

LEA MÁS: Las Tunas disminuye tasa de mortalidad infantil pese a la Covid-19

En la etapa se realizaron 33 mil 872 intervenciones quirúrgicas, 395 más que el año anterior; y ante el déficit de insumos y de material gastable se priorizaron las operaciones de tumores malignos.

El plan de donaciones de sangre y la entrega de plasma a la industria consiguió sus propósitos al igual que los indicadores de la Medicina Natural y Tradicional. Por su parte, la colaboración médica internacional cumplió con las exigencias del programa nacional; un total de dos mil 18 trabajadores del sector colaboran en 49 países.

En este período se elevó el nivel científico del claustro docente al lograr 48 nuevos profesores auxiliares y dos titulares, 298 especialistas de segundo grado, y ocho doctores en ciencias. Además, fue reconocida la Universidad de Ciencias Médicas con la condición de Jóvenes por la Vida y la Distinción al Valor.

La Atención Primaria de Salud consolidó su quehacer y se reafirmó como componente clave de los procesos dentro del sector. Los indicadores de consultas médicas, terrenos e ingresos en el hogar obtuvieron buenos resultados; hoy la mayoría de las acciones de enfrentamiento a la Covid-19 se llevan a cabo en ese nivel.

El territorio se mantuvo sin transmisión de arbovirosis y disminuyó la reactividad respecto a 2019. No obstante, el peligro está latente por la elevada focalidad del mosquito Aedes aegypti -transmisor del dengue, zika, chikungunya y la fiebre amarilla- por lo que hay que extremar las medidas de autofocal familiar y laboral.

A pesar de las limitaciones económicas continuó el proceso inversionista, y de reparación y mantenimiento en las principales instituciones asistenciales del territorio. Finalmente, los tuneros pudieron beneficiarse de las bondades del edificio de atención familiar en el hospital Ernesto Guevara de la Serna, y en el “Guillermo Domínguez” se puso en funcionamiento la laguna de oxidación.

También se inauguró una Casa de Abuelos para ancianos discapacitados en el reparto Buena Vista del municipio de Las Tunas y se prevé abrir un Hogar de Ancianos en la comunidad de Omaja, en el municipio de Majibacoa.

La Covid-19 ha dejado sinsabores y a la vez muchas experiencias que serán aprovechadas en este 2021.  Para quienes integran el ejército de batas blancas se multiplican los retos y compromisos, e igual que siempre estarán ahí, en la primera línea, salvando vidas.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Adoptan nuevas medidas en Las Tunas ante compleja situación con la Covid-19

Miguel Díaz Nápoles

Las Tunas en acción para contener la Covid-19

María Esther Pupo Hechavarría

Incrementan casos autóctonos de Covid-19 en Las Tunas

Misleydis González Ávila

Escribir Comentario