Terminal de Ferrocarriles, el cuento de nunca acabar
Podcast

Terminal de Ferrocarriles, el cuento de nunca acabar

Las Tunas.- De pequeños detalles está hecha la felicidad humana pero también la infelicidad. Las caras de desagrado, de cansancio, de agotamiento se dibujan en los rostros de los tuneros especialmente en la terminal de Ferro-ómnibus. Desde que recuerdo el lugar de imagen marginal y descuidada que acoge a pobladores de esta ciudad y visitantes, carece de confort, estética y otros detalles que marcan la diferencia.

Algunos remiendos solapan por breves temporadas la situación real de esta construcción como betún sin calidad a malos zapatos. Con los nuevos avances del transporte ferroviario en Cuba no combinan estas estampas, aunque vale aclarar que la peor parte de esta construcción está en la zona establecida para el transporte automotor. ¿Existe algún proceso inversionista para restaurar la terminal de trenes de esta ciudad, capital de la provincia de Las Tunas? ¿Qué opinión tienen los tuneros respecto a los servicios que allí se brindan?.

Escuche el podcast

Ir a descargar

La infraestructura del lugar al que diariamente acuden centenares de tuneros y visitantes de la ciudad para desplazarse a otros municipios o provincias, llama la atención incluso de quienes la ven desde la distancia. La cubierta de cartón ya muestra los avatares de la humedad. Las tejas se desprenden y casi siempre un gran rayo de luz penetra por lo que debería funcionar como techo. La limpieza nunca se ha portado por aquel sitio.

Terminal de Ferrocarriles, el cuento de nunca acabar
Así está parte del techo de la terminal de ferrocarriles en Las Tunas. (FOTOS de la autora).
Idem.

¿Cuándo le llegará el turno a la terminal de ferrocarriles de Las Tunas de estar a la altura de los tuneros y los nuevos tiempos? ¿Son los clientes los únicos afectados?

La terminal necesita una restauración pero no una a medias para ir resolviendo como decimos en buen cubano. Los pequeños arreglos salen caros al cabo del tiempo.

Muchos esperan parados y a cuestas llevan bolsos muy pesados. Algunos asientos están vedados pues cualquier variedad de sustancias han caído sobre ellos. Y como el panorama tampoco incentiva el cuidado de los viajeros nadie recuerda botar en algún cesto el dichoso papelito.

Los tuneros esperan una nueva imagen de su ciudad, aunque en una parte alejada del centro pero igual de importante. Todos agradeceremos que cada detalle sea atendido para hacer una vez más la diferencia.

Y usted qué piensa. ¿Qué sugiere usted para mejorar la situación de la terminal de Ferrocarriles de esta ciudad? Cualquiera que sea su opinión puede emitirla a través de este canal o hacerla llegar al correo tiempo21podcast@gmail.com.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube 

Artículos relacionados

La voz de los trabajadores no estatales ante precios topados

Leydiana Leyva Romero

¿Qué deseamos en el verano?

Leydiana Leyva Romero

Acoso sobre ruedas

Leydiana Leyva Romero

4 comentarios

llp 6 septiembre, 2019 at 8:32

Cuando digo separar las terminales me refiero a sacar para otro lugar la parte de onnibus y camiones (porque tienen que estar juntas estas dos transportes), pero no fuera de la ciudad como la flamante Terminal de Onnibus Nacionales. Digamos detras del estidio J.A. Mella o el áreas del antiguo mercado agropecuario no estatal, aledaña a la línea de ferrocarril.
Entonces se acondisiona todo el Ferro onnibus solo como estación de Ferrocarril.

Respuesta
llp 5 septiembre, 2019 at 12:46

La terminal ferroómnibus realmente es toda una calamidad para los viajeros. La parte del ferrocarril tienen una ligera dispensa con su sala de espera. Pero la parte de ómnibus ha ido empeorando a partir que unos cuantos años atrás cerraron con una tapia el andén de trenes, desde ese momento los pasajeros de los ómnibus fueron renegados totalmente. No existe una sala de espera, todo es al aire libre, a la intemperie. El drenaje es pésimo, incluyendo la calle aledaña. En tiempos de lluvias no hay donde meterse y soportar los charcos de agua por doquier. Esto requiere la separación total de las terminales. Sacar la parte de ómnibus de este lugar y habilitar un lugar con todas las condiciones requeridas y aprovechar el lugar para ferrocarriles solamente. Finalmente, aunque ambas cosas son del MITRANS tienen administraciones diferentes, intereses y asignaciones apartes.

Respuesta
Leydiana 7 septiembre, 2019 at 14:04

Gracias llp por su tiempo al comentar en este espacio. Estoy de acuerdo con usted, es un solo edificio con administraciones y realidades diferentes. Me comentaban algunos de los trabajadores de allí que ya la terminal les queda chiquita, no hay forma de construir una sala de espera porque Patrimonio no lo permite, pero la cuestión es esta. ¿Es preferible ver arder este sitio hasta que se convierta en cenizas o hacer reajustes constructivos para salvarlo? Creo que Patrimonio, por ahí debe diseñar su estrategia. Quizás la solución más pertinente sea esa que usted explica, lo cierto es que es tiempo de encontrar una solución.

Respuesta

Enviar Comentario


7 − = uno