Dícese mujer y se ha dicho la vida
Es la mujer cubana pilar fundamental de la Revolución, símbolo de fuerza y ternura. (TIEMPO 21 FOTO)
Lecturas

Dícese mujer y se ha dicho la vida

Flor para amar, estrella para mirar, coraza para resistir; así definió la pluma de José Julián Martí Pérez, a la figura de la mujer.

Y es que ella, en verdad, es esa flor de belleza y aroma singular, que adorna y da vida al jardín de la existencia humana.

El amor y la amalgama de sentimientos que con él llegan, serían imperfectos si no nacen del corazón de la mujer.

Su luz natural ilumina los pasos de la familia, irradia la sapiencia necesaria para educar y conducir a sus hijos por el camino del bien, expande su calor cual abrigo tierno y placentero contra el frío que hiela el alma.

Capaz de soportar todo tipo de tormento y rigor de la vida material, renace como Ave Fénix, para multiplicar el amor y repartirlo entre sus semejantes, cualidad que la naturaleza solo confirió a la mujer.

Es por ello que hoy, se le ve alegre, plena, realizada, feliz, en franco ascenso al sitial que siempre le correspondió, al de los infaltables, al de los imprescindibles.

Al decir de José Martí: Dícese mujer, y se adivinan ternuras, abnegaciones, divinas locuras y promesas.

/nre/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Gaby, técnicamente muerto, nada más

Miguel Díaz Nápoles

La radio, esa dama versátil

Yanetsy Palomares Pérez

¡Todos atentos a las descargas eléctricas!

Enviar Comentario


− seis = 3