Reordenamiento urbano, una responsabilidad de todos
Los edificios multifamiliares constituyen una de las principales problemáticas en el reordenamiento urbananístico
Podcast

Reordenamiento urbano, una responsabilidad de todos

Olga vive en un edificio multifamiliar hace más de 20 años. La familia creció y las dos habitaciones de la vivienda, llegado un momento ya no satisfacían las necesidades de sus cinco integrantes. Entonces decidió innovar, jugar un poco a la construcción y poco a poco extendió su hogar y lo hizo más confortable, pues añadió una pequeña habitación con mesetas y un baño. Así sus salarios y el del resto de la familia se pusieron en función de la obra constructiva. Mas, Olga no sabía  hasta qué punto violaba con su construcción las normas urbanísticas.

En el año 2011 el Consejo de Ministros estableció en el acuerdo 54 la creación de Planes Integrales de Enfrentamiento a las ilegalidades. Al año siguiente el Instituto de Planificación Física asumió la responsabilidad de restablecer el orden territorial y urbano.

Escuche el podcast

Ir a descargar

Las ilegalidades no solo son visibles en los agregos de los edificios multifamiliares, sino en la franja costera y en las fajas viales.

Lo cierto es que en muchos casos las normas higiénicas no se tenían en cuenta, por lo que podíamos encontrar en un apartamento personas que criaban animales sin las condiciones propicias para ello o algunas que alteraron la fachada de su vivienda y afectaron los bienes comunes.

Por supuesto, en un edificio multifamiliar lo que afecte a uno de los hogares casi siempre repercute en los demás. Pero luego de las demoliciones ¿pudiéramos creer que los problemas han sido eliminados?

¿Hasta qué punto pudieran añadirse ciertas comodidades a los edificios sin que esto afecte la uniformidad constructiva ni las reglas urbanísticas?

Lo cierto es que la insatisfacción de la sociedad ante las medidas de reordenamiento urbano y territorial tienen la causa en el descontrol y la falta de seguimiento por las autoridades pertinentes.

Es responsabilidad de las entidades mencionadas hacer un seguimiento sistemático de las viviendas, informar desde los medios de comunicación las regulaciones que propician la correcta organización y armonía de los inmuebles y por supuesto velar para que las medidas adoptadas para erradicar ilegalidades no se conviertan en un problema mayor del que antes existía.

¿Y usted qué piensa¿? ¿Se ha visto en esta situación? ¿Cómo podrían evitarse estos problemas? Sobre temas relacionados con la vivienda volveremos. Cualquiera que sea su opinión puede emitirla a través de este espacio o a al correo  tiempo21podcast@gmail.com.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Cuba: una maquinaria en movimiento

Leydiana Leyva Romero

La voz de los trabajadores no estatales ante precios topados

Leydiana Leyva Romero

Terminal de Ferrocarriles, el cuento de nunca acabar

Leydiana Leyva Romero

Enviar Comentario


siete × = 42