Padre, la mayor riqueza en el mundo
Lecturas

Padre, la mayor riqueza en el mundo

Colmar de sabias locuras este mundo, que nadie imaginaría sin los padres, bien puede resumirse en el aforismo de Miguel de Cervantes y Saavedra cuando sentenció: «el hacer del padre por su hijo es hacer por sí mismo».

La figura paterna a la que se le acuña de forma errónea la frase popular «Padre es cualquiera», desaparece entre los más pequeños de casa, quienes con la más ingenua expresión de su pensamiento comparan su amor con la imagen de un héroe en su vida, un ídolo a seguir en el futuro o el hombre más inteligente del mundo.

Existen padres que se erigen como el puntal de la casa, el amigo que bien escucha sin reprochar y aconseja ante las dudas, el que orienta como buen maestro con sabiduría y el que ofrece su hombro para soportar los momentos más tristes.

Muchos descifran su mirada ante el tema y apuntan al padre con la figura de mano fuerte antes las indisciplinas y la voz más alta al interior del hogar, para sellar con erróneas interpretaciones las conductas tradicionales de una sociedad patriarcal.

Los padres son indispensables en el desarrollo y crecimiento de los niños, de ahí que su presencia en la vida de los infantes se enriquece con la oportunidad de tenerlos presentes para disfrutar de la oportunidad de reconocer una de las mayores riquezas del mundo: ser hijo de un buen padre.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

De circunstancias y optimistas estratégicos

Naily Barrientos Matos

Gaby, técnicamente muerto, nada más

Miguel Díaz Nápoles

Dícese mujer y se ha dicho la vida

Grabiel Peña González

Enviar Comentario


siete − 3 =