Las guagas y algo más
El transporte público es una de las mayores problemáticas de la sociedad cubana.
Podcast

Las guaguas y algo más

Casi todos los cubanos comenzamos el día con una experiencia que «literalmente» nos une, mejor dicho, nos compacta.

Para llegar a nuestro destino que puede ser la escuela, el centro laboral, las shoppings, el cine o una infinidad de lugares, montamos la guagua. Nunca ha sido cuestión sencilla, al menos desde que tengo experiencia.

Recuerdo largas y extenuantes esperas en la parada, las quejas de los más desesperados o quizás los más puntuales, aquel que siempre empujaba al momento de subir o de bajar, los bolsos presionados por la puerta al cerrarse, en fin, las guaguas, como denominamos los cubanos a nuestros eternos ómnibus es inspiración para un libro de las historias más sugerentes.

Escuche el podcast

Ir a descargar

Ella, nuestra tradicional y querida guagua no es la única que nos salva cada día para arribar o retornar a nuestro destino. Otras modalidades de transporte público cumplen una importante función en nuestras vidas: los coches, los camiones, los «camellos» y ahora más recientemente las moto taxis. Todas soluciones alternativas a problemas económicos que afrontamos hace tiempo. Pero hasta qué punto las cuestiones asociadas a los recursos nos afectan y hasta qué punto las humanas.

Llegar puntual puede ser una quimera para algunos, especialmente los que deben desplazarse largas distancias. ¿Combinará entonces una parada a tope con una guagua vacía?

Los taxis ruteros surgieron para aliviar el transporte público, así como en su momento proliferaron los camiones de transporte nacional. Los precios poco a poco fueron aceptados porque valía la pena pagar por un servicio de más velocidad y confort, pero actualmente todos las moto taxis cumplen con su función?

El Ministerio de transporte se encarga de velar por la calidad de los vehículos así como de hacer una mejor distribución de las fuerzas para lograr un equilibrio. ¿Qué normas y estrategias establecen para lograr la cooperación entre las entidades estatales y el pueblo?

El contexto internacional unido a las carencias enfrentadas por Cuba, dan al traste con la situación actual del transporte. Los recortes de combustible ya son evidentes, y aunque sepamos las respuestas, el descontento muchas veces aflora cuando una guagua vacía nos pasa por al lado malgastando combustible y transportando nada más que a un chofer o cuando el auto de una empresa hace caso omiso, a la población que casi siempre bajo el Sol espera lo que venga.

Las medidas están para ser cumplidas y en momentos como este, el transporte no debe olvidarse de esto. Tampoco que la mejor organización de sus medios puede hacer la diferencia.

Y usted qué piensa. ¿Ha tenido alguna experiencia relacionada con el tema? ¿Qué estrategias pudieran ser adoptadas para aliviar el transporte público? Su opinión es importante. Háganosla llegar a través de este canal o del correo tiempo21podcastarrobagmail.com. Yo soy Leydiana Leyva Romero y lo invito a un próximo debate Sin pelos en la lengua.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Lazos más allá de la sangre

Leydiana Leyva Romero

Nuestra ciudad más allá del tiempo

Leydiana Leyva Romero

Cuba: una maquinaria en movimiento

Leydiana Leyva Romero

1 comentario

Yanier Alexi Perez Tamayo 30 mayo, 2019 at 13:09

Al pareser según este trabajo las acrobacias y los sinsabores del transporte público es hasta divertido, cuando la realidad es otra, necesitamos escribir con más filo y más respeto, hay mil manera de resolver los problemas solo que no conviene, si, así como lo oyes, por cada solución sacan tres inspectores que en teoría es lindo pero que en la realidad solo son posibles atisadores de la situación, los amarillos? Las chapas? Hace unos años alexis Pérez Sanchez publicaba en el semanario 26 las chapas de los autos que no paraban pero al pasar por el filtro salían del grupo, por eso te digo la solución esta ahí, pero no conviene, y dejen de escribir en crónica los problemas de los tuneros que parese burla.

Respuesta

Enviar Comentario


tres × = 27