Leonor Pérez, la madre del Apóstol
Historia

Leonor Pérez, la madre del Apóstol

Leonor Pérez, la madre del ApóstolToda madre daría la vida por librar a sus hijos de las penas y seguramente, Leonor Pérez Cabrera, sufrió como ninguna al querer apoyar sin comprender en su hondura, la decisión de su primogénito José Julián Martí, de luchar por la libertad de su Patria.

Había nacido en Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias, y llegó a Cuba siendo muy joven. Aquí conoció al español Mariano Martí y Navarro y de su unión en matrimonio nacieron ocho hijos que fueron educados en los cánones tradicionalistas de la ética, la ternura, y el honor de familia.

Mujer de su época y de clara inteligencia se convirtió en la guía prudente del hogar que en medio de una vida de carencias materiales, trabajó junto a sus hijas para dotar a la familia de un cariz de decencia en medio de la pobreza.

 

El amor por su único varón la privaría muchísimas noches del necesario sueño. Ardientes lágrimas de incomprensión por la vida azarosa escogida por Martí agotarían su corazón desde que fuera encarcelado siendo apenas un niño hasta que cayó combatiendo por la libertad en los campos del oriente de Cuba.

Las cartas cruzadas entre madre e hijo prueban el inmenso amor y el respeto que se profesaron. Ella siempre amorosa disuadiéndolo de regresar a casa, y él incitándola a sumarse a sus ideales.

Tocó a Doña Leonor aquella suerte que ninguna madre desea, la de sobrevivir en 12 años a su hijo. Murió a los 79 años en La Habana el 19 de junio de 1907 sumida en una gran pobreza.

Educada al modo tradicional para ser pilar de la familia, no pudo sobreponerse a su destino. Sin embargo, su grandeza está en la entrega de su bien más preciado, su único hijo varón, José Martí, líder independentista determinante para los destinos de Cuba y de los pueblos de América.

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

Combate de Arroyo el Muerto, antesala de la victoria

Tania Ramirez

Realengo 18, la fuerza de la razón

Tania Ramirez

Mártires de Goicuría, cuando la dignidad desafía a las balas

Tania Ramirez

Enviar Comentario


5 + tres =