Las Tunas, Cuba. Viernes 22 de Junio de 2018
Home > Especiales > Historia > Antonio Guiteras, la luz que nos guía

Antonio Guiteras, la luz que nos guía

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Antonio Guiteras, la luz que nos guía

Antonio Guiteras.

Aquel joven serio y de ideas sociales tan avanzadas nunca fue bien visto por la aristocracia cubana, y mucho menos por los estadounidenses que tenían intereses económicos en Cuba.

Por ello, al triunfar en las elecciones presidenciales, Ramón Grau San Martín, y Antonio Guiteras Holmes ocupar la cartera de Gobernación, Guerra y Marina, se convirtió en la piedra que había que quitar, inmediatamente, del camino.

En solo 100 días, nombre con el que la historia consagró el gobierno de Grau, Guiteras aprobó tantas leyes de marcado impacto social, que aún hoy asombran por su osadía, pues no hay que olvidar que trascurría el año 1933 y la Mayor de las Antillas era solo era el patio trasero de los Estados Unidos.

La rebaja de la tarifa eléctrica y de los alquileres, la jornada de ocho horas, el sistema de seguros y retiros, y el reconocimiento del derecho y el deber de la sindicalización, fueron algunas de ellas.

Pero lo que verdaderamente no le perdonarían los yanquis fue la intervención de la Compañía Cubana de Electricidad, y de los centrales azucareros Delicias y Chaparra.

Cuando el golpe de estado de Fulgencio Batista, puso fin al gobierno elegido democráticamente, Tony continuó su lucha desde la clandestinidad, ahora con la certeza de que su vida tenía precio.

Para consolidar su lucha fundó la organización Joven Cuba, la cual tuvo un programa progresista encaminado hacia la consolidación del proceso de liberación nacional.

Sin embargo, el ejército batistiano no le dada cuartel y Guiteras se vio obligado a intentar una salida ilegal hacia México. Desde allí reuniría armas y dinero y organizaría una expedición para regresar al país y desarrollar la lucha armada en las montañas de la provincia de Oriente. Sin embargo, su plan fue traicionado.

El 7 de mayo de 1935, Guiteras esperaba en el Morrillo, Matanzas, la llegada del yate. Ya se encontraban allí todos los compañeros que iban a salir con él al exilio. El barco se retrasó por el mal tiempo y al amanecer del día 8 se encontraron rodeados de soldados.

Con la decisión de no dejarse capturar vivo y en compañía del venezolano, Carlos Aponte, Tony se retiró disparando, pero dieron de frente con el enemigo en lo alto de una pequeña cañada.

Casi inmediatamente una bala le perforó el corazón. Minutos después, Aponte fue derribado por un disparo en la cabeza.

El descabezamiento del movimiento revolucionario fue celebrado por Fulgencio Batista, la oligarquía cubana, los políticos reformistas y el imperialismo norteamericano.

Años después, otro joven de corazón ardiente e ideas luminosas retomaría el ideario de Guiteras y llevaría a Cuba hacia su independencia definitiva, el primero de enero de 1959.

Antonio Guiteras Holmes y el venezolano Carlos Aponte Hernández, unidos en los ideales, la leyenda y la muerte heroica, sustentan desde su ejemplo el camino escogido por los cubanos de estos tiempos.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Tania Ramirez

Periodista. Graduada de Ingeniería Química. Reportera de Radio Victoria, en temas de la ciencia, la tecnología y el medio ambiente y la historia local. En una etapa se desarrolló como Jefa de Información de esta emisora. Le gustan los temas sociales y la polémicas sobre asuntos de la vida diaria. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @TaniaRamirezR

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 × = dieciocho