Las Tunas, Cuba. Sábado 21 de Abril de 2018
Home > El mundo > Cumbre de Lima nació fragmentando a América, deplora Bolivia

Cumbre de Lima nació fragmentando a América, deplora Bolivia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Cumbre de Lima nació fragmentando a América, deplora BoliviaLima.- La exclusión de Venezuela de la VIII Cumbre de las Américas, que concluye hoy en Perú, malogró el éxito de la reunión porque partió de origen fragmentando al continente, aseveró el diplomático boliviano Martín Bazurco.

Bazurco, director general de Relaciones Multilaterales en la cancillería de Bolivia, deploró la inexistencia de una concepción realmente democrática y dialogante en la cita oficial y la contrastó con el amplio debate que caracterizó la llamada Cumbre de los Pueblos, que también cierra este sábado.

«No podía haber un diálogo democrático porque ellos (los organizadores bajo la conducción de la Organización de Estados Americanos, OEA), a pesar de que repitieron muchas veces la palabra tolerancia y diálogo, no la honraron», respondió a una pregunta de Prensa Latina.

El funcionario, egresado de una universidad cubana en 1998, se preguntó «cómo hablar de tolerancia y diálogo cuando de origen esta cumbre partió excluyendo a uno, de origen partió fragmentando a nuestra América, excluyendo a la hermana República Bolivariana de Venezuela, acallándola».

«Uno no puede dialogar democráticamente si de entrada decide que uno u otro no conviene que esté ahí. Eso no lo podíamos permitir y lo hemos reclamado en varios momentos, y como dije ayer, no puede haber un diálogo democrático en esas condiciones, y de hecho no lo hubo», recalcó.

Bazurco se refirió a la tensión generada el 12 de abril durante el diálogo de los actores sociales con representantes de alto nivel de los gobiernos, el cual quedó deslucido por la denuncia de Cuba de que se acreditó deliberadamente a contrarrevolucionarios pagados por Estados Unidos.

Insistió en que fue lamentable lo ocurrido y ello suscitó su intervención en ese accidentado encuentro para avalar la posición del representante cubano y la protesta que mantuvieron durante más de dos horas los delegados de la sociedad civil de la isla.

«Teníamos oportunidad de hablar y dialogar con la sociedad civil, pero ese espacio (la OEA) pretendió convertirlo en una palestra para que personas sin ninguna legitimidad y que no representan a nadie, nada más que a intereses del imperio, trataran de tener una plataforma a costa nuestra», indicó.

Y ello -acotó- repitiendo, además, una vieja retórica de agresión, de mentiras contra nuestros países. En esas condiciones, sin interlocutores legítimos, sabiendo que lo que se buscaba era agredir y dañar la dignidad de nuestros pueblos, no podía haber un diálogo democrático.

Para el diplomático boliviano, se trató de una posición digna que la sociedad civil cubana, junto a la venezolana y de otros pueblos latinoamericanos impidieran que se llevara a cabo lo que tildó de circo.

«Tuvieron que salir con la cabeza gacha y tratar de hacer una especie de mímica, de diálogo fingido escondidos y alejados del pueblo», comentó respecto a la decisión de los organizadores de abandonar la sala a causa de las protestas y reanudar el diálogo en formato reducido y a puerta cerrada.

En opinión de Bazurco, mucho más importante es la Cumbre de los Pueblos, un foro alternativo que inició el 10 de abril y que concluye este sábado con un gran acto de solidaridad continental y festival político-cultural denominado «Por la unidad de los pueblos de Nuestra América».

Destacó que es un espacio de diálogo entre pueblos, que es la verdadera sociedad civil, en la que estaban miembros de sindicatos, organizaciones de mujeres, indígenas, de trabajadores.

Eso se aviene a la visión del gobierno del presidente Evo Morales que cree firmemente en lo que llama la diplomacia de los pueblos, aseveró.

Aseguró que en Bolivia «creemos en la posibilidad de que la integración no la construyamos únicamente entre gobiernos y líderes, sino que se construya desde abajo, entre pueblos, a través del hermanamiento, de la posibilidad de encontrarnos y reencontrarnos entre nosotros».

De ese modo -apostilló- «podremos vernos en toda nuestra diversidad, con nuestras realidades comunes».

Interrogado sobre la ausencia del presidente estadounidense, Donald Trump, a la VIII cumbre, Bazurco la interpretó como consecuencia de una vieja visión de Washington que «ratifica algo que sabemos desde hace tiempo».

Para Estados Unidos, el tema de la integración de América Latina es «totalmente secundario, sirve para el espectáculo», opinó al adelantar que este sábado el presidente Morales hablará en el plenario de la cumbre «llevando la voz de quienes fueron excluidos».

Así, subrayó, va a dejar bien claro que es imposible construir la integración latinoamericana y la de todo el continente, mientras haya exclusiones, dobles raseros y una visión imperial y avasalladora. (PL, Ulises Canales López)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 + ocho =