Las Tunas, Cuba. Martes 24 de Abril de 2018
Home > Especiales > Gente > Nora Uribe: una vida con la ciencia

Nora Uribe: una vida con la ciencia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Nora Uribe: una vida con la ciencia

Doctora Nora Uribe Rodríguez, directora del Departamento provincial de Genética Médica. (Tiempo21 Foto /MiguelDN).

Camina despacio como si la coordinación de sus piernas llevaran consigo el pensamiento de todo cuanto se mueve al interior de su mente. Procesos y análisis de datos, para un resultado final que se relaciona siempre con una sola causa: la genética médica.

Así son todos los días de la doctora Nora Uribe Rodríguez, directora del Departamento provincial de Genética Médica en la provincia de Las Tunas, una fémina con más de 20 años dedicados a la actividad investigativa y la intervención social.

«Consultas, asesoramiento y clases forman parte de mi rutina diaria, y las investigaciones ocupan el 80 por ciento de mi tiempo, que concluye después de la jornada laboral y de los quehaceres del hogar; estudiar ocupa mis horas de descanso en las madrugadas», confiesa la especialista en Genética clínica.

Sus inicios laborales están marcados desde 1999 en la unidad asistencial de Las Tunas, primero en consultas de reproducción y desde 2007 bajo su conducción como dirigente, una oportunidad que reconoce con el apoyo de todo el personal, que garantiza la salud genética de los habitantes de las Tunas.

Su amplio desempeño como investigadora le merece varios reconocimientos que acumula en su trayectoria como una mujer de las ciencias, un mérito del cual vive orgullosa.

«Investigar es llevar al máximo grande proyectos que necesita la provincia, a esta altura de la vida estoy como recién graduada, me he dedicado a mi especialidad, al trabajo», confiesa esta cubana que captura en instantes su vida para contarlo en tan breve tiempo.

«Me preocupa la salud reproductiva, me estimula para mis estudios, laboro en varios micro proyectos dedicados al diagnóstico del estado de salud genético de la población sobre las malformaciones congénitas, sus causas, y el cáncer. Lo más motivante para mi especialidad es diagnosticar los problemas de salud que tienen una causa genética», explica detalladamente la entrevistada, quien muestra orgullosa su interés por el estudio constante.

«Mis temas de investigación son numerosos, pues tengo la responsabilidad de dirigir todos estos proyectos, de controlar su cumplimiento, me he mantenido vinculada según mis intereses y perfiles como estudiosa sobre todo como especialista en un proyecto que está dedicado diagnóstico del estado de salud».

Lograr un buen estado de salud en los pacientes que llegan al centro reconforta a esta doctora que bien ocupa sus días en devolver la sonrisa a una gestante y a mejorar la calidad de vida de infantes con alguna patología genética.

«Es complejo llevar una vida dedicada a la investigación y conjugarla con otras responsabilidades sociales, irremediablemente me lleva las horas de la madrugada. Como investigadora la mayor parte de lo que se lee y analiza de datos lo hago en horario extra laboral, después que recesan las actividades del hogar fundamentalmente y los fines de semana», acota con total seguridad Nora quien disfruta leer, escuchar música y compartir el poco tiempo libre con las amistades.

«Aspiro a hacer un Doctorado en Ciencias Pedagógicas, es un reto, es hacer otra carrera para llegar más allá de un título, es como a esta altura de la vida estar haciendo otra carreray para este sueño cuento con el apoyo de mi colectivo y mi familia».  

Hoy se ve como una soñadora con muchas metas, ha hecho muchas cosas pero cree no ha llegado al final de ninguna, «llevar al máximo grandes proyectos que necesita la provincia y perfeccionar el trabajo constituyen metas; soy un médica dedicada a su especialidad y al trabajo, con muchas cosas por terminar».

Desde hace 20 años Nora mantiene una familia de la cual vive orgullosa, dos hijas adolescentes con la dicha de que son buenas estudiantes que han podido cumplir sus sueños, «la mayor siguió los pasos de su papá y estudió agronomía, motivada por un proyecto de familia junto a mi esposo y la más pequeña opta por ser médico, asevera en su diálogo mientras fija su mirada en una foto de su familia que muestra encima de su buró.

«El estudio ocupa el 80 por ciento de mi tiempo y a las ciencias he dedicado mi vida, ha sido difícil todo pero lo he logrado», concluye Nora quien vuelve en su paso al concluir la jornada para llegar a su casa, disfrutar de un café bien fuerte, y recargar las energías de su realidad, la investigación, un punto de partida dinámico que siempre tiene un retorno en sus días, una virtud que la distinguecomo una mujer de ciencias.

En video

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yami Montoya

Editora. Periodista, Máster en Ciencias de la Comunicación, profesora universitaria. Es amante de la paz, del amor y la familia y se siente orgullosa de su país. Su mayor tesoro es su hija Amanda y le hace feliz un Quijote, los amigos, la poesía y la música. Es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y ha sido premiada en varios concursos. yamileym@enet.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


5 − = dos