Las Tunas, Cuba. Lunes 23 de Abril de 2018
Home > Especiales > Gente > La voz del «Mella»

La voz del «Mella»

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Amado Batista, la voz del Mella

Amado Batista, en plena faena en el «Mella».

Las Tunas.- A pesar de que cada pedazo del cielo que cubre al estadio Julio Antonio Mella, de esta ciudad, guarde la inigualada voz de Amado Batista Cruz, 20 años no son suficientes para que este reconocido personaje del Balcón del Oriente Cubano quede satisfecho con la pasión de informar.

Un artista detrás del telón se estremece con cada nuevo juego. Su maravillosa puesta en escena comienza con la merecida bienvenida y termina deseándole un feliz día al grupo de aficionados del béisbol que en cada Serie Nacional repletan el graderío.

Rellena la función con la actualizada referencia de nombres, cambios, resultados de los equipos de béisbol que se enfrentan en el terreno de uno de los parques más visitados de la ciudad.

¿Desde cuándo Amado Batista es locutor?

«Desde muy pequeño. Cuando surgieron los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) ya yo servía de locutor en las reuniones que se realizaban en mi comunidad. Ese arte de dirigir no lo he perdido hasta nuestros días. Como estudiante en las Fuerzas Armadas Revolucionarias y en el Ministerio del Interior (Minint) lo hacía a través de los actos políticos y otras manifestaciones».

¿Es empírico o tiene algún curso que lo avale como locutor? 

«Cuando era pequeño lo hacía empíricamente, las condiciones de mi voz me lo permitía; pero sobre el año 1992 pasé el curso de locución que brinda la emisora provincial Radio Victoria.

«De ese diplomado guardo los mejores recuerdos. Tuvo muy buena calidad y  la dicha de ser compañero de personalidades de la radio como Dayamí Almaguer, entre otros.

«En mi afán de superarme y mi amor por el deporte, decidí luego pasar el curso de narrador comentarista deportivo bajo la guía del excelentísimo Edy López Sánchez».

¿Cómo llegó a las puertas del Julio Antonio Mella?

«En realidad me fui incluyendo dentro del Mella como ayudante. Cada vez que alguien faltaba yo daba mi disposición de hacerlo. Hasta que el mes de enero de 1998 comienzo fijo como locutor del estadio. Era muy joven, venía en muchas ocasiones con el uniforme verde olivo propio de la carrera que cursaba dentro del Minint».

¿Por qué esta labor entre tantas facetas que tiene la locución?

«Mi vida ha estado ligada a la historia del Julio Antonio Mella. Yo conocí este parque cuando era el estadio municipal Chicho Velázquez. Era un niño y me disponía a ayudar como recoge pelotas o pizarrero.

«La pasión por el deporte es parte de la tradición familiar. En mi casa todos éramos amantes del béisbol y lo practicábamos: mi papá y mi mamá fueron pitcher (él además era un excelente bateador) y mi hermano Juan Emilio Batista ha dedicado su vida al béisbol, primero como jugador, luego como periodista y ahora se dedica a las investigaciones históricas».

¿Realiza otras labores como locutor o se limita a la locución en el estadio?

«Actúo en diferentes actividades que se realizan en la provincia sobre todo en los actos políticos. He sido colaborador del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos como locutor de actividades y ceremonias y soy además declamador con resultados a nivel nacional.

«Recientemente obtuve premio en el onceno Festival Nacional de Artistas Aficionados del Minint, tengo el mérito artístico; es decir mi labor es amplia y para nada se circunscribe al terreno del Mella.

«En realidad considero que el estar activo en la realización de la locución en cultura u otros eventos me fortalece mejora mi dicción. Me gusta leer, me considero un buen lector, escribo sistemáticamente poemas, décimas, crónicas, las grabo en mi voz y las utilizo en las secciones del Poder Popular y en otros lugares donde me las solicitan.

«Este mundo de la palabra y de la voz me ha acompañado siempre y pienso que la he explotado y mientras pueda la seguiré usando para mi satisfacción personal».

¿Puede confesarnos su edad?

«Por supuesto, estoy orgulloso de decir que en este año celebré mi cumpleaños número 65».

¿Cuáles son las fortalezas o satisfacciones que en estos 65 años de vida le ha traído la locución?

«Mucha satisfacción. A veces uno como profesional no imagina cuánto las personas siguen lo que realizas. Yo hace años que no me puedo ocultar, ni por teléfono, ni en una parada. Donde hablo siempre hay alguien que escucha pensativo y dice: ¿usted es Amado Batista?

«Precisamente por eso me gusta tanto la actividad de la locución, por el nivel de complicidad que tiene con los oyentes. Mi familia es muy humilde y yo guardo en caja de oro ese gen de sencillez y amabilidad, que no dejo que se pierda porque pienso que las relaciones humanas alimentan el espíritu y hacen grande a cualquier hombre».

Así termino mi conversación con un grande de la locución en Las Tunas, quien además recalcó su disposición de, mientras tenga salud, fungir como la voz del estadio Julio Antonio Mella.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Adialim López Morales

Adialim López Morales, graduada de periodismo en la Universidad de Camaguey «Ignacio Agramonte y Loynaz» en el 2017. Le gusta y se desempeña actualmente en el periodismo deportivo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 + cuatro =