Opinión

La siempre creciente espiral del turismo cubano

La siempre creciente espiral del turismo cubano.El acumulado en las llegadas internacionales al cierre de octubre fue de tres millones 935 mil visitantes.

La Habana.- El turismo cubano crece indeteniblemente. Esta afirmación es punto de coincidencia entre los más reconocidos expertos tanto locales como extranjeros, quienes miran con buenos ojos una industria de los viajes en ascenso.

Ese es el caso de los criterios oportunamente vertidos por el profesor de turismo de la Universidad de La Habana e investigador José Luis Perelló, quien calificó de exitoso el desempeño de los viajes de cruceros hacia este país.

El catedrático ejemplificó que en este archipiélago, luego de un septiembre caracterizado por el azote del huracán Irma, esta modalidad de vacaciones aumentó.

Octubre último concluyó con un comportamiento favorable y un crecimiento del 4,3 por ciento comparado con el mismo mes de 2016.

El acumulado en las llegadas internacionales al cierre de octubre fue de tres millones 935 mil visitantes, que representa el 21,3 por ciento de crecimiento, comparado con igual período de 2016.

De estos datos, resaltan 3,3 millones de turistas de estancia, y 477 mil a bordo de buques cruceros.

Ya el 26 de noviembre, autoridades notificaron la cifra de 4,2 millones de visitantes extranjeros, y la real posibilidad de cerrar los 12 meses con algo más del plan de 4,7 millones.

Para la actual temporada alta (noviembre-abril), el sector turístico oferta todos los productos y modalidades, con 68 mil habitaciones en 382 hoteles, 88 de estos administrados por 20 cadenas internacionales.

El turismo canadiense continúa como principal mercado con 965 mil visitantes hasta el cierre de octubre, a pesar de mostrar una desaceleración en su crecimiento producto de la devaluación del dólar canadiense y el aumento en los precios de los paquetes turísticos.

En esa cuerda, la industria de viajes de Estados Unidos mantiene confianza en Cuba, pese a las restrictivas medidas promulgadas por el presidente Donald Trump, calificadas por La Habana como un reforzamiento del bloqueo económico, comercial y financiero.

Resultados significativos se presentan en el crecimiento acumulado de todos los principales mercados: Alemania (4,7 por ciento), Francia (19,4), Reino Unido (9,2) España (14,1), Italia (1,2), México (7,2), Argentina (1,5), Rusia (89,3) y China (14,2).

Situado como segundo mercado, después de Canadá, el segmento de viajeros estadounidenses crece, pues 544 mil estadounidenses visitaron el país hasta octubre, la mayoría a bordo de buques cruceros.

El turismo de barcos, una de las modalidades turísticas más extendidas a nivel mundial, representa una opción viable para garantizar un crecimiento en los flujos de visitantes.

Muchos entendidos significan que el Caribe constituye la principal zona del crucerismo mundial, con 40 por ciento de cuota de participación. Por su parte, desde hace varios años, Cuba se mantuvo excluida de los itinerarios de las mayores líneas de cruceros del Caribe.

Hasta el cierre de octubre de 2017, se reportó un sostenido flujo de visitantes de cruceros, con principal puerto de atraque en La Habana, que ya recibió 28 buques cruceros, con más de 270 escalas portuarias.

Un informe del 4 de noviembre del presente año elaborado por U.S.- Cuba Trade and Economic Council, Inc., con sede en Nueva York, expone que las tres grandes compañías de cruceros de Estados Unidos que incluyen a Cuba en sus itinerarios, ingresarán 623 millones de dólares de 2017 a 2019.

Según ese informe, los 286 viajes hacia Cuba, que en esos años se espera realicen las compañías Norwegian Cruises Lines (NCL), Carnival y Royal Caribbean, transportarán 455 mil pasajeros.

Señala que en 2016, cuando se restablecieron estos viajes desde Estados Unidos a Cuba, los ingresos brutos de tales compañías sumaron en conjunto 28 mil 800 millones de dólares, correspondientes a todos los viajes de sus 144 embarcaciones, con diferentes marcas.

También calculan que los viajes de los barcos de estas tres compañías significarán para Cuba ganancias por 64 millones de dólares en gastos de cruceristas y 19 millones de dólares por concepto de tasas portuarias.

El presidente de U.S.-Cuba Trade and Economic Council, John S. Kavulich, informó que el ingreso bruto de las 52 compañías estadounidenses que, desde 2014 viajan a Cuba, suma un millón de millones.

Esas cifras las cataloga el ejecutivo estadounidense como nada despreciables para las empresas de su país.

El encanto de Cuba

Cuba tiene por tanto un encanto muy particular, de ahí que los turoperadores estadounidenses siguen con entusiasmo la industria de los viajes de la isla caribeña.

Diversos informes dan cuenta, antes del cierre de año, que los turoperadores y agentes de viajes norteños mantienen sus apuestas por este archipiélago.

Los operadores con mayor experiencia en el mercado cubano coinciden en que todavía tienen espacio suficiente para hacer buenos negocios con uno de los destinos caribeños más apetecidos por sus clientes.

Según tituló Richard D’Ambrosio en la publicación especializada Travel Market Report, la industria de viajes es optimista sobre la adaptación a las nuevas restricciones del gobierno de Estados Unidos sobre Cuba.

Señala el comentarista que lo más preocupante de los obstáculos de Trump, en opinión de agentes de viajes de esa nación, es que su óptica está destinada a arrojar una luz negativa sobre los viajes a Cuba, lo que puede tener un efecto pernicioso para el crecimiento.

Otra consecuencia que se podrá evaluar con el paso del tiempo es la confusión y la histeria, y la apariencia de que viajar a la mayor de las Antillas está prohibido, dijo el gerente general de Cuba Travel Services, Michael Zuccato.

Sin embargo, al igual que Zuccato, muchos de sus colegas apuestan por el mercado cubano.

Y todo ello lo corroboraron los representantes de las más importantes líneas de cruceros del mundo, al reunirse en La Habana a fines de noviembre, en una coincidencia que en definitiva coloca al destino Cuba entre los primeros peldaños del Caribe. (Roberto F. Campos/PL)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Artículos relacionados

El tiempo será el que dicte la sentencia

Leydiana Leyva Romero

Que la formalidad no destruya las buenas ideas

Adialim López Morales

Fin del bloqueo a Cuba, un reclamo de la comunidad internacional

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


seis − 6 =