Las Tunas, Cuba. Viernes 17 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Paredes de madera

Paredes de madera

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Paredes de madera

«Demoré 3 meses en terminar cada uno, hay que ir poco a poco, al principio no sabía que lo iba a lograr». (tiempo21 /Foto Rey Betancourt).

Las Tunas.- Desde que entras a la casa de Manuel Ernesto Cabreja Carmenate, o Manolito, como lo llaman sus conocidos, tropiezas con obras de madera. Las pequeñas mariposas adornan las paredes, los hermosos cisnes, las variedades de flores, adornan los espejos, caballos de mar envuelven en su cola relojes; en fin, desde las mesas hasta los porta bombillos, la madera es símbolo en el hogar de Manolo, en esta ciudad capital de la provincia de Las Tunas .

«Considero que mis decoraciones son muy personales, la forma en la que decoro los espejos, por ejemplo. Las personas que trabajan la madera generalmente hacen cuadros, pero casi nadie tiene la idea de hacer flores, una mariposa en un costado, y son esas las cosas que me hacen soñar, casi más que la utilidad que tengan.

«Dentro de la artesanía lo que más me gusta es la marquetería. Es un trabajo de mucho sacrificio y a veces me lleva horas realizarlo, hasta el punto de que olvido los horarios de comida. Hay días en los que me paso hasta 12 horas seguidas en un trabajo, pero hasta que no lo termino no bajo del taller. En otras ocasiones me  causa un poco de estrés, porque puedes equivocarte  y entonces debes comenzar de nuevo. Por eso considero que este trabajo es de mucha constancia  y empeño, hasta lograr lo soñado».

Con medios rústicos y la recortería de madera desechada por los carpinteros, este hombre de 65 años lleva dos décadas formando hermosas figuras, todas fruto de su imaginación.«Siempre he dicho que tengo ese talento escondido. Empecé desde el pequeño formato, hasta  llegar a las grandes obras.

«Un buen día se me ocurrió crear un taller en la azotea de mi casa, con equipos artesanales, muchos de ellos realizados por mí. Comencé a trabajar la madera en mis tiempos libres y desde entonces todo el tiempo ocioso lo dedico a eso. 

«El problema mío es que donde quiera que yo veo un espacio en la casa, me quedo pensando y digo: ahí tiene que ir una obra de arte.

«Yo no me he asesorado con ningún artista, todo ha sido intuición propia. Veo en los libros los animales, cuáles son sus características, los estudio y los llevo a un boceto. No tengo un muestrario que me indique cómo hacerlo. Son ocurrencias propias».

¿Hay obras especiales para Manolo?

«Si, los pavos que tengo en la sala de mi casa miden aproximadamente un metro de alto cada uno. Son especiales por el tiempo que le dediqué y el esfuerzo para lograr mantenerlos de pie; son muy grandes y sus patas finas. En ocasiones pienso que me hablan. A uno de ellos un amigo le puso 11 postas porque tiene mucha carne. Solamente usted se fija en la pechuga que tiene, cuando eso se abra, ¡la cantidad de aserrín que hay allá dentro!»

Con su elocuencia y carisma al hablar, amplia cultura y preparación, Manolo desea que su arte también sea desvelo para muchos niños y jóvenes.

 «Aquí han venido algunos jóvenes a aprender, pero cuando se percatan que el trabajo no es fácil se van. Yo siempre he dicho que me interesa que aprendan, también los niños, estoy en disposición de enseñarles, mostrarles lo que he hecho y trasmitirlo porque sé que con su juventud, harían inclusive mejores obras que yo».

¿Considera que el paso de los años se ha vuelto freno para sus quehaceres?

«Para  nada, a pesar de que debo reconocer que con mi edad  los reflejos disminuyen me encuentro en plena salud física y mental. No padezco de la presión, y no frecuento el hospital porque nunca he presentado problemas. Siempre he estado activo, este trabajo me ayuda mucho física y mentalmente». 

Manolo es un artesano artista que disfruta sus paredes de madera. Cuando está en el taller goza al darle vida a trozos de madera que parecen sonreirle cuando alcanzan una forma que lo hace feliz, porque esa, su pasión, es la dueña de sus días.

Ver video

 

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Adialim López Morales

Adialim López Morales, graduada de periodismo en la Universidad de Camaguey «Ignacio Agramonte y Loynaz» en el 2017. Le gusta y se desempeña actualmente en el periodismo deportivo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


tres − 2 =