Las Tunas, Cuba. Miércoles 22 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Gente > «Ciclonero»

«Ciclonero»

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Volvieron a sus rutinas en el territorio los jóvenes y también experimentados linieros y especialistas que ahora están marcados por los ciclones como Ronel Gregorio Núñez Torres.«Así somos los linieros, siempre listos». Esa es la máxima a la que se apegan los obreros de la Empresa Eléctrica en la provincia de Las Tunas cuando se trata de partir para recuperar con urgencia los daños que ocasionan a las redes los huracanes en cualquier parte del país.

Siempre unidos en esa caravana que sale y regresa con rostros agotados, pero seguros de que dieron luz donde había desesperanza y oscuridad, y que juntos volvieron con vida a casa.

Escribo estas líneas porque ya están en Las Tunas los 96 hombres que apoyaron la recuperación de la provincia de Ciego de Ávila, tras el paso del huracán Irma. Volvieron a sus rutinas en el territorio los jóvenes y también experimentados linieros y especialistas que ahora están marcados por los ciclones como Ronel Gregorio Núñez Torres.

A este hombre de 48 años, del municipio de Majibacoa, lo encontré de nuevo entre las miradas de los que llegaron de tierra avileña y lo recordé en la noche del 28 de octubre del 2016, con el pulóver sudado, y de vuelta de una veintena de días laborando en municipios de la provincia de Guantánamo, devastado por Matthew.

– ¿Y qué hiciste ahora en Ciego?

– «Yo. Soy linero, chofer y «ciclonero»», responde con una risa corta.

Desde hace 24 años entrega su profesionalidad, seriedad y osadía a las misiones de su empresa, y desde el 2000 ha dejado su hogar en más de 10 ocasiones para restablecer los servicios afectados por los vientos huracanados que cada vez son más arrasadores en Cuba.

– ¿Llevas muchos años tras los ciclones?

– Desde el 2000 he participado en la recuperación de todos los ciclones que han pasado por distintas provincias de Cuba y todos los trabajos han sido duro, no se pueden comparar uno con otros. En Baracoa lo hicimos prácticamente a pie. Los carros no subían las lomas. Los dejábamos abajo y subíamos todas las herramientas, cables y todo al hombro.

– ¿Y ahora en Ciego de Ávila fueron muy difíciles las tareas?

– Fueron bastantes difíciles, en lugares muy engorrosos, de difícil acceso. Tuvimos que buscar otros equipos agrícolas para hacer trochas, y con ellos remolcar nuestros camiones y llegar hasta las interrupciones. Así tiramos postes, cables, nada era posible allí con nuestros equipos.

– ¿También tienes experiencias en el occidente de Cuba?

– Estuve también en Pinar del Río, en Isla de la Juventud, en La Habana… y en todas el trabajo ha sido duro porque por dondequiera que pasó un evento de este tipo lo que deja es trabajo y sacrifici»

– ¿Hay alegrías y tristezas, qué recuerdas?

– A la Isla de la Juventud nunca habíamos ido, y estábamos ansiosos por ir. Por suerte el daño a la población fue menos ese año. Y el de más tristeza fue el de Baracoa, cuando el Matthew. Ahí si acabó con cuantas cosas tenía la población, acabó con el café, con el cacao y con todo lo que tenían para sustentarse. Acabó con la vida de ellos. Eso fue triste.

– ¿Puedes entonces comparar estos dos desastres, Irma y Matthews?

– En el 2016 yo estuve en Baracoa y también en Maisí. No se puede comparar con lo que pasó ahora en Ciego de Ávila, pero estos desastres de ahora también fueron difíciles.  Ahora trabajé en el propio Ciego de Ávila, en Morón y en Bolivia. En Bolivia levantamos líneas completas, que fueron totalmente destruidas por el ciclón y atravesamos por lugares de muy difícil acceso, atravesando lomas, marabú, por cualquier lugar de aquellos parajes»

– ¿Quiénes quedan en casa cuando sales y apoyas la recuperación de en otras regiones?

– Allá quedan mi esposa con los dos hijos varones, uno de ellos tiene 17 años y está en 12 grado, el otro en la secundaria. Mi esposa atiende la citología en le municipio de Majibacoa. Ellos quedan bien.

– ¿Cuántos postes eléctricos has levantado en tu vida?

– Una cifra que no conté, no podría -dice y sonríe, mientras quizás busca en su mente un rápido recuento para responderse a él mismo la pregunta, pero al parecer no puede precisarlo porque su pensamiento se pierde entre ciclones y el trabajo diario, que al final constituyen la médula de su currículo profesional.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Adalys Ray Haynes

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Máster en Ciencias de la Comunicación, Universidad de La Habana. Se inició como reportera en Radio Victoria. Fue Jefa de Redacción y subdirectora del Sistema Informativo de la Radio en la provincia de Las Tunas. Presidenta de la delegación de la Unión de Periodistas de Cuba en Las Tunas. @adalyssr

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


7 × = veinte ocho