Las Tunas, Cuba. Sábado 18 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Revolución rusa, el suceso político más trascendente del siglo XX

Revolución rusa, el suceso político más trascendente del siglo XX

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Revolución rusa, el suceso político más trascendente del siglo XXAquellos “Diez días que estremecieron al mundo”, como los describiera magistralmente el periodista norteamericano John Reed, constituyeron y aún constituyen un paradigma imperecedero para la lucha de los pueblos del mundo por su liberación del yugo capitalista.

Hoy 7 de noviembre ( 25 de octubre en el antiguo calendario ruso) se cumple exactamente un siglo del triunfo de la Gran Revolución Socialista de Octubre, un acontecimiento inédito y de trascendental significación en la historia de la humanidad, pues fue la primera en que salió victorioso el proletariado oprimido.

La Revolución rusa, que lideró el genial Vladimir Ilich Lenin, superó el alcance de su más connotada predecesora, la Revolución Francesa, que había dejado implantada la propiedad privada capitalista sobre los grandes medios de producción y, por tanto, no cambió el régimen económico imperante.

Sin embargo, la sublevación de los bolcheviques rusos constituyó esencialmente el paso de la teoría del socialismo científico a la práctica humana de ese sistema social, mucho más justo y humanitario que sus antecesores.

Pero, ¿cuáles fueron las causas fundamentales que determinaron que aquel fenómeno social se produjera en una nación casi totalmente feudal como Rusia, y no en Inglaterra, Francia, Alemania u otro de los países europeos que tenían en aquellos tiempos un mayor desarrollo industrial y, por consiguiente, un proletariado más fuerte y organizado?

Los historiadores y otros estudiosos de la época coinciden en apuntar los siguientes factores económicos, sociales y políticos:

La entrada de la Rusia zarista en la Primera Guerra Mundial (1914) ocasionó que más de 15 millones de hombres se incorporaran al ejército, lo cual dejó un número insuficiente de trabajadores en las fábricas y las granjas y provocó una escasez generalizada de alimentos y materias primas. Como consecuencia de ello, los obreros enfrentaron insoportables condiciones de trabajo, con jornadas superiores a las 12 horas y bajos salarios.

Esa situación desencadenó muchas protestas y huelgas que reclamaban mejores condiciones laborales y salariales.

Pese a que algunas fábricas accedieron a las peticiones para elevar los salarios, la inflación provocada por la guerra anuló su efecto, pues los precios se elevaron considerablemente.

Las causas sociales de la Revolución tienen su origen en siglos de opresión del régimen zarista sobre los desposeídos. Baste decir que aproximadamente el 85 por ciento del pueblo ruso formaba parte del campesinado, oprimido por la aristocracia feudal y los funcionarios imperiales.

Este desolador panorama fue agravado por la Primera Guerra Mundial, que también aumentó el caos debido a la inmensa demanda de obreros para la producción industrial de artículos de guerra. Además, gran cantidad de campesinos emigraron hacia las ciudades, que pronto se vieron superpobladas y bajo condiciones de vida empeoradas por el conflicto armado, que exigía mayores cantidades de alimentos y otros recursos para el ejército.

Para colmo, esta situación se sumaba al descalabro experimentado por la política exterior rusa, especialmente en el Lejano Oriente, con el fracasado intento de la conquista de Manchuria y la debacle del ejército y la armada imperial durante la Guerra Ruso-Japonesa de 1905, que causaron profundo malestar en distintos sectores sociales del país.

En escenario tan tétrico existían las condiciones propicias para el alzamiento que dirigiera Lenin, máximo líder del Partido Bolchevique, en Petrogrado, entonces capital de Rusia, contra el gobierno provisional de Aleksandr Kerensky.

La insurrección terminó exitosamente y, a partir de entonces, el poder pasó a manos de los obreros y campesinos, principales fuerzas motrices de la revolución socialista.

Durante los primeros años del triunfo, bajo la genial dirección de Lenin hasta su prematura muerte en 1924, y en las décadas subsiguientes, los comunistas y el pueblo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, constituida en diciembre de 1922, libraron batallas colosales y alcanzaron, en los campos económico, social, político, cultural y militar, avances prodigiosos.

En relativamente breve tiempo histórico, convirtieron al empobrecido y explotado país que habían heredado en una potencia mundial de primer orden.

Son bien conocidos los errores humanos y demás factores externos e internos que ocasionaron la desintegración de la URSS en 1991, pero ello no opacó la significación histórica que tuvo la inconmensurable hazaña que protagonizaron los bolcheviques rusos.

A un siglo de distancia, la Gran Revolución Socialista de Octubre continúa siendo el referente primigenio para la dura lucha que por su soberanía desarrollan hoy muchos pueblos del mundo para librarse de la explotación que  impone el sistema imperialista.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Hernán Bosch

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente (1974). En ese año fue uno de los fundadores de la Agencia Cubana de Noticias (ACN) en la antigua provincia de Oriente. Trabajó como corresponsal de esa agencia en Santiago de Cuba durante tres años y luego realizó similar función por cerca de tres décadas en la corresponsalía de la provincia de Las Tunas, con una labor destacada en el tratamiento de temas diversos como la agricultura, la salud y los deportes. En 2007 reportó como enviado especial de la ACN los Juegos Deportivos de la ALBA, efectuados en Venezuela. Entre l981 y 1989 laboró en el periódico provincial ”26”, de Las Tunas, donde se desempeñó como jefe de Redacción, jefe de Información y reportero. Está jubilado y es miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @hrbosch

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× 6 = treinta