Las Tunas, Cuba. Miércoles 22 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Princesa celebra en el mejor palacio de familia

Princesa celebra en el mejor palacio de familia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Princesa celebra en el mejor palacio de familia

Maidelis se siente feliz. (Tiempoi21 /Fotos de la autora).

Las Tunas.- En su rostro atrapado por un delicado maquillaje habitaba la huella del nuevo despertar y la emoción; los cabellos vistosos se coronaban con un lindo detalle y la ternura de su edad la vio vestirse de princesa la tarde del sábado último de octubre.

Su casa era un constante ir y venir, mientras sus hermanos aparecían en la sala luciendo elegantes atuendos, y las tías, cual madres sabichosas, exigían a las chicas mayores el mejor peinado para las pequeñas.

Hasta el pequeño Emanuel, con su ataxia espinocerebrelosa tipo II, sabía que en la casa ese día el ambiente era especial y tendrían un gran baile para disfrutar la edad privilegiada de una de las chicas.

Maidelis Rodríguez Hernández celebró la fiesta de sus 15 años junto a la familia que desde hace casi tres calendarios llena con amor y esmeradas atenciones cada uno de los vacíos de su existencia.

Princesa celebra en el mejor palacio de familia

Maidelis junto a su padre.

Es la nueva princesa del Hogar de niños sin amparo filial de Las Tunas y tras la ternura de su mirada se esconden los avatares de la vida sin rumbo que conduce a su mamá, los estigmas del desequilibrio entre los suyos, la ligereza con que asume la supervivencia su casi nonagerario padre, pero habita un cada una de sus expresiones su nobleza de ser humano.

Mamá, papá y hermanas de sangre también compartieron su día especial, porque si no su felicidad no sería completa. Y como alma noble y tierna, en su rostro se dibujó esa peculiar expresión de quien ama de veras, al llegar al salón de la nueva casa, transformada en doncella, y recibir el beso en la frente de su progenitor.

Me siento muy bien y tengo mucha felicidad. Los quiero mucho, y siempre estaré apoyándolos en todo lo que hagan, precisa la quinceañera con la voz dulce y tierna del que habla desde el corazón.

«A mí me tratan aquí como a una reina; nos llevan a pasear a distintos lugares… Las tías nos enseñan los quehaceres, a limpiar, fregar…; y allí, en la tabaquería, estoy haciendo prácticas».   

Quiero mucho a mi familia, no duda en asegurar Maidelis, y sobre todo, en precisar: «Cuando salga de aquí voy a cuidar a mis padres y a mi hermanita; le voy a dar todo lo que me pidan».

«Me gustaría ser en la vida peluquera, manicura o trabajar en la fábrica de tabacos», sostiene y dice que allí la quieren mucho, aunque confiesa que en su nueva casa ha encontrado nuevos amigos.

Cuenta que es feliz y cuando le preguntan cuál es su concepto de la felicidad, no duda en responder que estar con sus amigos y padres, pero confiesa que añora que sus padres recuperen el matrimonio, pues están separados.  

Desde hace siete años Sonia Hernández Silva es la tía mayor del Hogar de niños sin amparo filial de la provincia de Las Tunas, donde vive Maidelis, y cuenta con agrado que la quinceañera es una señorita muy responsable, disciplinada, dispuesta para los quehaceres domésticos de su nueva casa, pero sobre todo la hace diferente a los otros 12 niños y jóvenes, su forma de dar cariño; quizá porque trata de repartir a los demás el que le ha faltado en la vida.    

Princesa celebra en el mejor palacio de familia

Sonia Hernández Silva.

«Nosotros pensamos lograr en ella una buena trabajadora. Es una niña que tiene su retraso mental leve, pero se proyecta con muy buena conducta. Se llevan muy bien; a veces se dicen hermanos, primos, y a nosotras nos dicen tías; eso nos llena de alegrías.

«Yo no puedo por naturaleza tener hijos, pero ellos son mis hijos. Nosotros queremos que sean felices, hagan una familia, y sobre todo sean buenos seres humanos, porque eso es lo que les enseñamos aquí».  

Maidelis descubre nuevos colores a la vida y con cada uno de ellos borra poco a poco las pinceladas de aquella existencia difícil en que deambulaba con su madre por calles de Las Tunas, entre incorrectas atenciones y rutinas que lastimaban su inocencia.

Una nueva familia la ama, son sus tías y hermanos del Hogar de Niños sin Amparo Filial de Las Tunas y en esta, la fecha más especial de su vida, sonríe y disfruta la belleza de sus 15 años.  

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cinco + = 11