Las Tunas, Cuba. Domingo 19 de Noviembre de 2017
Home > Cuba > Reiteran expertos cubanos: no existen evidencias de ataques acústicos

Reiteran expertos cubanos: no existen evidencias de ataques acústicos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Reiteran expertos cubanos: no existen evidencias de ataques acústicos. No hay precedentes de este tipo de agresión ni en Cuba ni en otras partes del mundo.

La Habana.- Expertos cubanos reiteraron que no existen evidencias de los ataques acústicos alegados por el gobierno de Estados Unidos contra sus diplomáticos en la isla, según un audiovisual transmitido por la televisión nacional.

Los investigadores expusieron en el material de unos 30 minutos de duración una amplia gama de argumentos basados en múltiples acciones de instrucción, periciales, técnicas y operativas.

Todo, en función de esclarecer los presuntos hechos en un área novedosa pues no hay precedentes de este tipo de agresión ni en Cuba ni en otras partes del mundo, reseñó el trabajo, difundido en horario estelar.

El teniente coronel del Ministerio del Interior Francisco Estrada explicó que entre las acciones desplegadas se tomaron declaraciones de testigos residentes en las zonas colindantes con la ocurrencia de los supuestos hechos.

Además -dijo- se efectuó la medición del espectro radioelectrónico y sonoro, así como la toma de muestras, también sonoras, en esos mismos ambientes.

Al mismo tiempo, una vez que las autoridades de Estados Unidos entregaron muestras recogidas por ellos se aplicaron dictámenes periciales a las mismas, subrayó el oficial en el video titulado Presuntos ataques acústicos, de la serie Las Razones de Cuba.

El pasado 17 de febrero el Departamento de Estado y la embajada de Estados Unidos en La Habana, informaron por primera vez al ministerio de Relaciones Exteriores y la embajada de Cuba en Washington la ocurrencia de tales incidentes entre noviembre de 2016 y el segundo mes de este año.

Las autoridades estadounidenses trasladaron que estos ‘ataques’ se produjeron con dispositivos sónicos de largo alcance y ocasionaron afectaciones a la salud de funcionarios de la sede diplomática y sus familiares.

Pero en Cuba no existe este tipo de tecnología y está prohibida la importación comercial de cualquier equipamiento con las referidas funciones, por lo que su introducción al país solo podría realizarse de manera ilegal, advirtió el material.

El teniente coronel Estrada, integrante del equipo de peritos que investiga el caso, cuestionó al jefe de seguridad de la embajada de Estados Unidos en Cuba, quien estaba ajeno a lo que fue reportado.

Algo que resulta llamativo, porque ese propio funcionario fue incluido después en el grupo que presuntamente sufrió daños a su salud, comentó.

Estada insistió en los obstáculos presentados en esta investigación, pues Washington no ha permitido el acceso a la evidencia, o sea, los lugares donde habrían ocurrido los citados ‘ataques’.

Uno de los elementos trasladados por el Departamento de Estado consistía en que los supuestos ataques se realizaban desde equipos acústicos de largo alcance y no aportó más información al respecto.

Pero durante la pesquisa de las autoridades cubanas no se obtuvieron datos o elementos que indicaran de algún equipamiento emisor de sonido como el descrito por la parte estadounidense.

Tampoco se detectaron intenciones, planes o la introducción de estos dispositivos por las fronteras aérea o marítima, en las cuales se reforzó la vigilancia en coordinación con la Aduana General de la República.

El teniente coronel Estada destacó también que los diplomáticos norteamericanos reconocieron que aprecian el incremento de las medidas de seguridad y solicitaron que se mantenga esta protección.

En el reportaje, se expuso igualmente que no hay ningún ciudadano del país que haya visitado una institución de salud refiriendo síntomas o padecimientos con la naturaleza de los ya descritos.

Al ser entrevistado el teniente coronel Juan Carlos Molina, ingeniero en Telecomunicaciones, afirmó que después de un análisis y verificar las pruebas aportadas por la parte estadounidense no aparecen indicios de causas reales de ataques acústicos.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, admitió que desconocen qué o quién provocó estos incidentes, por lo que la investigación aún continúa en ambos lados.

Aunque las fechas en que, al parecer, ocurrieron estos hechos fueron entre finales de 2016 y principios de 2017, no fue hasta agosto, varios meses después, que se hicieron públicos.

La Casa Blanca expulsó a 15 funcionarios cubanos de la embajada de La Habana en Washington, y retiró a la mitad de su personal aquí.

Al propio tiempo el gobierno de Estados Unidos emitió alertas de viaje a sus ciudadanos que visiten la isla, pese a los llamados de Cuba a que no se tomaran decisiones apresuradas ni se politizara este caso.

El audiovisual dejó claro que Cuba toma muy en serio sus responsabilidades en la protección del personal diplomático, apegada en todo momento convenios internacionales como la Convención de Viena (1961).

Sin embargo, legaciones en otros países y funcionarios cubanos del servicio exterior han sido víctimas en el pasado de actos terroristas, como fue el caso del diplomático Félix García, asesinado a balazos el 11 de septiembre de 1980 en plena calle de Nueva York, recordó. (PL)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve × 3 =