Las Tunas, Cuba. Domingo 19 de Noviembre de 2017
Home > Las Tunas > Afecta el bloqueo desarrollo habitacional en Las Tunas

Afecta el bloqueo desarrollo habitacional en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Afecta el bloqueo desarrollo habitacional en Las Tunas
Las Tunas.- El bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos se recrudece cada vez más e impacta directamente a la población cubana, desde hace casi 60 años.

Esta política cruel, injusta e inhumana obstaculiza el desarrollo habitacional de la familia al limitar en gran medida la construcción, restauración y reparación de viviendas, un asunto de gran sensibilidad para el pueblo de Las Tunas y que se ha agudizado tras las afectaciones causadas por  el paso  del huracán Irma por el territorio nacional.

José Rubén Peña Roselló, director del sistema de la vivienda en la  provincia, dijo que «el bloqueo incrementa los aranceles para la compra de materias primas, herramientas, equipos y otros recursos esenciales que hay que adquirirlos en países lejanos de Europa y Asia».

«Agregó que el cerco norteamericano dificulta también el acceso a tecnologías constructivas más eficientes, ligeras y de menor consumo de materiales básicos; en ese sentido si Cuba tuviera acceso a recursos de esa procedencia se acortarían los tiempos de edificación de inmuebles en beneficio de la población».

Señaló que como consecuencia de ello «la provincia se ve imposibilitada de proyectar planes constructivos y de conservación para satisfacer las necesidades más urgentes de viviendas, demora la recuperación de los afectados por eventos climatológicos, se incrementan los costos de las edificaciones y se limita le ejecución de edificios altos, con lo cual se aprovecha mejor el suelo».

José Rubén ponderó que más del 60 por ciento de las viviendas en la provincia son de cubierta ligera, que resultan más vulnerables al azote de huracanes «debido a que el bloqueo impide que puedan construirse de cubierta sólida, que son mucho más resistentes a esos eventos».

A pesar de ello son ingentes los esfuerzos del Gobierno cubano en la búsqueda de alternativas para enfrentar el bloqueo; desde  el 2010 se liberó la venta de materiales de la construcción para dar la posibilidad a las personas de realizar acciones constructivas.

En enero del 2012 comenzó en el país el proceso de otorgamiento de subsidios a personas con bajo nivel adquisitivo, para la edificación, reparación y mantenimiento de sus viviendas por esfuerzo propio, una política del Estado para la protección a los núcleos familiares más vulnerables.

De esa fecha acá se han destinado millones de pesos a subsidios, por concepto de la venta de materiales, cifra que pudiera ser mayor para los más necesitados y que en las Tunas han beneficiado a más de tres mil 600 familias de bajos ingresos, incluidos los afectados recientemente por el huracán Irma y que se acogen a las distintas formas de pago establecidas.

Entre los favorecidos está Jorge Luis Batista Pérez, residente en el reparto La Victoria, quien hace cuatro años recibió un subsidio de 90 mil pesos, debido a la mala situación de su vivienda «gracias a la Revolución podré disfrutar pronto de una morada confortable; pero si no existiera el bloqueo hubiera más materiales para resolver el problemas del país y yo habría terminado más rápidamente mi casa».

Otra tunera subsidiada  con 90 mil pesos es Tomasa Martínez Girón, vecina de la comunidad de Palancón en la periferia de esta ciudad cabecera, que le falta concluir el baño y la cocina «sin dudas la falta de recursos ha incidido en ello, porque escasean mucho y eso tiene que ver con el bloqueo que impide la entrada de materias primas al país».

Así piensa también Héctor Leyva Santos, un señor que vive solo con dos hijos adolescentes en el barrio Las Margaritas «mi casa estaba muy mala, con el subsidio he podido adquirir gran parte de los materiales pero hay muchas limitaciones de recursos, si no fuera por eso estarían más baratos».

Esa política unilateral aplicada por la mayor potencia mundial, que dura ya más de medio siglo, cobra marcada dimensión social, al impactar directamente en el mejoramiento del nivel de vida de los cubanos así piensa Maité Alfonso Méndez, especialista de la Dirección provincial de Comercio.

«Hay veces que la presencia del cemento gris se ve afectada, las personas esperan por ese producto que tarda mucho en llegar y si no existiera el bloqueo habría mayor presencia y por tanto la población se beneficiaría y pudiera construir más».

Así también opina Isabel Martínez, afectada por el huracán Ike «gracias al subsidio estoy construyendo mi casa, pero el bloqueo impide la entrada de materiales para terminarla y aun así el Estado se las ingenia para resolver los problemas más urgentes de viviendas».

Otra subsidiada es Claudina Chivás Sánchez, quien recibió 58 mil pesos para acciones de rehabilitación y dice que «he adquirido gran parte de los materiales pero el bloqueo nos afecta porque hay producciones que no se hacen porque depende de otros países, multan a las empresas y por eso tienen miedo de comerciar con Cuba».

A pesar de las negativas influencias del bloqueo, el proceso inversionista en Las Tunas continúa avanzando sobre todo en materia de vivienda; de ahí que entre los retos esenciales que enfrenta hoy la provincia está seguir buscando alternativas para mejorar el fondo habitacional y lograr la satisfacción y el bienestar de los pobladores.

/cpn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Edelmis Cruz Rodríguez

Periodista. Graduada de la Universidad de Oriente. Como reportera atiende los temas de la Construcción y las organizaciones sociales, fundamentalmente. Es constante en el trabajo diario como una de sus características principales. Le gusta trabajar los temas de la mujer y los colectivos laborales en la base. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @EdelmisCruz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cuatro × = 36