Grandeza de la cultura cubana resplandeció en Bolivia
Cultura

La cultura cubana resplandeció en Bolivia

Grandeza de la cultura cubana resplandeció en Bolivia
.En Bolivia se celebró a ritmo de rumba y otros géneros, el Día de la cultura cubana.

La Paz.- A ritmo de rumba, son, trova y salsa, pueblos hermanos de América Latina celebraron en esta ciudad boliviana el Día de la Cultura Cubana, efeméride instituida un día como hoy del año 1980.
Al intervenir en la velada cultural que tuvo lugar en el Ministerio de Culturas y Turismo, el embajador cubano en Bolivia, Benigno Pérez, evocó aquel 20 de octubre de 1868, cuando por primera vez se entonaron las notas del Himno Nacional, nacido con el nombre de La Bayamesa.

En su discurso, el diplomático se refirió a las cualidades comunes que distinguen a Cuba como nación, a esa mezcla extraordinaria de herencias indígenas, españolas y africanas.

«Cada verso de La Bayamesa es un llamado a la lucha por la libertad, un grito de guerra», aseveró Pérez al recordar el coraje de hombres como Carlos Manuel de Céspedes y su determinación de liberar a la nación antillana del yugo colonial español de aquellos años.

A criterio del funcionario, la efeméride reverencia la grandeza de la cultura cubana, considerada un referente en los cinco continentes por contar con reconocimientos internacionales.

En ese sentido, recordó que la Rumba -género musical nacido en Cuba durante el siglo XIX- fue distinguida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Durante la velada -que contó con la participación de representantes de las misiones diplomáticas de Venezuela y Nicaragua en La Paz, el director de la compañía Pequeño Teatro, Guido Arze, declamó el poema Balada de los abuelos, del poeta nacional de Cuba, Nicolás Guillén.

La música llegó de la mano del trovador Silvio Alejandro Rodríguez mediante las piezas El colibrí, un clásico cubano del siglo XVII y Con la adarga al brazo, del cantautor Frank Delgado.

Dirigido por el percusionista boliviano Jorge Echazú, el grupo Shangó puso a bailar a jóvenes y adultos al interpretar Un montón de estrellas, del cantante y compositor cubano Polo Montañez.

Bailes en honor a deidades africanas y danzas campesinas también matizaron la velada que ratificó la riqueza de la cultura cubana en todas sus expresiones.

/cpn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Participan artesanos de Las Tunas en Fiart 2018

Yanetsy Palomares Pérez

Intercambia Presidente de la UPEC con periodistas de Radio Victoria

Yanetsy Palomares Pérez

Se alista Teatro Tuyo para celebrar su 20 cumpleaños

Enviar Comentario


− 6 = tres