Las Tunas, Cuba. Lunes 23 de Octubre de 2017
Home > El mundo > Defender a Venezuela es luchar por la preservación de la humanidad

Defender a Venezuela es luchar por la preservación de la humanidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Defender a Venezuela es luchar por la preservación de la humanidad
La jornada solidaria tuvo un impacto favorable en la búsqueda de acciones para frenar el avance imperial de Estados Unidos.

Caracas.- Más de 200 delegados de 60 países se reunieron en Caracas para defender la soberanía de la nación sudamericana porque la paz es el camino, porque en Venezuela y en su proceso revolucionario radican las esperanzas de los pueblos de América Latina y el mundo.

Una jornada que la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez, calificó de histórica y satisfactoria, con un impacto favorable en la búsqueda de acciones para frenar el avance imperial de Estados Unidos y de sus acólitos de la derecha nacional e internacional.

Los delegados ratificaron tras cuatro días de debates, del 16 al 19 de septiembre, su compromiso con la salvaguarda de la Revolución bolivariana y humanista que impulsa el presidente Nicolás Maduro en medio de un brutal asedio de Washington.

Tarea que plasmaron por unanimidad en la Proclama de Caracas, conclusiva de la jornada Todos Somos Venezuela: diálogo mundial por la paz, la soberanía y la democracia bolivariana, pues la consideraron como una labor obligatoria para la protección, además, de la independencia, la autodeterminación y la integración de los pueblos.

Los participantes, entre los que se encontraban intelectuales y personalidades políticas como el presidente de Bolivia, Evo Morales, acordaron que ese compromiso con la patria del Libertador Simón Bolívar debe materializarse en todos los países con el desarrollo de una amplia y permanente jornada de solidaridad.

Esa réplica mundial de amor y apoyo será protagonizada por cada organización política, social, religiosa y de trabajadores y trabajadoras de carácter democrático, como afirmaron sus representantes en el foro internacional.

También destacaron la urgencia de incrementar la campaña en favor de los venezolanos, pues advirtieron que los ataques del imperialismo norteamericano y sus acciones desestabilizadoras son cada día más virulentos.

Al respecto, rememoraron que su expresión más dramática fue la violencia fascista promovida por la derecha nacional de abril a julio, la cual dejó el lamentable saldo de 115 fallecidos, miles de heridos, destrozos generalizados y la agresión psicológica de la que fue objeto todo el pueblo venezolano.

«Hoy, el imperialismo norteamericano asume la agresión política de manera directa en la persona del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien además de amenazar con el empleo de la intervención militar, encabeza una acción de cerco diplomático pocas veces vista», repudiaron.

De igual modo, criticaron la complicidad con el imperio de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de algunos gobiernos latinoamericanos para socavar la fortaleza de la democracia venezolana.

Unidos al pueblo en una marcha antiimperialista para cerrar esa cumbre de la paz, los delegados calificaron dicha agresión contra la Revolución bolivariana de una flagrante violación de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, refrendada en 2014, en Cuba, durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

La declaración de La Habana defiende, entre otros, el derecho soberano de cada país a definir su propio destino sin injerencia extranjera, y cuando se ataca la integralidad de la Asamblea Nacional Constituyente, un ejemplo puramente democrático sin igual en el mundo, se viola ese precepto rubricado por todas las naciones del continente, coincidieron varios delegados.

Asimismo manifestaron la convicción de la importancia del diálogo político promovido por el presidente Nicolás Maduro, que tuvo su expresión más reciente en la reunión que sostuvieran en República Dominicana los representantes del gobierno con los de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), alianza que reúne a los factores más recalcitrantes de la oposición venezolana.

Sin embargo, pese a la confirmación de los encuentros políticos en Santo Domingo, dichos actores de la ultraderecha insisten en desconocerlos. Lo anterior forma parte de las mentiras y tergiversaciones que diseminan en el mundo sobre la situación de Venezuela, con el apoyo de las grandes trasnacionales de la comunicación, repudiaron los tejedores de la verdad.

Por eso, los defensores de la paz y la democracia insistieron en el capitalino teatro Teresa Carreño, en la necesidad de crear una red de la verdad como un comité que propague la realidad de la nación sudamericana y logre derrumbar la campaña anti venezolana apostada en las redes sociales y en las televisoras internacionales.

Su mayor «error» es el ejemplo de dignidad

Tales aprobaciones, aclamadas con vítores a la memoria de los Comandantes Fidel Castro, Hugo Chávez y Ernesto Che Guevara, son el más claro ejemplo del despertar de los pueblos, pues quienes asistieron a la cita lo hicieron convencidos de la importancia del momento histórico para la preservación de la humanidad.

En declaraciones a Prensa Latina, el político socialista y sindicalista argentino Ariel Basteiro destacó la relevancia del evento para los hermanos latinoamericanos, ya que se desarrolló en un momento de avance del imperialismo para amedrentar los procesos populares de la Patria Grande.

«Hoy Venezuela está haciendo atacada para intentar que su democracia no se fortalezca, para que los cambios que pide el pueblo y las decisiones del gobierno en función de estos no se generen», indicó Basteiro, quien fue embajador del gobierno de Cristina Fernández en Bolivia.

Igualmente advirtió que la derecha internacional y sus representantes le están haciendo pagar a la nación bolivariana su desafío de ser un ejemplo de dignidad y por haber sido quizás la que forjó el primer paso en los procesos de cambios de Latinoamérica en los últimos 18 años.

Su compatriota, Paula Klachco, quien forma parte de la Red de intelectuales en defensa de la humanidad, coincidió que Venezuela es una amenaza para los intereses de la Casa Blanca porque las relaciones humanas y solidarias que se tejen en ese país, igual que en Cuba, «enseñan de dignidad a toda la humanidad, y eso atenta contra el capitalismo».

«Además quieren el petróleo, el oro, los recursos naturales, pero sobre todo lo que más temen es el ejemplo, el hermoso ejemplo de dignidad que da este pueblo, que con todos los sacrificios, con todos los obstáculos, sigue adelante en pos de un futuro de bienestar para todos», sentenció la socióloga y profesora universitaria. (Livia Rodríguez Delis)

/ymp/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cuatro × 5 =