Cuba busca mejorar productividad de la tierra y calidad de los suelos
  • Portada
  • Las Tunas
  • Adoptan medidas en Las Tunas para proteger suelos dañados por huracán Irma
Las Tunas

Adoptan medidas en Las Tunas para proteger suelos dañados por huracán Irma

Adoptan medidas en Las Tunas para proteger suelos dañados por huracán Irma

Las buenas prácticas agrarias en los ocho municipios tuneros incluyen la labranza mínima, la aplicación de humus de lombriz, compost, residuos de la industria azucarera, estiércol vacuno, gallinaza, y restos de cosecha.

Las Tunas.- Los trabajadores del Sistema de la Agricultura en la provincia de Las Tunas aplican medidas agroecológicas para elevar la fertilidad de los suelos, que ya estaban degradados en más del 70 por ciento y hoy muestran mayores afectaciones tras el paso del huracán Irma.

Entre esas acciones se encuentran varias prácticas concernientes a la agricultura de conservación, como es la cobertura del terreno con restos de cosecha o con las plantas derribadas por los vientos.

Por ejemplo, en el caso de las áreas plataneras, la adición al suelo de las hojas y las cepas que perdieron su valor vegetativo reporta gran beneficio económico y ambiental, pues añaden abonos orgánicos y contribuyen a la sustitución de importaciones de fertilizantes industriales y a la salud del entorno natural.

Ubicada a unos 700 kilómetros al este de La Habana, Las Tunas es la provincia de Cuba con menor promedio de lluvias en el año, no cuenta con grandes fuentes de agua ni suficientes sistemas de riego, por lo cual sus agricultores han desarrollado un fuerte movimiento agroecológico, que ahora reporta utilidades.

Las buenas prácticas agrarias en los ocho municipios tuneros incluyen la labranza mínima, la aplicación de humus de lombriz, compost, residuos de la industria azucarera, estiércol vacuno, gallinaza, y restos de cosecha, como ya se mencionó.

También es usual diversificar, rotar e intercalar los cultivos; el empleo de biofertilizantes y bioplaguicidas; la siembra de barreras vivas para disminuir la erosión, y el establecimiento de sistemas agroforestales, en los que se producen alimentos en asociación con los árboles.

En la propagación de esos saberes desempeña un papel muy importante el Movimiento Agroecológico de Campesino a Campesino, organizado por la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), que ya integra a unas nueve mil fincas en este oriental territorio.

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube
 

Artículos relacionados

Recuerdan aniversario de la Comandancia de San Joaquín

Yeisnel Vázquez

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Enviar Comentario


7 − = cuatro