Las Tunas, Cuba. Domingo 19 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Ernesto Carmenate, el internacionalismo en un rostro tunero

Ernesto Carmenate, el internacionalismo en un rostro tunero

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Ernesto Carmenate, el internacionalismo en un rostro tunero

Ernesto Carmenate Díaz. (Tiempo21/Foto Angeluis)

Las Tunas.- Ernesto Carmenate Díaz busca en su memoria el momento exacto que lo acerca a los nativos de Colombia, allá en las selvas de Sudamérica, cuando los días eran más largos que las noches en el afán de acabar con el analfabetismo que invadía a los más desfavorecidos.

«Era impresionante la pobreza de tantas personas que vivían en la más profunda ignorancia, sin saber nada ni siquiera del mundo que las rodeaba, en pésimas condiciones sociales», dice y vuelve su mirada sobre las fotos que lo transportan al país de los ballenatos.

Como uno de los 10 pedagogos cubanos escogidos para consolidar los métodos Yo sí puedo y Yo sí puedo seguir luego de que el gobierno colombiano confirmara los fructíferos resultados de la alternativa aplicada en otros países del continente; por eso, Ernesto se siente orgulloso.

«Hoy tengo la satisfacción de haber contribuido con la declaración de Boyacá como el primer departamento libre de analfabetismo en Colombia».

Aunque al inicio de su llegada a tierras andinas no faltó el rechazo de algunos directivos del sector, el proceder de los maestros cubanos que dio cobertura educativa de forma gratuita a los pobladores de los lugares más intrincados, eliminó todo posible prejuicio que se pudiera tener sobre la capacidad del sistema educacional de la mayor de Las Antillas y de sus protagonistas.

Hoy Ernesto es funcionario de la Dirección de Educación en la provincia de Las Tunas, pero su experiencia en el aula como maestro primario le otorgó el conocimiento necesario para desenvolverse en escenarios ajenos y desconocidos.

«Aunque la práctica en una escuela cubana es totalmente distinta al contexto extranjero donde alfabetizamos, las habilidades que los maestros adquirimos cuando enfrentamos un aula nos proporciona hábitos y destrezas inimaginables.

«Cada estudiante tiene una particularidad que influye en su aprendizaje. Los educadores cubanos sabemos adaptar nuestras clases a cada uno de ellos, sin que se perciba algún indicio de preferencia por unos e indiferencia hacia otros».

También alega que como todo profesional del magisterio en Cuba, está dispuesto a revertir situaciones y resarcir el analfabetismo en cualquier punto de la geografía internacional donde se le necesite, porque ya forma parte de la solidaridad y la colaboración de Cuba en el ámbito educacional en cualquier país.

Vea entrevista completa en video

/mdn/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Yaicelin Palma Tejas

Graduada de periodismo en la Universidad Ignacio Agramonte, de la provincia de Camaguey (2016). Atiende los temas de la educación. Desde pequeña le fascinaba ser maestra o periodista, pero se decidió por el Periodismo porque es la manera de expresar lo que siente y ayudar a mejorar su entorno desde su lugar. Le gustan las historias de vida para dar a conocer el mundo que cada persona lleva dentro. Es amante de la lectura, la poesía y el baile. Ha sido premiada en concursos del sector como el Nacional 26 de Julio. Es presidenta del Club Juvenil de la Prensa en Las Tunas. yaicelinpt@rvictoria.icrt.cu

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


seis × = 12